Al menos 26 personas mueren en un atentado del Estado Islámico en Siria

(SOS).- Al menos 26 personas han muerto este viernes, entre ellas 12 menores, por la explosión de un coche bomba junto a un grupo de familias desplazadas en la región siria de Deir Ezzor, en el este del país. La autoría del atentado ha sido asumida por el Estado Islámico.

La deflagración, ocurrida en un punto de encuentro entre los campos de hidrocarburos de Conoco y Jafra, también ha provocado 30 heridos. La zona está controlada por las FDS, una coalición de milicias kurdo-árabes respaldadas por Estados Unidos, uno de cuyos combatientes ha fallecido en la acción terrorista. La cifra de víctimas mortales podría aumentar porque hay heridos en estado grave.

Los desplazados se dirigían a la provincia vecina de Hassake, en el noreste de Siria, donde se han instalado campamentos para acoger a numerosos civiles que intentan huir de las últimas zonas en manos de los combatientes vestidos de negro.

Las FDS compiten con las fuerzas gubernamentales sirias para retomar el control en Deir ez-Zor, una región rica en petróleo cerca de la frontera con Irak que fue conquistada por las huestes de Abu Bakr al-Baghdadi en 2014.

Este ataque se suma a otro perpetrado por la organización radical suní contra desplazados en esta misma ubicación y que se saldó, el 4 de noviembre, con la muerte de al menos 75 personas.

El grupo yihadista ha intensificado el uso de atentados indiscriminados a medida que ha sufrido derrotas militares que han dejado reducidos los territorios que controla a zonas desérticas situadas en la zona fronteriza entre Siria e Irak.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

El Gobierno sirio dice que la guerra no terminará con la liberación de Deir ez-Zor

(SOS).- El presidente de Siria, Bashar al-Assad, ha dicho que el Ejército y las fuerzas aliadas no darán por terminada la guerra una vez hayan liberado la región de Deir ez-Zor, el último gran bastión que le queda al Estado Islámico.

En este sentido, el mandatario sirio ha deslizado la posibilidad de enfocar la lucha hacia las FDS, una alianza rebelde apoyada por Estados Unidos y que controla actualmente más de una cuarta parte del país. Entre las últimas conquistas de esta coalición kurdo-árabe figura la ciudad de Al Raqa.

Al Assad ha subrayado que su gobierno mantendrá abierta la lucha contra quienes “dividen y debilitan” al país. “Las victorias contra las organizaciones terroristas, empezando por Alepo y sin terminar por Deir ez-Zor, han sido un golpe clave que ha desarticulado estos proyectos de ruptura”, ha aseverado, después de verse con Ali Akbar Velayati, asesor del Líder de la Revolución Islámica de Irán para Asuntos Internacionales.

El presidente de Siria ha señalado que la batalla seguirá “hasta que se haya recuperado la seguridad y la estabilidad de todos los territorios”, sin aludir directamente a futuros objetivos.

Mientras, el Ejército sirio y sus aliados han rodeado e irrumpido este miércoles en la localidad de Abu Kamal, el último enclave significativo bajo el yugo del Estado Islámico en Siria.

Las fuerzas gubernamentales han comenzado la operación con el lanzamiento de varios proyectiles de mortero y misiles contra las posiciones de los extremistas en la zona y se prevé un gran avance antiterrorista para esta jornada de combates.

Las autoridades sirias tienen planeado recuperar plenamente la ciudad dentro de unos días.

El grupo yihadista se ha visto arrebatado de casi la totalidad del territorio que llegó a controlar en el país, con la salvedad de Abu Kamal y unas pocas localidades cercanas y reductos aislados en otros puntos.

El Ejército leal a Damasco ha recuperado amplias franjas de territorio en el centro y el este de Siria este año frente a la organización radical suní, que también ha perdido la práctica totalidad del territorio que controlaba en Irak.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio acabará con el Estado Islámico antes de fin de año

(SOS).- El Ejército de Siria recuperará el control de la frontera oriental del país y acabará con las estructuras militares del Estado Islámico (EI) antes de fin de año, dijo el presidente del Comité de Defensa del Parlamento ruso, Vladimir Shamanov.

“Calculamos que antes de fin de año las tropas gubernamentales restablecerán el control de la frontera oriental de la República Árabe Siria y que el Estado Islámico dejará de existir como una estructura armada organizada”, señaló Shamanov en una reunión con legisladores kazajos.

El general retirado destacó que más de un millón de sirios han vuelto a sus hogares desde el comienzo de las operaciones de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia en Siria, en septiembre de 2015.

Añadió que, solo este año, 660 mil personas que en su momento tuvieron que huir del terrorismo yihadista han regresado a sus casas.

“En general, se puede decir que las principales tareas de la operación militar rusa en Siria prácticamente se han cumplido”, indicó el legislador ruso.

El encuentro interparlamentario ruso-kazajo coincidió con el comienzo de Astaná-7, la séptima ronda de consultas en la capital de Kazajistán sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria, que se prolongará hasta este martes.

Mientras, el Ejército sirio y las FSD, una alianza liderada por milicias kurdas, avanzaron hoy, por separado, frente al Estado Islámico en distintas zonas de la provincia de Deir ez-Zor, en el noreste del país.

Desde septiembre, tanto las tropas gubernamentales sirias como las FSD desarrollan dos ofensivas por separado contra la organización radical suní en Deir ez-Zor, fronteriza con Irak.

(Fuente: Agencias)

La liberación de Al Raqa acelerará la campaña contra el Estado Islámico en el este de Siria

(SOS).- La pérdida de Al Raqa, antigua capital del Califato proclamado por el Estado Islámico, ha supuesto un duro golpe para los extremistas que, como avanzaron hoy las milicias kurdas y sus aliados, permitirá acelerar la campaña contra el grupo yihadista en el este de Siria.

“La liberación de Al Raqa va a hacer que se acelere la ofensiva en Deir ez-Zor y Al Hasaka” en el noreste del país, señaló la portavoz de la operación Tormenta de Al Yazira de las FSD, Lilwa Ani.

En su opinión, “es natural que lleguen refuerzos de las FSD para la campaña Tormenta de Al Yazira”, como se denomina el operativo de esta alianza —liderada por milicias kurdas y apoyada por la coalición internacional— contra el Estado Islámico en el sur de la provincia de Al Hasaka y el este de Deir ez-Zor.

Hace tres días, las FSD anunciaron la derrota de la organización radical suní en Al Raqa, tras más de cuatro meses de asalto a la ciudad.

En declaraciones a la prensa, el portavoz de las FSD, Talal Salu, adelantó que van a concentrar sus esfuerzos en expulsar a los extremistas de Al Hasaka y Deir ez-Zor.

“Tras la victoria en Al Raqa, una parte de nuestras fuerzas se dirigirá a reforzar la campaña lanzada el 9 de septiembre para liberar totalmente Al Yazira y el este del Éufrates”, explicó Salu, en alusión a Al Hasaka y Deir ez-Zor.

El portavoz de las FSD añadió que el resto de sus combatientes permanecerá en Al Raqa, por si los yihadistas regresan y para proteger a los civiles.

Uno de los comandantes de las FSD, Kino Gabriel, dirigente del Consejo Militar Siriaco Sirio (CMSS), apuntó que, tras la derrota del Estado Islámico en Al Raqa, no tienen muchos milicianos en la población.

A partir de ahora, “nos centraremos en defender las zonas que hemos liberado en el último año. Disponemos, además, de grupos en el norte de Deir ez-Zor y continuaremos la batalla, vamos a tomar parte en la liberación de esa provincia”, dijo el comandante Kino Gabriel.

Por su parte, la coalición internacional, comandada por Estados Unidos, aseguró que continuará apoyando a las FSD en la batalla contra los yihadistas.

“La coalición seguirá respaldando a nuestros socios probados, las FSD, en la lucha contra el Estado Islámico en la región hasta que sea completamente vencido”, manifestó una fuente de la Oficina de Asuntos Públicos de la alianza internacional.

Esta ayuda a las FSD se materializa en el empleo de “todos los activos de inteligencia, bombardeos de precisión y asesoramiento de combate”, explicó la citada fuente, que no precisó cuál será el siguiente objetivo después de Al Raqa.

Si las facciones kurdas y sus aliados toman la ciudad de Markada, localizada en el sur de Al Hasaka y cerca de la frontera con Irak, tan solo quedarán en manos de la organización radical suní en la provincia algunos pueblos y aldeas situados en la línea de suministros desde el territorio iraquí.

Tras su derrota en Al Raqa, los extremistas actualmente están confinados en áreas de Al Hasaka y Deir ez-Zor, así como en el este de la provincia central de Homs.

En paralelo a las operaciones de las FSD, el Ejército sirio está desarrollando su propia ofensiva contra el Estado Islámico en las dos últimas regiones.

Unidades castrenses gubernamentales comenzaron ayer un ataque a gran escala contra los milicianos vestidos de negro en la zona de Huiya Sakr, en la estratégica urbe de Deir ez-Zor.

Pese a su retroceso en Siria, todavía resulta difícil vislumbrar el fin del grupo yihadista, que aún mantiene territorio en Irak, donde el pasado 10 de julio perdió su feudo más importante en este país, la ciudad de Mosul.

Además, varios dirigentes y miembros de la organización radical suní, tanto sirios como extranjeros, huyeron en los últimos días y semanas de Siria —desde Al Raqa, Deir ez-Zor y Homs— a Turquía.

Los extremistas se dirigieron desde esas provincias a áreas bajo control de facciones rebeldes aliadas de Ankara en el norte y el noroeste de Alepo, y desde allí alcanzaron el territorio turco.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio expulsa al Estado Islámico de su último reducto al este de Homs

(SOS).- Las fuerzas sirias han anunciado el final de las operaciones militares en las zonas rurales situadas al este de la ciudad de Homs, después de conquistar el último reducto que aún mantenía bajo su control el Estado Islámico.

Un portavoz militar sirio ha estimado que, con estos nuevos avances, las zonas “liberadas” suman ya 1.800 kilómetros cuadrados.

Esta ofensiva coincide con otra lanzada el viernes en la vecina región de Deir ez-Zor, donde al menos 80 milicianos vestidos de negro han muerto en un ataque efectuado por las fuerzas aéreas rusas contra un puesto de mando de la organización radical suní en la ciudad de Al Mayadin.

El Ejército sirio habrían logrado entrar en la parte occidental de esta localidad estratégica, donde se han registrado fuertes enfrentamientos en las últimas horas.

Entre los fallecidos, según el Ministerio de Defensa ruso, se encuentran nueve personas procedentes del Cáucaso Norte, así como “importantes comandantes del Estado Islámico” que habían conseguido ocultarse durante un largo periodo de tiempo en Irak.

“Han sido eliminados tres comandantes influyentes, que se ocultaron durante un largo tiempo en Irak, procedentes del Cáucaso Norte: Abu Omar al-Shishani, Alyauddin al-Shishani y Salahuddin al-Shishani”, ha declarado el portavoz del Ministerio, el general Igor Konashenkov.

La presencia rusa en la zona consiste principalmente en una misión de apoyo aéreo centrada en la búsqueda y destrucción de posiciones del grupo terrorista en la ciudad, bajo control de los yihadistas y de mercenarios extranjeros procedentes de Irak y, en particular, de la localidad de Abu Kemal, en la frontera con Siria.

Según el militar ruso, los servicios de Inteligencia han conseguido descubrir estas posiciones en menos de una semana y han comunicado la información al Ejército sirio como prolegómeno a una ofensiva destinada a recuperar la ciudad así como la zona sur de las afueras que conecta con Deir ez-Zor.

En el ataque han sido destruidos además 18 todoterrenos y tres depósitos de munición de los extremistas.

En los últimos días, el Estado Islámico ha lanzado varios ataques en el centro del país en represalia por los avances de las tropas gubernamentales leales a Damasco.

(Fuente: Agencias)

La CEI dice que el 90 por ciento del territorio sirio está liberado de terroristas

(SOS).- El director del Centro Antiterrorista de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), Andre Novikov, ha señalado que el 90 por ciento del territorio de Siria ya está liberado de la presencia de milicianos de grupos terroristas.

“Según la estimación de los militares, un 90 por ciento del territorio de Siria fue liberado de los terroristas, es un resultado muy importante”, ha asegurado Novikov.

El Ejército sirio y sus aliados han avanzado hasta situarse a diez kilómetros de Al Mayadin, la localidad que está considerada actualmente como la principal base del Estado Islámico en Siria.

Las fuerzas gubernamentales sirias han logrado hacerse con el control de varias posiciones y de unos altos situados en paralelo a la principal carretera que une Deir ez-Zor con Al Mayadin, situada a orillas del río Éufrates en el este de Siria.

En los últimos días, la organización radical suní ha lanzado varios ataques en el centro de Siria en represalia por los avances de los militares leales a Damasco.

Con el apoyo de la Fuerza Aérea rusa, el Ejército sirio ha continuado avanzando hacia Al Mayadin desde Deir ez-Zor, en el valle del río Éufrates.

En junio, dos responsables de la Inteligencia estadounidense dijeron que creían que el grupo yihadista había trasladado la mayor parte de su disminuida estructura de mando y de propaganda a Al Mayadin, situada al sureste de Al Raqa, su capital de facto en Siria.

Actualmente, hay combates en varias zonas de la provincia de Deir ez-Zor, en el este de Siria. Las fuerzas gubernamentales han bombardeado durante la noche en la localidad de Al Mayadin y aviones de guerra rusos y sirios han realizado cientos de ataques aéreos.

Con el respaldo de las fuerzas militares rusas e iraníes, el Ejército sirio logró en septiembre avanzar hasta Deir ez-Zor para romper el asedio que mantenía sobre la localidad el Estado Islámico desde hace tres años.

A finales de septiembre, el Ministerio de Defensa ruso sacó un balance provisional de la operación militar rusa en Siria que comenzó dos años antes, con una infografía en la que se daba por liberado el 87,4 por ciento del territorio sirio.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio se hace con el control de la carretera entre Palmira y Deir ez-Zor

(SOS).- Las fuerzas gubernamentales sirias y sus aliados se han hecho con el control de la carretera que conecta las ciudades de Palmira y Deir ez-Zor, después de contener un ataque del Estado Islámico.

El asalto yihadista, que comenzó el jueves, supone la primera gran contraofensiva lanzada por la organización radical suní desde que el Ejército sirio y sus aliados rompieron el asedio de Deir ez-Zor a principios de este mes, tras más de tres años. Según fuentes militares, fue “un ataque intenso”.

“La autopista está ahora abierta al tráfico en ambas direcciones”, lo que permite asegurar una de las principales rutas de suministro que conecta el territorio controlado por el Gobierno y la zona este de la ciudad de Deir ez-Zor. No obstante, un comandante de la alianza militar que respalda a las autoridades sirias ha afirmado que sólo usarán la carretera en casos de extrema necesidad.

Se estima que unos 60 efectivos de las fuerzas gubernamentales sirias han muerto desde el jueves como consecuencia de los ataques. El Estado Islámico asegura que ha eliminado a cien militares en la zona sur de la localidad de Al Sujna, si bien el grupo yihadista suele inflar el número de bajas rivales con fines propagandísticos.

Los combates han sido acompañados por bombardeos de la aviación rusa, aliada del Ejército sirio. Los milicianos vestidos de negro también han sufrido al menos 70 bajas.

Las tropas gubernamentales sirias han lanzado una ofensiva en el oeste de Palmira y están librando combates contra la organización radical suní a unos tres kilómetros de la ciudad de Arak en la carretera entre Palmira y Deir ez-Zor.

En total, desde el inicio de la operación en el este de la provincia de Homs, el Ejército sirio ha expulsado a los yihadistas en un perímetro de más de 1.000 kilómetros cuadrados.

(Fuente: Agencias)