Turquía dice que la operación en el enclave sirio de Afrin está cada día más cerca de la victoria

(SOS).- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado este sábado que con cada día que pasa están más cerca de la victoria militar sobre las milicias kurdas de la región de Afrin, en Siria.

“Siempre hemos sido pacientes y les hemos dicho (a los milicianos) que deben saber cuál es su lugar. Nuestra nación ha sufrido durante 40 años a los terroristas dentro de nuestras fronteras. Ahora los de dentro de las fronteras (PKK) han unido fuerzas con los terroristas en Siria, pero estamos más cerca de la victoria con cada día que pasa”, ha afirmado Erdogan durante un congreso de su formación política, el Partido Justicia y Desarrollo.

Concretamente, el mandatario ha anunciado que el Ejército turco ha avanzado ya sobre 300 kilómetros cuadrados. El distrito de Afrin suma un total de 1.841 kilómetros cuadrados.

Erdogan ha recordado que uno de los objetivos de la ofensiva es facilitar la repatriación de tres millones de refugiados sirios. “Por eso luchamos. No queremos las tierras sirias”, ha insistido.

Por su parte, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) han informado de la muerte de siete miembros de las fuerzas turcas y sus aliados en la localidad de Qude, en la región de Rajo. Otros seis combatientes de la Operación Rama de Olivo han muerto en la localidad de Bilinka.

Las Fuerzas Armadas turcas lanzaron el pasado 20 de enero en Afrin una ofensiva militar para expulsar a las milicias kurdas de la zona, fronteriza con Turquía.

El Gobierno turco considera a las YPG como una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado un grupo terrorista tanto por Turquía como por la UE y Estados Unidos.

La Operación Rama de Olivo ha dejado hasta la fecha más de 1.200 “terroristas” muertos, según las cifras aportadas por el Ejército turco —que han sido calificadas como exageradas por parte de las fuerzas kurdas—, así como unos 15 mil desplazados, de acuerdo con las estimaciones de la ONU.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Turquía confirma la muerte de otros dos militares en el marco de su ofensiva en Siria

(SOS).- El Ejército turco ha confirmado la muerte de dos militares en el marco de las operaciones llevadas a cabo durante la jornada del domingo en la región siria de Afrin, según ha informado la prensa local.

El comunicado oficial ha sido publicado apenas un día después de que las Fuerzas Armadas de Turquía reconocieran la muerte de ocho soldados en la operación Rama de Olivo, en la que fue la jornada en la que más víctimas mortales han sufrido las autoridades de Ankara desde el inicio de su ofensiva en el enclave sirio.

El 20 de enero, las tropas turcas iniciaron la ofensiva en la región de Afrin contra las Unidades de Protección Popular (YPG), una operación que abrió un nuevo frente en la guerra de Siria y que ha sido rechazada por Estados Unidos.

La intervención militar ha dejado hasta la fecha más de 900 “terroristas” muertos, según las cifras aportadas por el Ejército turco —que han sido denunciadas como exageradas por parte de las fuerzas kurdas—, así como unos 15.000 desplazados, de acuerdo con las estimaciones de la ONU.

Las Fuerzas Armadas de Turquía han defendido que solo se están destruyendo objetivos terroristas durante la operación, que busca expulsar a las YPG de esta zona fronteriza con Turquía.

El Gobierno de Ankara considera a las YPG una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerados grupo terrorista tanto por Turquía como por la UE y Estados Unidos.

Asimismo, las autoridades turcas han denunciado la presencia de milicianos del Estado Islámico en la zona, algo que las YPG han negado. Las YPG forman parte de las FDS, que han expulsado a los yihadistas de numerosas partes de Siria.

El Gobierno sirio denunció recientemente la ofensiva turca, tildándola de “ocupación”, si bien el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado este domingo que Ankara no pretende invadir el país vecino.

“No hemos puesto nuestros ojos en los territorios de otros”, ha dicho, en declaraciones al diario italiano La Stampa, añadiendo que las autoridades turcas “no tienen problemas con los sirios kurdos”. “La lucha de Turquía no es con los kurdos, sino con las organizaciones terroristas armadas”, ha zanjado, tal y como ha recogido uno de los principales diarios turcos.

(Fuente: Agencias)

Nueve cohetes lanzados desde Siria a Turquía causan varias víctimas

(SOS).- Dos personas murieron este viernes y al menos 19 resultaron heridas por el impacto de nueve proyectiles disparados desde Siria contra las ciudades fronterizas turcas de Reyhanli y Kilis.

Tres cohetes cayeron de forma simultánea sobre un barrio periférico de Kilis, seis kilómetros al norte del enclave de Afrin en Siria, y uno de ellos explotó cerca de un centro educativo.

Tres personas quedaron heridas, una de ellas de gravedad, a causa del ataque, según las autoridades provinciales.

Más tarde otros tres proyectiles impactaron en una zona residencial de Reyhanli, en la provincia turca de Hatay, al oeste de Afrin, donde falleció un hombre de 68 años y hubo nueve heridos.

Otra tanda de tres cohetes cayó en Reyhanli, causando la muerte de otro civil.

Un comunicado de la oficina del gobernador provincial señala que tres proyectiles impactaron en terrenos baldíos y otros tres en el centro de la ciudad, donde mataron a dos personas y provocaron heridas a 16 ciudadanos, de los que 2 están en estado grave.

La nota atribuye los disparos a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), la milicia kurdosiria que domina el enclave de Afrin, un territorio 900 kilómetros cuadrados en el extremo noroeste de Siria.

Desde el pasado 20 de enero, tropas turcas, junto a milicias rebeldes aliadas, llevan a cabo una operación militar, denominada “Rama de Olivo”, contra esta milicia aliada de Estados Unidos en la lucha contra el Estado Islámico.

Desde entonces decenas de cohetes han caído en territorio turco, causando hasta ahora cuatro muertos y casi un centenar de heridos, la mayoría leves.

Ankara define al YPG como “grupo terrorista”, por considerarlo como una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), activo en suelo turco.

Al menos 68 civiles han muerto en Afrin desde el inicio de la ofensiva turca, según fuentes locales, que cifran en 85 los miembros de las YPG fallecidos, en 81 las bajas entre las facciones rebeldes aliadas de Ankara y en nueve entre los soldados turcos.

Por su parte, el Ejército turco aseguró ayer haber causado al menos 823 bajas -entre muertos, heridos y prisioneros- a las milicias kurdosirias.

(Fuente: Agencias)

Turquía asegura que la ofensiva en Siria se extenderá más allá del enclave de Afrin

(SOS).- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró hoy que la ofensiva turca en Siria se extenderá a Manbech tras terminar la operación en el enclave de Afrin, iniciada el pasado sábado.

“Limpiaremos Manbech de terroristas como prometimos y continuaremos nuestra lucha hasta que no quede ninguno en la zona fronteriza con Irak”, dijo Erdogan en un discurso en Ankara retransmitido por la televisión turca.

El Gobierno de Ankara considera “terroristas” a las Unidades de Protección Popular” (YPG), milicias kurdosirias aliadas de Estados Unidos en su lucha contra el Estado Islámico, por su vinculación con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en Turquía.

La operación militar Rama de Olivo, lanzada hace seis días por el Ejército turco, se centra de momento contra la región siria de Afrin, pero Erdogan ha anunciado que se extenderá a otras zonas controladas por las YPG desde el verano de 2016.

“No vamos a ocupar Afrin. Lo devolveremos a sus dueños originales. Tenemos 3,5 millones de refugiados sirios en nuestro país. Queremos que vuelvan a sus hogares”, aseveró el presidente turco.

Actualmente, la zona que separa el enclave de Afrin del resto de territorio sirio está controlada por milicias rebeldes, opuestas al Gobierno de Damasco.

Estas unidades cuentan con el respaldo de tropas turcas que invadieron esta zona en el verano de 2016 en la llamada Operación Éufrates, dirigida entonces sobre todo contra el Estado Islámico.

Desde el inicio de la más reciente operación, las YPG han lanzado en represalia obuses contra la ciudad turca de Kilis, a seis kilómetros de la frontera norteña de Afrin, y contra pueblos en la provincia de Hatay, al oeste.

Un total de 343 miembros de las milicias kurdas han sido “neutralizados” desde el inicio de la operación, según informó hoy el Ejército turco, que emplea tropas terrestres, artillería, tanques y aviones de guerra.

(Fuente: Agencias)

El Ejército turco instala puestos de observación en la provincia siria de Idlib

(SOS).- El Ejército turco comenzó anoche a crear “puntos de vigilancia” en la provincia siria de Idlib para asegurar el cumplimiento del alto el fuego, según lo pactado a finales de septiembre con Rusia e Irán, confirmó hoy el Estado Mayor.

“Unidades de las Fuerzas Armadas turcas iniciaron el 12 de octubre de 2017 los trabajos de establecimiento de puntos de vigilancia, en coordinación con las actividades de exploración que comenzaron el 8 de octubre”, anunció la institución castrense en un comunicado.

El despliegue se enmarca en “la misión de reducción de la tensión en la región de Idlib, cuyo fin es aplicar y vigilar el alto el fuego en el marco del proceso de Astaná, hacer llegar ayuda humanitaria a quien lo necesite y garantizar las condiciones adecuadas para que los desplazados puedan volver a sus casas”, explicó el Ejército.

El envío de tropas se produce en el marco del acuerdo para vigilar conjuntamente el alto el fuego en Siria firmado por Rusia, Irán y Turquía a finales de septiembre en Astaná, la capital de Kazajistán.

La prensa turca informó anoche de que doce blindados del Ejército turco, con unos 80 soldados de las fuerzas especiales, habían entrado en Idlib y que otros 40 militares seguirán pronto.

Diferentes agencias también se han referido al envío de vehículos militares, ambulancias y contenedores a la ciudad turca de Reyhanli, en la frontera con Idlib.

A finales de la semana pasada, Ankara ayudó a milicias rebeldes que combatían al noreste de Alepo a trasladarse a través de territorio turco hasta Hatay para que desde ahí avancen sobre Idlib, en manos del grupo salafista Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda.

Según los comunicados oficiales turcos, las fuerzas aéreas rusas presentes en la zona apoyan el avance de las milicias respaldadas por Turquía.

Este despliegue turco ha suscitado inquietud en las milicias kurdas presentes en el enclave de Afrin.

(Fuente: Agencias)

Comienza una operación militar a gran escala en la provincia siria de Idlib

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha acabado con semanas de rumores dando el pistoletazo de salida a una operación militar en el noroeste de Siria este sábado por la mañana. Durante un encuentro del partido AKP, el mandatario ha dicho que hay en curso “una seria operación en Idlib”, por el momento sin participación directa de soldados turcos. El anuncio llega tras un acuerdo entre Turquía, Rusia e Irán de establecer en esta provincia una zona de distensión entre el Gobierno sirio y los rebeldes.

“Siguiendo la operación Escudo del Éufrates, lanzada hace un año para alejar al Estado Islámico de la frontera e impedir la expansión kurda por el norte de Siria, damos un paso adelante para proporcionar seguridad a Idlib”, ha expuesto Erdogan, quien ha matizado que las Fuerzas Armadas Turcas (TSK), desplegadas por la frontera, no pisarán suelo sirio por ahora. Sí lo harán unos 800 milicianos del ESL, a quienes el ejército turco cubrirá desde la retaguardia.

Desde primera hora de la mañana, varios medios locales han mostrado imágenes de trabajos de derribo de un pedazo del muro de hormigón que Turquía construyó, tiempo atrás, ya durante el conflicto sirio, para impedir el cruce ilegal de la frontera con la provincia turca de Hatay. Al mismo tiempo, unos altavoces colocados en el paso fronterizo de Cilvegözu han emitido la marcha de Istiklal, el himno nacional turco, y otras marchas militares y poemas épicos a fin de envalentonar a las tropas.

Al otro lado aguardan los combatientes de Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, logró apoderarse de gran parte de Idlib el pasado mes de agosto, tras vencer a otras milicias del ESL junto a las que había luchado anteriormente contra el Gobierno sirio. La organización HTS queda al margen de los acuerdos sobre la reducción de hostilidades en Idlib, pactados por Ankara, Moscú y Teherán en la mesa de negociaciones de Astaná.

Erdogan ha dicho que la aviación rusa respaldará al ESL contra el antiguo Frente al-Nusra. En una segunda fase, cuando los yihadistas hayan sido derrotados, Irán, Rusia y Turquía desplegarán unidades dedicadas a garantizar el fin de las hostilidades en la zona.

Idlib y Hama conforman una de las franjas de territorio fuera del control gubernamental sirio. La población se ha disparado hasta los dos millones debido a la llegada de miles de desplazados internos, que viven en campos en condiciones muy difíciles. La irrupción de la filial de Al Qaeda fue vista inicialmente con buenos ojos dada su beligerancia contra el Gobierno sirio. Pero sus imposiciones normativas y sus ataques a otros grupos rebeldes han acabado convirtiéndoles en el enemigo.

Erdogan ha asegurado que “se han hecho los preparativos necesarios en caso de flujo de refugiados de Idlib a Turquía”, sin ahondar en detalles. En cuanto a su relación con el ejecutivo de Bashar al-Assad, cuya salida del poder empezó exigiendo hace seis años y medio, pero al que últimamente no menciona, Erdogan ha dicho que es “algo de lo que se encarga Rusia, y nosotros hemos adoptado medidas en otras áreas”.

Al cierre de esta edición, el Ejército turco se está enfrentando contra el grupo yihadista cerca de la localidad de Kafr Lusin, en la frontera siria, después de que el presidente turco anunciara ayer el comienzo de una gran ofensiva en la zona. En la retaguardia turca, esperaban órdenes unos 20 tanques y medio millar de soldados llegados recientemente.

(Fuente: Agencias)