Astaná acoge una nueva ronda de consultas sirias

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, participará el 14 y 15 de mayo en Astaná en la nueva ronda de consultas para el arreglo del conflicto en el país árabe, según informó hoy la Cancillería kazaja.

“En calidad de observadora participará una delegación de la ONU presidida por De Mistura y una delegación de Jordania”, detalló el comunicado oficial.

El diplomático italo-sueco ya había participado en la octava ronda celebrada en diciembre pasado en la que se convocó un congreso nacional sirio, que tuvo lugar en enero en el balneario ruso de Sochi.

En la última conferencia de donantes en Bruselas, la ONU y la Unión Europea insistieron en que el cese de las hostilidades en Siria es la única vía posible para lograr una solución política y humanitaria.

La Cancillería kazaja también señaló que todos los invitados, desde las delegaciones del Gobierno sirio y los rebeldes, a las de los países garantes —Rusia, Turquía e Irán—, han confirmado su presencia.

Según los países garantes, en la novena ronda de consultas se abordará la situación sobre el terreno, el funcionamiento de las zonas de distensión y nuevas medidas políticas y humanitarias que contribuyan a la paz en Siria.

A finales de abril los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Turquía acordaron dar pasos concretos para impulsar el arreglo del conflicto sirio, después del bombardeo occidental en represalia por el supuesto ataque del Ejército sirio en Guta Oriental.

Entonces, el ministro turco, Mevlut Cavusoglu, denunció que las YPG (las Unidades de Protección del Pueblo) controlan el 25 por ciento del territorio sirio con el beneplácito de Estados Unidos.

Los mayores logros de las consultas de Astaná fueron el mecanismo para supervisar el alto el fuego y la creación de varias zonas de seguridad en el país árabe.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Rusia, Turquía e Irán se opondrán a los intentos de minar la paz en Siria

(SOS).- Los ministros de Exteriores de Turquía, Irán y Rusia se reunieron este sábado en Moscú para continuar las conversaciones sobre un alto el fuego en Siria.

El canciller Sergei Lavrov afirmó hoy que Rusia, Irán y Turquía harán frente a los intentos de minar el proceso de arreglo al conflicto en el país árabe, al término de una reunión con su colega turco, Mevlut Cavusoglu, e iraní, Mohamad Yavad Zarif.

El jefe de la diplomacia rusa aseguró que los tres países acordaron hoy “pasos concretos” para impulsar, “colectiva e individualmente”, el arreglo en Siria.

“Al mismo tiempo, hemos destacado que vamos a hacer frente a los intentos de minar nuestro trabajo conjunto”, dijo Lavrov en una rueda de prensa, acompañado por sus homólogos turco e iraní.

El ministro ruso de Exteriores calificó de “extremadamente destructivas” las declaraciones de algunos representantes de los grupos armados, que exigen el cumplimiento de condiciones previas para el arreglo del conflicto y la celebración de negociaciones políticas.

“Como condiciones previas plantean el cambio de régimen, que los dirigentes de la República Árabe Siria sean juzgados como criminales de guerra”, explicó.

Según Lavrov, estas exigencias buscan “entorpecer al máximo” los esfuerzos en pos de la reanudación del proceso negociador.

“Debemos constatar los continuos intentos de poner trabas al diálogo entre los sirios, obstaculizar la formación del comité constitucional”, insistió.

El canciller ruso recordó que la decisión de crear este comité la aprobaron los participantes del Congreso de Diálogo Nacional sirio, que se desarrolló a finales de enero en la ciudad rusa de Sochi, y la apoyaron el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

No obstante, “los sucesos de las últimas semanas muestran que no todos quieren la paz en Siria”, lamentó.

“Mientras creamos y construimos, ciertos colegas intentan destruir los resultados de los esfuerzos constructivos comunes, sin detenerse ante las violaciones del derecho internacional, como sucedió durante el ataque contra Siria de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido el pasado 14 de abril”, aseveró Lavrov.

El ministro ruso resaltó que “los ataques de misiles efectuados contra el Estado soberano sirio no solo dispararon la tensión en el país y en el escenario internacional, sino golpearon las perspectivas de un avance inmediato en el proceso de paz”.

En este contexto, exhortó a acordar cuanto antes medidas colectivas en el marco de las consultas de Astaná para continuar “avanzando hacia la paz y la normalización en Siria en estas condiciones sumamente difíciles”.

En enero de 2017, las autoridades de Ankara, Teherán y Moscú iniciaron un proceso de conversaciones sobre Siria en la capital de Kazajistán, con el objetivo de lograr un alto el fuego permanente.

El pasado 4 de abril, los presidentes de los tres países celebraron una cumbre trilateral en Ankara para avanzar en las “zonas de distensión” acordadas como un paso hacia una solución política al conflicto.

La solución se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná, copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

A principios de abril, el enviado especial del Kremlin para Siria, Alexandr Lavrentiev, comunicó que la novena ronda de las consultas sobre Siria en la capital kazaja está prevista para el 14 y 15 de mayo.

(Fuente: Agencias)

De Mistura se reúne en Moscú con Lavrov para rebajar la tensión en Siria

(SOS).- El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se reunieron ayer en Moscú para rebajar las tensiones en Siria.

“Lo importante es no salirse del cauce del derecho internacional y vamos a exigir a nuestros socios que sigan precisamente esa línea y no traten de recurrir a combinaciones geopolíticas en detrimento de los intereses del pueblo sirio”, dijo Lavrov durante la reunión con De Mistura.

El jefe de la diplomacia rusa recordó que desde su último encuentro ha pasado menos de un mes, pero ahora las condiciones son “mucho menos halagüeñas” que entonces.

“Aún así no podemos rendirnos y haremos lo posible para no alejarnos de los acuerdos clave conseguidos en el Consejo de Seguridad en el marco del proceso de arreglo sirio y en el Congreso de Diálogo Nacional Sirio en Sochi”, señaló.

El diplomático sueco, por su parte, señaló que vino a Moscú por encargo del secretario general de la ONU y con el objetivo de acelerar las consultas sobre Siria después de una semana “muy tensa”.

Asimismo, se congratuló por el hecho de que pese a las tensiones, continúe funcionando el mecanismo especial entre los militares de Rusia y Estados Unidos para evitar incidentes en Siria, lo que permite, subrayó, esquivar unas consecuencias más graves.

De Mistura insistió en la necesidad de continuar los esfuerzos para rebajar la tensión en Siria. “Creo que tanto nosotros como ustedes estamos interesados en eso”, afirmó.

Al término de la reunión con el enviado especial de la ONU, Lavrov aseguró que las partes llegaron a un “entendimiento” sobre las vías de una desescalada en Siria y coincidieron en el rechazo de la solución militar del conflicto.

“Tanto nosotros como nuestros amigos de la ONU coincidimos en que el problema sirio no tiene solución militar y los intentos de aplicar ese guión amenazan con las consecuencias más nefastas tanto para Siria como para la estabilidad regional”, resumió el canciller ruso.

Por otra parte, Lavrov destacó la disposición que tiene el jefe de Estado ruso, Vladimir Putin, en sostener un encuentro próximamente con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Desde el Kremlin esperan que la Casa Blanca concrete la visita de Putin a Washington, después de que el mandatario estadounidense le extendiera una invitación durante el mes de marzo del presente año.

“El presidente de Estados Unidos hizo esa invitación en una conversación telefónica, algo que ya se sabe. Dijo que se alegrará de ver a Putin en la Casa Blanca. (…) No queremos ser insistentes, pero tampoco queremos ser descorteses, y esperamos que el presidente Trump concretará la invitación que hizo”, declaró el ministro de Exteriores.

A pesar del distanciamiento que ha existido a raíz de las acusaciones de Reino Unido por el caso Skripal y los ataques de Estados Unidos a Siria, el canciller ruso señaló la firme intención del presidente Vladimir Putin de asistir al encuentro en Washington.

(Fuente: Agencias)

Turquía dice que no hay solución para Siria si el presidente Bashar al-Assad sigue en el poder

(SOS).- El presidente turco Recep Tayyip Erdogan, en visita oficial a Túnez, calificó de “terrorista” al presidente sirio, Bashar al-Assad, y afirmó que no hay ninguna solución posible para Siria mientras se mantenga en el poder.

“Es absolutamente imposible que se produzcan avances si Assad continúa en Siria”, declaró Erdogan durante una conferencia de prensa junto a su homólogo tunecino, Beji Caid Essebsi, en el palacio presidencial de Cártago.

“Lo digo muy claramente: Bashar al-Assad es un terrorista que ha recurrido al terrorismo de Estado”, y subrayó: “no debemos decir que Assad puede servirnos; si lo hacemos, estaremos cometiendo una injusticia con el pueblo sirio”.

De esta manera el presidente turco recalcó la posición de Ankara, días más tarde de haber lanzado la denominada “cumbre de diálogo nacional” que tendrá lugar a finales de enero de 2018 en la ciudad rusa de Sochi y a la que asistirán, además de Turquía, Rusia e Irán.

En respuesta, el Gobierno de Damasco dijo que “Erdogan engaña a la opinión pública con sus burbujas políticas, en un intento desesperado de absolverse de los crímenes cometidos contra el pueblo sirio por su apoyo ilimitado a grupos terroristas en Siria, lo que ha quedado claro ante el mundo”.

El Ministerio sirio de Exteriores aseguró en un comunicado que “la agresión” y la entrada de fuerzas turcas en el territorio sirio revelan que Turquía respalda al “terrorismo takfirí”.

Desde octubre pasado, varios convoyes militares turcos han cruzado a Siria, en dirección a la provincia de Idlib y el oeste de Alepo como fuerza para rebajar las tensiones, en el marco de los acuerdos de Astaná entre Rusia e Irán, aliados de las autoridades sirias, y Turquía, que apoya a los rebeldes.

El Ministerio de Exteriores recordó que el mandatario turco ha convertido a su país en “una gran cárcel y amordaza la voz de los medios de comunicación, de los intelectuales y de cualquiera que se oponga a sus políticas destructivas contra Siria”. También consideró que el presidente de Turquía carece de credibilidad para dar discursos que “muestran el rango de la tensión y confusión causada por sus torpes políticas”.

La citada fuente gubernamental destacó que “la paranoia y las fantasías de Erdogan sobre el pasado le han hecho olvidar que su viejo imperio se ha desvanecido y que la gente libre del mundo tiene la elección de tomar sus propias decisiones nacionales y defender su soberanía, por lo que no permitirá que interfiera en sus asuntos”.

La marcha de Bashar al Assad del poder es el principal requisito de las facciones rebeldes para llevar a cabo negociaciones con el fin encontrar una salida política al conflicto sirio, lo que es rechazado rotundamente por el Gobierno de Damasco.

(Fuente: Agencias)

Los ministros de Exteriores y Defensa rusos se reúnen con el mediador de la ONU para Siria

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, manifestó hoy que no hay alternativa a las negociaciones de Ginebra, al reunirse con los ministros rusos de Exteriores y Defensa, Serguei Lavrov y Serguei Shoigu.

“Debemos trabajar para que Ginebra dé resultados, ya que no hay alternativa al proceso de Ginebra, que ha sido reconocido por la comunidad internacional y se celebra bajo la égida de la ONU”, señaló De Mistura al inicio del encuentro.

El diplomático italo-sueco aseguró que está a punto de acabar un año “importante” para el arreglo del conflicto y que “la crisis siria vive un momento clave”.

“Ha llegado la hora de avanzar en el proceso político”, apuntó el mediador de la ONU, quien admitió que la última ronda de negociaciones en la ciudad suiza no ofreció resultados.

Al mismo tiempo, De Mistura reconoció que el diálogo en las consultas de Astaná, una iniciativa rusa que celebra su octava ronda, “ayudó a reducir la escalada en Siria”.

“Debemos reconocer que en Siria se están produciendo resultados significativos”, dijo y expresó su confianza de que en la capital kazaja se avance en la liberación de prisioneros de guerra.

Precisamente, De Mistura asistirá el viernes a la segunda jornada de consultas en Astaná, donde presentará nuevas ideas para impulsar una transición política en Siria.

Por su parte, Lavrov denunció en la reunión con el enviado especial de la ONU para Siria que algunos países intentan dificultar el arreglo del conflicto en el país árabe.

Además, recordó que mañana en Astaná se abordarán asuntos como el régimen de cese del fuego y la situación humanitaria, y destacó la iniciativa rusa apoyada por Irán y Turquía para convocar un congreso de diálogo nacional sirio.

“Todas estas acciones están dirigidas a cumplir con las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU y están llamadas a crear las mejores condiciones para las negociaciones bajo la égida de la ONU”, indicó el ministros ruso de Exteriores.

La octava ronda de consultas sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria (Astaná-8) comenzó hoy en la capital kazaja, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajistán.

“Las reuniones de los expertos ya han empezado. Se desarrollan a puerta cerrada en formato bilateral y multilateral”, explicó a la prensa el portavoz de la cancillería kazaja, Anuar Zhainakov.

Zhainakov añadió que a la cita asisten representantes de los grupos rebeldes y el Gobierno sirio, así como de los tres países garantes: Rusia, Irán y Turquía.

La delegación de Rusia la encabeza el enviado especial de Moscú para Siria, Alexander Lavrentiev, mientras que al frente de la de Irán y Turquía están sus viceministros de Exteriores, Sedat Onal y Husein Yaberi Ansari, respectivamente.

A las consultas de Astaná-8, que se centran en el problema de la liberación de los prisioneros y los rehenes, así como la búsqueda de personas desaparecidas, asisten también observadores de Jordania y Estados Unidos.

Otro de los asuntos importantes a debatir en la capital kazaja es la celebración de un congreso de diálogo nacional sirio, que Rusia se ha ofrecido a acoger.

(Fuente: Agencias)

Putin y Erdogan anuncian una nueva cumbre en Rusia para resolver el conflicto sirio

(SOS).- Los presidentes de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y de Rusia, Vladimir Putin, anunciaron en Ankara una próxima cumbre en la ciudad rusa de Sochi para resolver el conflicto de Siria.

“Hemos hablado de Siria. Volveremos a encontrarnos en el tiempo más breve posible en Sochi”, dijo Erdogan en una comparecencia conjunta ante la prensa.

Por su parte, Putin confirmó que la conferencia de Sochi se celebrará “a inicios del año que viene” y que allí se debatirá el futuro de la estructura estatal de Siria.

Los participantes abordarán “temas tan importantes para todo el pueblo sirio como los parámetros de la futura estructura estatal, la aprobación de la constitución y la celebración de elecciones bajo el control de la ONU”, explicó.

“Hemos hablado hoy también de esto con Assad”, añadió el líder ruso, que se reunió el lunes por la mañana con su homólogo sirio en la base aérea de Khmeimim en Siria, horas antes de volar a El Cairo y luego a Ankara.

El jefe del Kremlin recordó en su intervención que se entrevistó con Erdogan el pasado 22 de noviembre en Sochi, en una cumbre en la que participó también el presidente iraní, Hasan Rohani, y prometió convertir la próxima reunión en esa ciudad en un “congreso internacional”.

Putin llegó a Ankara ayer por la noche procedente de El Cairo, donde se había reunido con el presidente egipcio, Abdelfatah al-Sisi, para firmar un acuerdo de cooperación nuclear civil.

El mandatario ruso se había encontrado ese mismo día por la mañana con el presidente Bashar al-Assad en una base aérea cerca la ciudad siria de Latakia. Allí, ordenó que “una parte significativa del contingente militar ruso que se encuentra en la República Árabe de Siria regrese a casa, a Rusia”.

“Casi todo el territorio sirio se ha liberado de los terroristas. Si todavía hay resistencia de terroristas, responderemos”, destacó el jefe del Kremlin en Ankara.

Vladimir Putin prometió asimismo trabajar para “acelerar las conversaciones de Ginebra”, entre el Gobierno sirio y los diferentes grupos rebeldes, para poner fin a la guerra en el país árabe.

A su vez, Erdogan aseguró que “como países garantes de los Acuerdos de Astaná, haremos una importante contribución a las conversaciones de Ginebra”.

Ankara y Moscú apoyan bandos enfrentados en el conflicto: Rusia respalda a las autoridades de Damasco y Turquía apoya a grupos rebeldes de orientación islamista.

Además, el Ejército ruso mantiene posiciones en el enclave kurdo de Afrin, en el extremo noroeste sirio, mientras que Turquía considera “terroristas” a las milicias kurdas que dominan esta región.

Pero las Fuerzas Armadas de ambos países empezaron en octubre pasado a colaborar en la provincia siria de Idlib, al oeste de Alepo, cuando Turquía envió tropas a esa zona para establecer puntos de control y supervisión. Este movimiento había sido acordado con Rusia en Astaná, en el marco de un acuerdo para reducir los enfrentamientos en Siria.

Tras su cita de este lunes en Ankara, el presidente ruso y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, se han reunido ya siete veces en lo que va de año. El diálogo entre ambos dirigentes es muy intenso después de haber superado la crisis que provocó el derribo de un cazabombardero ruso por parte de un avión de combate turco al norte de Siria.

(Fuente: Agencias)

Rusia plantea a Estados Unidos elaborar un plan conjunto para Siria

(SOS).- El Gobierno ruso ha defendido elevar a un nuevo nivel el proceso de solución de la crisis siria, para lo cual serían necesarios “esfuerzos conjuntos” de Rusia y Estados Unidos. Así, Siria podría estar en la agenda de un posible encuentro entre Vladimir Putin y Donald Trump aprovechando la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) de esta semana.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha destacado la importancia de los avances logrados recientemente en Siria. Sin embargo, “se requieren esfuerzos conjuntos para elevar a un nuevo y distinto nivel” el proceso de la búsqueda de la solución a la guerra.

“Todo ello requiere una u otra forma de cooperación” entre Moscú y Washington, ha apuntado Peskov en declaraciones a la prensa.

En este sentido, ha señalado que la cuestión de Siria estará en la agenda de la posible reunión entre los presidentes de Rusia y Estados Unidos, Vladimir Putin y Donald Trump, que podría tener lugar en Vietnam durante la cumbre del APEC.

Según Peskov, existen numerosos temas que los dos mandatarios podrían tratar. Por tanto, “es de interés mutuo que los dos presidentes tengan tiempo suficiente para dialogar”.

No se descarta hasta el momento que los dos líderes se reúnan durante la cumbre de la APEC que arranca hoy en la ciudad vietnamita de Da Nang. La posibilidad del encuentro fue señalada tanto por el Kremlin como por la Casa Blanca, auque no ha sido confirmada aún de forma oficial por ninguna de las dos partes.

Las relaciones entre Moscú y Washington atraviesan por uno de los peores momentos desde la caída de la Unión Soviética en 1991, pese a la simpatía personal que se declaran Putin y Trump y de su manifiesta intención de mejorar esa situación.

Mientras, un alto cargo del Gobierno de Estados Unidos se ha reunido la semana pasada en Damasco con el jefe de seguridad nacional de Siria, en el encuentro de mayor nivel entre representantes de ambos países que ha tenido lugar desde el inicio del conflicto, en 2011.

“Es un importante paso”, ha dicho una fuente cercana a las autoridades del país árabe sobre la reunión. “Pero Siria no confía en la posición estadounidense”, ha apostillado.

(Fuente: Agencias)