Putin y Rohani destacan la cooperación de sus países en la lucha contra el terrorismo en Siria

(SOS).- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su colega iraní, Hasan Rohani, destacaron la cooperación de sus países en la lucha contra el terrorismo en Siria, durante la reunión bilateral que mantuvieron en el marco de la V Cumbre del Caspio celebrada en la ciudad kazaja de Aktau.

“Tenemos un gran volumen de cooperación, sobre muchas cuestiones del Caspio y sobre el arreglo de crisis agudas, incluida la crisis siria”, dijo Putin al inicio del encuentro.

El jefe del Kremlin adelantó que el arreglo del conflicto sirio sería el tema central de las conversaciones con Rohani, que tuvieron lugar tras la histórica firma de la Convención sobre el estatus jurídico del mar Caspio por los líderes de Rusia, Kazajistán, Azerbaiyán, Turkmenistán e Irán, los cinco países que comparten su ribera.

“Quisiera informarle sobre la marcha de los contactos con nuestros socios para tratar este complejo asunto”, se dirigió a su homólogo el mandatario ruso, en referencia a las negociaciones que Moscú quiere emprender con Turquía y otros países para hallar una solución definitiva al conflicto sirio.

A su vez, Rohani destacó que las victorias del Ejército sirio sobre el Estado Islámico (EI) y otros grupos yihadistas que actúan en Siria han sido posibles gracias a la cooperación entre Rusia e Irán.

“Todo el mundo ha sido testigo de cómo, con ayuda de Irán y Rusia, el Ejército sirio ha podido jugar un importante papel en la lucha contra el terrorismo en el interior de su país”, subrayó el líder iraní.

Rusia e Irán, añadió, tienen “el objetivo común de instaurar la estabilidad y la paz en toda la región”.

“En los últimos años hemos tenido dos grandes éxitos. El primero es la cooperación de Irán, Rusia y otros países para lograr consensos en el marco del acuerdo nuclear. El segundo éxito es la cooperación de Rusia, Irán y Turquía para instaurar la paz y estabilidad en Siria”, afirmó Rohani.

Poco antes, durante su intervención en la Cumbre del Caspio, el presidente de Irán destacó que los otros cuatro países de la región van a defender el Plan de Acción Conjunto y Completo (JCPOA), conocido como acuerdo nuclear, del que se ha salido Estados Unidos.

Rohani recalcó que los países unidos por el mar Caspio “se pronuncian en contra de las acciones unilaterales que se desarrollan hoy día por algunos países”, en alusión a Estados Unidos, que además de abandonar el acuerdo ya ha adoptado nuevas sanciones contra Teherán.

Anuncios

Putin apoya a Siria en la cumbre de la OCS y pide más lucha antiterrorista

(SOS).- El presidente ruso, Vladimir Putin, manifestó en la cumbre de la Organización para la Cooperación de Shanghái (OCS) su apoyo a los gobiernos de Siria e Irán y subrayó que la prioridad de este bloque, que agrupa a China, Pakistán, India y países de Asia Central, debe ser la lucha antiterrorista.

“Una de las prioridades de la OCS debe ser la asistencia diplomática mutua en conflictos próximos a nuestras fronteras”, insistió Putin en Qingdao (este de China) ante los mandatarios del bloque y los presidentes de Irán, Afganistán, Bielorrusia y Mongolia, miembros observadores de la organización.

El presidente ruso subrayó la preocupación de su país por la retirada de Estados Unidos de los acuerdos nucleares de 2015 con Irán, lo que en su opinión “puede desestabilizar más aún la situación”.

Ante ello, pidió una consistente y completa aplicación de ese pacto (el llamado Plan de Acción Conjunto y Completo), que aún mantiene Irán con los otros cinco países firmantes (Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania).

Sobre el conflicto sirio, Putin destacó que “se han conseguido significativos resultados en el combate al terrorismo” que es materia prioritaria de la OCS, “gracias a los esfuerzos del Gobierno de Siria con Rusia, Turquía, Irán y otros socios”.

“La actividad terrorista en el país ha sido aplastada, abriendo el camino a una solución política del conflicto”, afirmó el mandatario ruso, quien señaló que las autoridades de Damasco ya controlan un territorio en el que vive el 90 por ciento de la población siria.

“El Gobierno sirio ha cumplido plenamente sus obligaciones y ha mostrado interés en abrir un diálogo político”, insistió Putin.

El presidente ruso también mencionó el acercamiento entre Estados Unidos y Corea del Norte, que cristalizará el próximo martes con una histórica cumbre entre sus líderes Donald Trump y Kim Jong-un a la que dio la bienvenida, aunque destacó especialmente “la importancia de China en la resolución de la crisis”.

Ante el presidente afgano, Ashraf Ghani, el jefe del Kremlin señaló que la OCS debe conceder especial importancia a la situación en ese país observador del bloque, “combatiendo el terrorismo, la producción de drogas, y asistiendo a su reconciliación nacional, su recuperación económica y su estabilización”.

Nabih Berri: Las fuerzas iraníes y Hezbolá seguirán en Siria hasta derrotar el terrorismo

(SOS).- El presidente del Parlamento de Líbano, Nabih Berri, ha afirmado este miércoles que el partido-milicia chií libanés Hezbolá y las fuerzas iraníes no se retirarán de Siria mientras continúen las operaciones contra el terrorismo.

Estados Unidos exige la retirada de esas fuerzas pese a que tiene tropas en el territorio sirio sin permiso del Gobierno legítimo del país, ha recordado el político libanés.

“(No se retirarán) mientras no se libere a Siria y se recupere su integridad territorial”, ha indicado, en una entrevista.

Así, ha resaltado que las fuerzas iraníes se encuentran desplegadas en Siria a petición de las autoridades de Damasco y ha manifestado que, “de no ser por Hezbolá, el Estado Islámico ya estaría” en Líbano.

Berri, miembro de la comunidad chií y recientemente elegido para un sexto mandato consecutivo como presidente del Parlamento, ha apuntado además que Líbano y Siria son “como hermanos gemelos”. “Todo lo que sucede en Siria incide en Líbano”, ha añadido.

En este sentido, se ha pronunciado contra una división territorial de Siria y ha argumentado que ello implicaría un cambio a nivel regional y un reparto de las zonas de influencia en Oriente Medio.

“Será imposible lograr una solución política de la crisis en Siria sin negociaciones en las que participen Rusia, Estados Unidos, Turquía, Irán, Arabia Saudí, Egipto y algún país de la Unión Europea”, ha aseverado.

Según el octogenario dirigente chií, las posibles negociaciones se podrían organizar en un formato parecido al del Grupo 5+1, que logró el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) sobre el programa nuclear de Irán.

Por otra parte, ha asegurado que la cooperación entre Beirut y Teherán no ha sufrido cambios por las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos contra Irán. “Tenemos excelentes relaciones con Teherán, no es nada nuevo”, ha sostenido.

El presidente del Parlamento libanés ha criticado además la decisión de Washington de trasladar a Jerusalén su Embajada en Israel y la ha descrito como “un abuso de un poder que no tiene”.

A su vez, el Gobierno de Estados Unidos ha anunciado que pondrá en libertad en Siria a un ciudadano norteamericano acusado de ser miembro del Estado Islámico.

El hombre, con doble nacionalidad estadounidense y saudí, fue capturado en Siria y estuvo retenido en Irak sin representación legal hasta que la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) intervino en su nombre ante el tribunal federal de Estados Unidos en octubre de 2017.

“El Gobierno ha admitido por fin que no tiene motivos para continuar reteniendo a nuestro cliente”, ha manifestado el abogado Jonathan Hafetz, de la ACLU, en un comunicado.

El detenido fue capturado en septiembre de 2017 por las FDS, una coalición de milicias respaldadas por Washington, antes de ser entregado a Estados Unidos.

Siria exige a Turquía que retire sus tropas de su territorio

(SOS).- El Gobierno sirio exigió este lunes a Turquía que retire sus tropas de inmediato de su territorio, después de que el Ejército turco tomara el control de la ciudad siria de Afrin, en el noroeste del país árabe.

Las autoridades sirias realizaron esta petición en dos cartas enviadas por su Ministerio de Exteriores a la Secretaría General y el Consejo de Seguridad de la ONU.

“Al mismo tiempo que la República Árabe de Siria condena la ocupación turca y sus crímenes insta a las fuerzas turcas invasoras a retirarse de inmediato del suelo sirio que ocupan”, señaló Exteriores en las citadas misivas.

El Gobierno de Damasco también solicitó al Consejo de Seguridad que “asuma su responsabilidad para detener estos ataques y trabaje para la retirada inmediata de las fuerzas turcas del territorio sirio”.

El ministerio dijo que la ocupación turca de la ciudad de Afrin “es un acto ilegal que contradice los principios y la Carta de la ONU”.

Asimismo, denunció que miles de civiles han muerto y resultado heridos, mientras que decenas de miles han sido obligados a desplazarse de sus casas en Afrin.

El Gobierno sirio aseguró que las fuerzas turcas llevan a cabo “una política de limpieza étnica” y han saqueado las propiedades de los ciudadanos y destruido sus casas, además de arrestar a muchos en centros de detención, lo que “contraviene la ley humanitaria internacional”.

Recordó que todas las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre Siria defienden la preservación de su integridad territorial y de su pueblo, y el respeto a su soberanía.

Sin embargo, “el régimen de (Recep Tayyip) Erdogan no solo ha violado las normas más básicas de buena vecindad sino que amenaza con ocupar más partes de Siria en las provincias de Alepo, Al Raqa y Hasaka”, apuntó el Ministerio de Exteriores.

En su opinión, “estas políticas (turcas) no pueden separarse de la agresión continua de Estados Unidos y su coalición ilegal contra la soberanía de Siria y la unidad de su territorio y su pueblo”.

El Gobierno sirio advirtió de que estas prácticas no solo amenazan las vidas de civiles y la integridad de Siria, sino que también prolongan la guerra “para servir al terrorismo y sus patrocinadores y amenazan la paz y la seguridad en la región y el mundo”.

Por su parte, el presidente de Turquía anunció este lunes que su operación militar contra las fuerzas kurdas no terminará con la toma de la ciudad de Afrin, sino que continuará por todo el norte de Siria e incluso en Irak.

“Hemos terminado la parte más importante de la operación Rama de Olivo, al entrar en la ciudad de Afrín. Ahora continuará hasta Manbech, Kobani, Tel Abiad y Ras al Ain”, enumeró Erdogan.

Además, las tropas turcas podrían lanzar en “cualquier noche” una ofensiva en las montañas de Sinyar, en el noroeste de Irak.

“Hemos cambiado nuestro concepto de lucha antiterrorista: ahora vamos a los lugares donde ellos tienen sus raíces”, aseveró el presidente turco durante un discurso ante representantes de la Judicatura en Ankara.

Respecto a la toma de Afrin, Erdogan explicó que todavía falta “limpiar la zona de explosivos”.

“Estados Unidos está profundamente preocupado por los informes que han llegado desde la ciudad de Afrin en las últimas 48 horas”, declaró ayer mismo el Departamento de Estado mediante un comunicado.

El avance de las tropas turcas, que con ayuda de grupos rebeldes proclamaron este domingo la toma de la urbe, ha provocado la huida de más de 98.000 personas, según estimaciones de la ONU.

“Esta situación se suma a la ya de por sí preocupante situación en la región, con las Naciones Unidas informando de cientos de miles de desplazados, que ahora necesitarán refugio y otro tipo de asistencia para cubrir sus necesidades básicas”, lamentó el Gobierno estadounidense.

El Departamento de Estado también denunció que la toma de la ciudad ha provocado una ola de “saqueos”, por lo que llamó a todas las partes implicadas a “permitir el acceso a las organizaciones de ayuda humanitaria” y a “desarrollar” un programa para el retorno “voluntario y seguro” de todos aquellos que lo deseen.

El pasado 20 de enero, Turquía lanzó una ofensiva en la región siria de Afrin ante la presencia de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que hasta ese momento habían centrado sus esfuerzos en combatir la presencia del Estado Islámico en el país árabe.

El Pentágono reconoció la semana pasada que numerosos combatientes kurdos estaban abandonando su puesto en las filas de la coalición internacional lidera por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y que tiene por objetivo la lucha contra la organización extremista, lo que está ralentizando la derrota de los yihadistas.

(Fuente: Agencias)

Trump y Putin dialogan por teléfono sobre Siria

(SOS).- El presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, han acordado en una conversación telefónica organizar una reunión personal en el marco de la cumbre de líderes del G20 que se celebrará entre los próximos días 7 y 8 de julio en la ciudad alemana de Hamburgo, según ha informado el Kremlin.

Ambos mandatarios han convenido también la posibilidad de crear “zonas seguras” para lograr una “paz duradera” en Siria.

En un comunicado, la Casa Blanca ha señalado que Trump y Putin “coincidieron en que el sufrimiento en Siria ha durado demasiado tiempo y que todas las partes deben hacer todo lo posible por poner fin a la violencia”.

Además, Washington ha confirmado que el Gobierno estadounidense enviará a un representante a la ronda de conversaciones de paz sobre Siria que debe empezar este miércoles en Astaná (Kazajistán).

Los dos mandatarios han aprovechado la llamada para dialogar “extensamente” de cómo trabajar juntos “para erradicar el terrorismo en Oriente Medio”.

La conversación telefónica ha sido el primer contacto entre los máximos dirigentes de Estados Unidos y Rusia desde el pasado 3 de abril, cuando Trump llamó a Putin para expresar sus condolencias tras el atentado terrorista del metro de la ciudad rusa de San Petersburgo, en el que murieron 14 personas.

(Fuente: Agencias)

Pakistán – Un tribunal condena a 42 cristianos por terrorismo en Lahore

(SOS).- Un tribunal de Lahore ha condenado a 42 cristianos por terrorismo. La Corte antiterrorista ha dictaminado la sentencia contra unos fieles que fueron acusados del linchamiento ocurrido tras los atentados contra dos iglesias en el distrito de Youhanabad (Lahore) el 15 de marzo de 2015.

Después de las explosiones, se desencadenó una protesta que causó la muerte de dos musulmanes sospechosos de ser autores o cómplices de los terroristas, un acto que fue condenado por todos los líderes cristianos. En los días sucesivos, la Policía realizó varias incursiones en el distrito arrestando a unas 500 personas y luego confirmando la detención de 84 cristianos, acusados de asesinato y terrorismo. 42 fieles fueron absueltos en el verano de 2016.

Entre los condenados ahora por el tribunal antiterrorista de Lahore, se encuentran tres activistas de los derechos humanos que fueron etiquetados como “instigadores de la violencia”. Los cristianos siempre han declarado que los asesinatos fueron cometidos por unos agitadores, infiltrados entre la comunidad.

La Comisión Nacional de Justicia y Paz de los Obispos católicos de Pakistán, en un comunicado enviado a la Agencia Fides, ha expresado su decepción “porque las fuerzas del orden y las autoridades se han centrado únicamente en el caso deplorable del linchamiento, que debe ser condenado fuertemente, pero los autores del atentado criminal en las iglesias, contra fieles inocentes, siguen impunes”.

Según la organización “Centre for Legal Aid, Assistance and Settlement” (CLAAS) al menos 32 acusados “están acusados injustamente” y sobre el veredicto pueden haber pesado las presiones de los extremistas musulmanes.

Para evitar incidentes de este tipo, la Asamblea Nacional de Pakistán ha aprobado en los últimos días la “Criminal Laws Amendment Act 2016”, una ley que castiga el sectarismo, las conversiones forzadas y el linchamiento de masas. El texto, que debe ser firmado por el presidente de la nación para entrar en vigor, ha sido acogido como un paso adelante para las condiciones de las minorías religiosas.

Las nuevas normas modifican algunas leyes que ya existen, prescribiendo la pena de prisión de uno a tres años por incitar al odio religioso y la violencia, y prevén penas de prisión de hasta 10 años en los casos de matrimonios forzados de niñas menores de edad o mujeres de las minorías. El texto también hace que sea un delito penal el linchamiento por parte de las “multitudes que toman la ley en sus propias manos”.

(Fuente: Agencia Fides)

Pakistán – Tras el atentado de Daesh a un templo sufí, el Ejército abate a más de 100 terroristas

(SOS).- El Gobierno de Pakistán lanzó una operación antiterrorista en la que asegura haber abatido a más de un centenar de personas a lo largo del país, un día después del atentado suicida contra un templo sufí en el que murieron al menos 88 personas.

Las operaciones del Ejército comenzaron el jueves de madrugada, horas después de que un suicida hiciese explotar las bombas que portaba en el templo sufí Lal Shahbaz Qalandar, en la provincia meridional de Sindh, cuando un gran número de fieles participaba en una ceremonia religiosa. La matanza fue reivindicada por el Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe), que ya en el pasado asumió acciones terroristas en suelo paquistaní.

“Más de 100 terroristas han sido abatidos desde anoche”, afirmó en un comunicado el director de la oficina de comunicación del Ejército (ISPR), Asif Ghafoor. El portavoz añadió que las operaciones continúan y que se han confiscado cantidades de armamento “considerables”. Entre los objetivos se encontraban varios refugios de extremistas en la frontera afgano-paquistaní, pero los militares no ofrecieron más detalles acerca de dónde se llevaron a cabo las operaciones antiterroristas o quiénes son los muertos.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, viajó a Sehwan, la ciudad donde ocurrió el atentado. Una vez allí, visitó a los heridos y se reunió con las autoridades locales. “Ordeno y autorizo a mis fuerzas armadas y agencias de seguridad a que eliminen al enemigo con toda la fuerza del Estado”, afirmó el mandatario en un comunicado.

Mientras tanto, el Ejército paquistaní convocó a diplomáticos afganos a su cuartel general y pidió que el Gobierno de Kabul tome medidas y entregue a 76 terroristas que se esconden en su territorio, señaló Ghafoor.

Poco después, Sartaj Aziz, asesor de Asuntos Exteriores del primer ministro Sharif, mantuvo una conversación telefónica con el consejero de seguridad nacional afgano, Hanif Atmar, en la que le trasladó la preocupación de su Gobierno por los grupos terroristas que supuestamente se cobijan allí.

El jefe del Ejército paquistaní también telefoneó al comandante de las fuerzas de la OTAN en Afganistán, general John Nicholson, para expresarle su “preocupación” por los actos terroristas en Pakistán reivindicados por grupos que tienen a sus líderes en suelo afgano. “Ese tipo de actividades e inacción (contra los terroristas) prueban nuestra política actual de restricción del paso en la frontera” con Afganistán, explicó Bajwa a Nicholson, según un comunicado difundido por el Ejército paquistaní.

Ante esas acusaciones, el Gobierno afgano respondió a Pakistán que la lucha antiterrorista de su país es “honesta”. “Siempre hemos probado nuestra honestidad en la lucha contra el terrorismo y esperamos que otros países prueben la suya en la lucha contra los insurgentes”, destacó el mandatario afgano, Ashraf Gani, en un comunicado difundido por el Palacio Presidencial.

El del pasado jueves fue el sexto ataque de la semana en Pakistán, en un repunte de la violencia que se produce tras una gran disminución de las acciones desde que a inicios de 2014 las autoridades lanzaran una operación militar en las zonas tribales, que continúa en la actualidad, y que había envuelto al país en cierto optimismo tras una década de continuos atentados.

Activistas, intelectuales y educadores expresaron a AsiaNews su preocupación por el clima de renovada violencia, que está sembrando miedo y temor entre la población paquistaní.

Samson Salamat, presidente del Rwadari Tehreek (Movimiento por la tolerancia), dijo: “Pakistán está en estado de shock por esta nueva ola de extremismo y terrorismo, que ha azotado a todas las provincias”. “El gobierno federal y el de las provincias, así como las agencias antiterroristas son responsables de esto. Durante años, hemos exigido políticas y estrategias para hacer frente al terrorismo violento, pero como única respuesta sólo hemos obtenido algunas iniciativas que no apuntan al núcleo del problema. A pesar de que se ha aprobado un Plan de acción nacional para combatir el terrorismo, el mismo jamás fue llevado a la práctica en su totalidad, con un  compromiso por parte de todos los actores implicados”, añadió.

El resultado de esta inercia, prosiguió, “es que continuamente asistimos, impotentes, a grupos ilegales que llevan a cabo manifestaciones, encuentros y que recaudan dinero en público”. Y lo que es peor, subrayó, “es que incluso algunas personas que tiene responsabilidades en el Gobierno, muestran una actitud débil hacia los terroristas, llegando incluso a permitirles las manifestaciones públicas. Todo esto es inaceptable.  Gobierno y funcionarios estatales deben proponer políticas claras. El objetivo primario de la agenda política debe ser la tolerancia cero hacia todas las formas de extremismo. La nación debe salir del silencio y presionar al Gobierno”.

Según el educador Ishtiaq Ahmed, “todas las personas de bien deben condenar los ataques que golpean a inocentes. ¿O acaso queremos una sociedad en la cual nadie esté seguro, y donde fanáticos con armas puedan salir de paseo sembrando el desorden entre nuestra gente? La llamada guerra santa proveniente de Afganistán amenaza nuevamente nuestras vidas”.

“Nuestros corazones están destrozados. El atentado al templo de Lal Shahbaz Qalandar demuestra que los pobres y los vulnerables pueden convertirse en un blanco de un momento a otro. Por el contrario, el jefe de ministros y todos los políticos están seguros”, lamentó el escritor Ajmal Shabir.

Adnan Rehmat, un conocido editorialista, consideró que ha llegado el momento de “eliminar el elemento religioso [islámico] de la Constitución, y establecer, de una vez por todas, que la tarea del Estado es garantizar el bienestar de los ciudadanos, y no utilizar a estos últimos para sus manías de grandeza en su voluntad de surgir como líder de la Ummah [comunidad islámica] sobre la base de una identidad religiosa y confesional. De otro modo, lo que el Estado quiere no haría más que coincidir con aquello que quieren y glorifican los terroristas”. “Las personas pobres –concluyó– están cansadas de ser asesinadas por estos experimentos religiosos grandiosos”.

(Fuentes: AsiaNews / Agencias)