Al menos siete yihadistas mueren abatidos en enfrentamientos con el Ejército en el sur de Siria

(SOS).- Al menos siete yihadistas del Ejército Jaled bin Walid, grupo vinculado al Estado Islámico, murieron en las últimas horas tiroteados por las fuerzas sirias cuando trataban de huir de las zonas de combate en el sur del país.

“Siete miembros de Jaled bin Walid han sido abatidos mientras huían en motocicletas”, informaron fuentes locales.

La operación militar del Ejército sirio y sus aliados continúa en las localidades de Shayara, Kasira y Beit Ara, situadas en la zona controlada por los terroristas en la cuenca del río Yarmuk, añadieron esas mismas fuentes.

Las fuerzas gubernamentales han lanzado ataques con helicópteros y aviones militares sobre las zonas controladas por los yihadistas, detallaron.

Desde el comienzo de la ofensiva el pasado 19 de julio, al menos 256 combatientes del Ejército Jaled bin Walid han perdido la vida, según el último recuento.

Asimismo, la cifra de muertos asciende a 86 en las filas del Ejército sirio y sus milicias aliadas.

Las autoridades de Damasco han reconquistado la mayor parte del territorio de la cuenca del Yarmuk desde que comenzaron los violentos enfrentamientos.

Por su parte, el Estado Islámico controla actualmente alrededor de un 3 por ciento del territorio sirio aunque en zonas aisladas tras haber perdido decenas de miles de kilómetros en los últimos meses ante el empuje de las tropas gubernamentales y de las fuerzas kurdas.

Anuncios

El Gobierno jordano envía ayuda humanitaria a los desplazados en el sur de Siria

(SOS).- Las Fuerzas Armadas de Jordania comenzaron a enviar ayer caravanas de ayuda humanitaria a Siria, para atender a los desplazados que están en la zona de frontera por los violentos enfrentamientos en el sur de su país.

“Este paso se enmarca en la actitud jordana de apoyar a los hermanos sirios para que puedan superar las difíciles circunstancias humanitarias a las que se enfrentan actualmente”, dijo el portavoz del Gobierno, Yamana Gunaimat.

Sin embargo, subrayó la importancia de que “la comunidad mundial asuma sus responsabilidades con respecto de la situación en el sur de Siria y encuentre una solución política que restablezca la seguridad y la estabilidad en Siria”.

El Gobierno jordano ha rechazado los llamamientos de organizaciones internacionales de derechos humanos y activistas jordanos para abrir la frontera, que permanece cerrada desde 2016, argumentando que el país no tiene capacidad para recibir a más refugiados sirios.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) informó de que sus equipos de rescate solo han podido dar asistencia a cerca de 34 mil civiles, del total de 160 mil desplazados que hay en Deraa por los combates de la última semana.

Mientras, las negociaciones entre representantes de los grupos armados y Rusia, principal valedor del Gobierno sirio, continúan con el fin de alcanzar un acuerdo definitivo sobre el destino de esta zona.

Las conversaciones para un posible pacto fueron “entorpecidas” por los continuos ataques de las facciones extremistas, aunque prosiguen, detallaron fuentes conocedoras del proceso.

El Gobierno sirio insta a Estados Unidos a desalojar una base en el sur del país

(SOS).- El ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, ha emplazado a Estados Unidos a desalojar la base de Al Tanf, situada en el punto estratégico en el que convergen las fronteras de Siria, Irak y Jordania.

Al Mualem ha explicado en rueda de prensa que no hay negociaciones sobre el sur del país, después de las últimas especulaciones sobre las intenciones del Ejército sirio de recuperar esta región de manos de los grupos armados.

Sin embargo, el ministro sí ha reconocido contactos con las FDS, las milicias kurdo-árabes que controlan el noreste del país con apoyo de Washington.

Al Mualem se ha referido en particular a la ciudad de Al Raqa, antigua capital del Estado Islámico en Siria, ahora bajo control de las FDS, que “debe ser reconstruida y liberada” de cualquier tipo de presencia extranjera.

Este sábado, Irán ha expresado su apoyo a la iniciativa rusa de imponer el control del Gobierno sirio en el sur del país después del reciente éxito de la ofensiva militar para desalojar a los extremistas de los bastiones que tenían a las afueras de Damasco.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses consideran que una ofensiva del Ejército sirio sería una violación del acuerdo de alto el fuego auspiciado por Rusia y han advertido de que podrían responder con “medidas firmes”.

Representantes de los Ministerios de Asuntos Exteriores de Rusia, Estados Unidos y Jordania se reunirán esta semana en el capital jordana, Amán, para abordar la situación en la zona de distensión del sur de Siria, según ha señalado una fuente conocedora del encuentro.