Siria derriba un caza israelí que participaba en una operación militar en el país árabe

(SOS).- Los sistemas de defensa antiaérea de Siria derribaron este sábado un cazabombardero F-16 israelí que participaba en una misión en territorio sirio. Los pilotos pudieron abandonar el aparato antes de estrellarse y fueron rescatados en el norte de Israel, según informó un portavoz de las Fuerzas Armadas. Uno de ellos, se encuentra en estado grave en el Hospital de Haifa.

El F-16 había destruido junto con otros aviones de combate las instalaciones de donde partió un “dron iraní” interceptado pocas horas antes por un helicóptero Apache israelí cuando se dirigía a los Altos del Golán, la meseta siria ocupada por Israel desde 1967.

El Ejército sirio disparó misiles tierra-aire en respuesta a una “agresión” contra una base militar en centro del país y “más de un avión” israelí fueron alcanzados, según un comunicado oficial. Las fuerzas gubernamentales sirias anunciaron que tras el derribo del cazabombardero también alcanzaron a impactar un dron israelí en el oeste de la provincia de Damasco.

Una nueva incursión israelí contra puestos militares sirios fue registrada poco después. Un portavoz militar israelí precisó que su aviación había lanzado una operación a gran escala que afectó a una docena de instalaciones contra las baterías antiaéreas sirias.

“Las Fuerzas de Defensa israelíes han atacado numerosos (12) objetivos militares sirios e iraníes en Siria, en respuesta a una agresión iraní”, hizo saber el teniente coronel Jonathan Conricus en su cuenta oficial de Twitter.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se dirigió a la Kiria (Cuartel General del Ejército y ministerio de Defensa) en Tel Aviv para reunirse de forma extraordinaria con la cúpula militar.

A raíz de los incidentes de hoy, Israel dijo que “está preparado para todos los escenarios” y que “continuará atacando cuando sea necesario”.

Las afueras de Damasco y los Altos del Golán se encuentran bajo alarma en plena escalada de enfrentamientos entre ambos países.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Dos ataques aéreos de Israel en la frontera entre Siria y Líbano

(SOS).- La aviación israelí ha efectuado hoy dos ataques aéreos cerca de la frontera entre Siria y Líbano tras haber interceptado un avión no tripulado “de fabricación iraní” en los Altos del Golán.

El ataque ha tenido como blanco la colina de Rachaha, al este de la localidad de Chebaa, un sector disputado entre Líbano, Siria e Israel.

Medios de comunicación libaneses han afirmado que el ataque se lanzó desde Siria y ocurrió después de que Israel abatiese un avión no tripulado que, según un comunicado del Ejército israelí, “intentó infiltrarse en el espacio aéreo israelí en los Altos del Golán”, territorio sirio ocupado desde 1967.

Desde el estallido del conflicto en 2011, han sido frecuentes los ataques aéreos y con artillería de las fuerzas israelíes a las posiciones del Ejército sirio.

El pasado mes de marzo, tras una de esas incursiones, el Ejército sirio disparó misiles contra los aviones de combate israelíes, en el considerado incidente más grave entre ambos países en seis años.

El suceso tiene lugar tras semanas de una intensa campaña israelí contra lo que considera un aumento de la influencia y presencia iraní en el sur de Siria.

Israel teme que los 18 mil combatientes de la Guardia Revolucionaria iraní y de Hezbolá alistados en las filas del Gobierno de Damasco se acaben desplegando frente a los Altos del Golán.

Por su parte, la coalición internacional liderada por Estados Unidos ha cerrado la base siria de Al Zakaf, en la frontera con Irak, por “requerimientos operacionales”, aunque no ha sido evacuada, dijo a la prensa una fuente de la alianza.

“A lo largo de Siria e Irak, la coalición ha establecido y cerrado numerosas bases, según la situación operacional, para garantizar que proporcionamos un apoyo efectivo a nuestros socios”, explicó el director de Asuntos Públicos de la alianza, el coronel Thomas Veale.

Pese a la clausura de Al Zakaf, Veale afirmó que tanto la coalición como sus aliados, los grupos rebeldes que operan en la zona para luchar contra el Estado Islámico, todavía operan en Al Tanf, a unos kilómetros al sur y también en la frontera con Irak.

“La coalición prosigue su misión de entrenar a las fuerzas aliadas en la región de las tres fronteras (Siria-Irak-Jordania) como parte de su campaña para derrotar al Estado Islámico en Siria e Irak”, aseguró Veale.

En ese sentido, recordó que desde hace un año la coalición lleva a cabo patrullas en el área y entrena y prepara al Ejército de los Comandos de la Revolución (una facción armada rebelde que opera en Siria) para luchar contra los milicianos vestidos de negro.

Esa zona ha sido en el pasado escenario de encontronazos entre la coalición y sus aliados, por un lado, y las fuerzas leales al Gobierno de Damasco.

El pasado 20 de junio, el Ejército de los Comandos de la Revolución derribó un avión no tripulado iraní cuando sobrevolaba Al Zakaf, después de que lanzara una bomba contra la base, que no explotó.

Al Zakaf y Al Tanf se ubican en una región desértica del este de la provincia central siria de Homs, limítrofe con Irak y cerca de la frontera con Jordania.

(Fuente: Agencias)

Estados Unidos prosigue su escalada en Siria

(SOS).- El Ejército sirio ha puesto en marcha una ofensiva contra los grupos armados rebeldes en la región de Al Badia, donde los milicianos apoyados por la coalición internacional que lidera Estados Unidos controlan una franja desértica que hace frontera con Irak.

Las tropas gubernamentales se han movilizado hacia Bir Qassab, una localidad ubicada a 75 kilómetros de Damasco que constituye una línea de suministros clave para el llamado Ejército Libre Sirio (ELS).

El ELS capturó Bir Qassab hace meses cuando fue abandonada por el Estado Islámico para replegar a sus combatientes en Al Raqa.

Las Fuerzas Armadas sirias libran una dura pugna con el ELS por el control de los territorios que la organización radical sunita ha dejado en esta franja desértica.

La tensión sigue arreciando en el país árabe. En esta línea, Estados Unidos justificó el lunes el derribo de un avión militar sirio porque supuestamente atacaba a sus aliados kurdos, que preparan el asalto a Al Raqa.

Rusia, que apoya militarmente al Gobierno de Damasco y combate a los yihadistas, reaccionó al ataque advirtiendo de que considerará como objetivos las aeronaves de la coalición que sean detectadas al oeste del río Éufrates. También amenazó con romper el canal de comunicación con Estados Unidos creado para evitar incidentes aéreos.

Tras el aviso ruso, Australia anunció, como “medida de precaución”, la suspensión temporal de su participación en los bombardeos de la coalición en Siria.

Ayer, también se conoció que un avión F-15E de Estados Unidos derribó un dron sirio cerca de la base de Al Tanf, donde la coalición está formando a los rebeldes.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que los recientes ataques norteamericanos en ‎Siria podrían ser muy peligrosos y conducir a una escalada bélica.‎

“Efectivamente estoy preocupado y espero que esto no conduzca a una escalada del conflicto que ya es dramático”, declaró Guterres durante una conferencia de prensa.

Los riesgos de una confrontación directa entre Estados Unidos y Rusia han aumentado, y algunos analistas incluso dirían que son un hecho, dado el aumento del número de incidentes en las últimas semanas.

Próximamente, podrían producirse mayores choques entre Washington y Moscú,  sean intencionales o accidentales. Máxime si los canales de comunicación se usan cada vez más esporádicamente y los estadounidenses aumentan gradualmente sus operaciones de apoyo a las milicias rebeldes.

(Fuente: Agencias)