Rusia traslada a EEUU una oferta de cooperación sobre refugiados y desminado en Siria

(SOS).- El Ministerio de Defensa de Rusia ha confirmado este sábado que ha enviado a Estados Unidos una oferta de cooperación para solucionar la crisis de refugiados sirios y el desminado de las zonas recién despejadas de presencia yihadista en el país árabe.

La propuesta fue enviada por los canales confidenciales a Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU. A pesar de la frágil relación entre Rusia y Estados Unidos, ambos países mantienen desde hace años comunicación entre sus altos mandos del Ejército.

“El Ministerio de Defensa de Rusia confirmó el envío en julio de una carta por uno de los canales confidenciales existentes dirigida a Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU”, según el comunicado oficial de Defensa.

Entre otras propuestas, Rusia ofrece cooperar con Estados Unidos para el desminado de Raqqa, la antigua capital del Estado Islámico en Siria, de la que el grupo yihadista fue expulsado en octubre del año pasado.

“Se hizo una propuesta de coordinar el desminado humanitario, incluido en Al Raqa, así como la solución de las cuestiones humanitarias pendientes para normalizar cuanto antes la vida pacífica en todo el territorio sirio y prevenir los intentos de los terroristas de reclutar a los refugiados en sus filas”, dice el mensaje.

Sobre los refugiados, Rusia se refiere concretamente a la situación en el campo de Rujban, a 55 kilómetros de la llamada “zona de apaciguamiento” fijada por Estados Unidos en el país para garantizar la seguridad de sus bases en Irak, cerca de la frontera siria.

Esta es la segunda propuesta que recibe Estados Unidos en los últimos meses. En junio, Rusia envió una carta en nombre del jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, Valeri Gerasimov, para contribuir en las tareas de reconstrucción.

“El Gobierno sirio carece de equipamiento, combustible y otros materiales y que esos fondos son necesarios para reconstruir el país y asegurar el retorno de los refugiados”, indica la misiva. La propuesta, según fuentes rusas, fue acogida “con frialdad” por Estados Unidos.

Anuncios

Piden precaución a los ciudadanos de Al Raqa antes de volver a casa

(SOS).- El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha vuelto a pedir a los ciudadanos de Al Raqa que, ante la presencia de trampas instaladas por los terroristas del Estado Islámico, se abstengan de retornar a sus hogares si estos se encuentran en zonas que aún no han sido despejadas.

“El Estado Islámico dejó explosivos y trampas en prácticamente todos los edificios antes de huir de Al Raqa, por lo que numerosas familias y personas de las Fuerzas de Seguridad han fallecido o resultado heridas como consecuencia de estas acciones traicioneras”, ha señalado el Pentágono en un comunicado.

Esta solicitud no es nueva, puesto que representantes de la coalición internacional que combate a los extremistas en el sur del país llevan haciendo hincapié en la presencia de este tipo de artefactos desde que los milicianos de las FDS anunciaron la conquista de Al Raqa, el pasado 18 de octubre.

El ministro de Defensa de Rusia, Serguei Shoigu, también había señalado el 21 de diciembre que la ciudad de Al Raqa está minada casi en su totalidad, ya que, además de las minas que los grupos radicales colocaban al retirarse, quedan muchos explosivos, por lo que la gente no puede entrar en sus viviendas.

En marzo de 2013, Al Raqa se convirtió en la primera capital de provincia que escapó de las manos de las autoridades sirias y pasó a ser controlada por grupos armados, entre los que figuraba el Frente al-Nusra, filial de Al Qaeda en Siria.

Tras su conquista por esas facciones, emergió en el área la organización Estado Islámico, que se acabó haciendo con el dominio total de Al Raqa en enero de 2014.

Desde entonces, Al Raqa se convirtió en un auténtico bastión de los yihadistas que establecieron un régimen de terror en la ciudad, tal y como reflejaban las constantes ejecuciones públicas, lo que llevó a miles de sus habitantes a abandonar la zona.

Se calcula que entre 34 mil y 56 mil personas han vuelto a la localidad desde mediados de octubre, según estimaciones aceptadas por el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

(Fuente: Agencias)