El Ejército sirio denuncia un nuevo ataque de Israel contra su territorio

(SOS).- El Ejército sirio anunció hoy que ha repelido un ataque israelí con cohetes contra posiciones militares en las afueras de Damasco y advirtió a Israel de la repercusión de este tipo de agresiones.

La Comandancia General de las Fuerzas Armadas de Siria señaló en un comunicado que sus defensas antiaéreas “repelieron tres ataques israelíes con cohetes contra posiciones castrenses en la zona de Al Qatifa” en la periferia de la capital.

El Ejército sirio dijo que “las agresiones israelíes reafirman el apoyo de la entidad sionista (en referencia a Israel) a las organizaciones terroristas en Siria y sus intento desesperados de elevar su moral a la luz de los golpes sufridos”.

En ese sentido, hizo referencia a las recientes victorias de las fuerza gubernamentales en Harasta, en la región de Guta Oriental, el principal bastión rebelde de la periferia damascena, y en Idlib, en el norte sirio.

Por otro lado, la Comandancia del Ejército insistió en “las serias repercusiones de la agresión de la entidad sionista ocupante”, a la que achacó la completa responsabilidad de las consecuencias.

Las autoridades israelíes han declinado valorar por el momento este incidente. Aunque el jefe de la Fuerza Aérea israelí desveló en agosto que sus militares habían realizado un centenar de ataques en territorio sirio, el Gobierno israelí suele evitar confirmar o desmentir este tipo de operaciones.

Según la prensa regional, los autores del ataque fueron aviones de Israel que lanzaron la pasada madrugada los proyectiles contra Al Qatifa desde el espacio aéreo libanés.

El bombardeo tuvo como blanco depósitos de armas de la División III del Ejército sirio, añadieron estas mismas fuentes.

El impacto de los cohetes causó varias explosiones en la zona y un incendio, sin que se hayan registrado víctimas.

Los medios de comunicación destacaron que los sistemas de defensa aérea sirios habrían alcanzado a uno de los cazas israelíes.

No es la primera vez que se produce un suceso de este tipo. El pasado 4 de diciembre, baterías antiaéreas del Ejército sirio interceptaron varios proyectiles lanzados por aviones israelíes cerca de Damasco.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Siria pide a las tropas estadounidenses y turcas que abandonen inmediatamente su país

(SOS).- El embajador de Siria ante Naciones Unidas, Bashar al-Jaafari, ha pedido este viernes a las fuerzas estadounidenses y turcas que operan en su país que lo abandonen inmediatamente por suponer una violación de su integridad territorial.

“La insistencia de Estados Unidos a la hora de mantener sus fuerzas en territorio sirio sin el consentimiento del Gobierno es una agresión a la soberanía de Siria y contradice las disposiciones de la Carta de la ONU y las resoluciones pertinentes”, ha asegurado el diplomático durante su comparecencia.

La presencia de tropas turcas en territorio sirio es igualmente un acto de agresión, en contradicción con lo acordado en la cuarta ronda de negociaciones de Astaná, celebrada en mayo pasado, ha añadido.

Damasco ha instado en reiteradas ocasiones a Washington y Ankara a retirar sus tropas de Siria, reiterando que los soldados estadounidenses y turcos no han sido invitados por el Gobierno sirio para llevar a cabo operaciones militares en el país.

Por otra parte, el embajador de Siria ha lamentado las “medidas económicas coercitivas y unilaterales” impuestas contra su país por Estados Unidos y la Unión Europea, y que ha tachado de “ilegales porque no fueron emitidas por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU”, máximo órgano ejecutivo de la institución.

Al Jaafari también ha anunciado que Damasco realizará todos los esfuerzos que estén en su mano para lograr que sea un éxito el congreso de diálogo nacional sirio, que se celebrará los días 29 y 30 de enero en la ciudad rusa de Sochi. El diplomático espera que las decisiones tomadas en esa cumbre sirvan de base para el acercamiento entre los sirios.

(Fuente: Agencias)

Siria exige la retirada inmediata de las fuerzas turcas de la provincia de Idlib

(SOS).- Siria ha exigido la retirada “inmediata e incondicional” de las tropas turcas de la provincia siria de Idlib, cuyo despliegue equivale a una “agresión flagrante”, ha señalado el Ministerio de Exteriores sirio.

“La República Árabe Siria condena en los términos más enérgicos la incursión de unidades militares turcas en la provincia de Idlib, que constituye una grave agresión contra la soberanía y la integridad territorial de Siria y una violación flagrante del derecho internacional”, ha manifestado Exteriores en un comunicado.

Desde la Cancillería siria han asegurado que la “incursión” de las tropas turcas constituye un “incumplimiento” del acuerdo alcanzado por Rusia, Turquía e Irán en la capital de Kazajistán, Astaná.

“El régimen turco no puede justificar de ninguna de las maneras” su acción, ha subrayado el Ministerio de Exteriores sirio, al tiempo que ha recordado que Turquía “tiene que cumplir con lo estipulado en el acuerdo de Astaná”.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha aseverado que las medidas adoptadas están dirigidas a mantener la seguridad en la frontera entre las dos naciones.

El pasado jueves, el Ejército turco anunció el despliegue de sus fuerzas en la provincia de Idlib. Los medios de comunicación indicaron que varias decenas de vehículos blindados y un centenar de militares cruzaron el paso fronterizo de Bab al-Hawa esa misma noche.

Según el portavoz de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) en Afrin, Rojhat Roj, el convoy militar turco se trasladó a los puntos de contacto con las milicias kurdas y en ningún caso a zonas de Idlib.

Diferentes analistas internacionales consideran que la operación turca en suelo sirio tiene como objetivo evitar una mayor influencia de las YPG y de sus aliados en el norte del país árabe.

(Fuente: Agencias)

Siria amenaza a Estados Unidos con represalias si sufre una nueva agresión

(SOS).- El viceministro de Exteriores de Siria, Faisal al-Miqdad, afirmó ayer que Estados Unidos “debe estudiar minuciosamente las posibles acciones de Damasco y Moscú como respuesta a cualquier nueva agresión” contra su país.

La semana pasada, la Casa Blanca acusó al presidente de Siria, Bashar al-Assad, de preparar un nuevo ataque con armas químicas que “probablemente resultaría en el asesinato masivo de civiles, incluidos niños inocentes”. Además, Washington advirtió que, en el caso de que decidiera llevarlo a cabo, el Gobierno sirio “pagará un alto precio”.

Diferentes medios de comunicación indicaron el pasado 1 de julio que 30 militantes se habían intoxicado con gas cloro en el suburbio damasquino de Ein Tarma, mientras que el Ejército sirio aseguró que esa información era falsa.

Al respecto, Al Miqdad reiteró que “Siria eliminó todas sus armas químicas” y recordó que eso es así desde que destruyó todos sus almacenes con armamento de ese tipo en 2014. Además, destacó que el proceso estuvo supervisado por especialistas internacionales y representantes de los países occidentales, entre ellos Estados Unidos, quienes confirmaron que el país árabe cumplió con todos sus compromisos.

Por su parte, Rusia tildó de “inadmisibles” las amenazas estadounidenses “contra el Gobierno legítimo de Siria” y alertó sobre las posibles provocaciones de los grupos extremistas.

Después de que la coalición internacional liderada por Estados Unidos derribó un caza sirio en la provincia de Al Raqa el mes pasado, el Ministerio de Defensa de Rusia prometió que sus defensas antiaéreas desplegadas en Siria seguirán a todos los aviones en las zonas donde opera la Fuerza Aérea rusa contra el Estado Islámico y otros grupos extremistas.

El 4 de abril se produjo un supuesto incidente químico en Jan Sheijun. Faisal al-Miqdad indicó que Washington se opuso al envío de un grupo de expertos al lugar para investigar el posible uso del gas sarín y, a cambio, acusó sin pruebas a Damasco de utilizar armas químicas y castigó a Siria con un ataque militar tres días después.

Al respecto, el alto funcionario sirio dijo que esa “agresión” a la base aérea de Shairat, crucial para la ofensiva antiterrorista de Siria, no tuvo “razones morales ni políticas”.

(Fuente: Agencias)