Siria – La comunidad internacional cree que hay opciones de paz tras el acuerdo de alto el fuego

(SOS).- El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha aplaudido el acuerdo de alto el fuego y entrega de ayuda humanitaria en el suroeste de Siria, alcanzado recientemente con la mediación de Rusia, Estados Unidos y Jordania.

En un comunicado, Guterres ha afirmado que es “un importante paso adelante” y ha subrayado que el anuncio facilitará “una reducción de la violencia y un aumento del acceso humanitario en Siria, en línea con la búsqueda del objetivo de un alto el fuego nacional, respaldado por múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad”.

Asimismo, el secretario general de la ONU ha pedido a todas las partes “que redoblen sus esfuerzos para lograr una solución política al conflicto sirio”.

El texto ha sido publicado horas después del inicio en la localidad suiza de Ginebra de la séptima ronda de contactos auspiciados por Naciones Unidas entre las partes en conflicto en Siria.

Desde Ginebra, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura ha asegurado que el éxito del alto el fuego pactado en el suroeste de Siria podría ser el comienzo para lograr una auténtica paz, pero ha alertado de que estas medidas de distensión solo pueden ser provisionales y debe evitarse el riesgo de división del país.

“El acuerdo está aguantando ampliamente y bastante bien. En todos los acuerdos hay un periodo de ajuste. Estamos vigilando muy cuidadosamente, pero podemos decir que creemos que tiene opciones de funcionar”, ha afirmado De Mistura.

El diplomático italo-sueco ha revelado además que se están manteniendo contactos en Amán para certificar el cumplimiento del acuerdo de alto el fuego.

“El proceso de distensión debe examinarse como temporal y se entiende que de ningún modo socava la integridad territorial de Siria”, ha matizado De Mistura en rueda de prensa. Estas zonas de distensión “en ningún caso deben convertirse en la preparación de las zonas de influencia o la división del país”, ha insistido.

El representante de la ONU ha destacado que este alto el fuego es un paso muy importante para la solución del conflicto. “Consideramos que este acuerdo tiene muchas posibilidades de ser implementado (…). Es el resultado de una preparación larga y de negociaciones detalladas”, ha apuntado.

Por su parte, la Alta Representante de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini ha dicho que el alto el fuego parcial en Siria es un “primer paso” positivo, al que la Unión Europea estaría dispuesto a ayudar si ve que realmente se pone en práctica, por lo que ha instado a las partes a “hacerlo funcionar”.

“Como primer paso, lo celebramos, como primer paso estamos dispuestos a apoyarlo, si y cuando se implemente, con los medios que podemos ofrecer”, ha declarado la jefa de la diplomacia en una rueda de prensa en Bruselas, junto al ministro de Exteriores de Jordania, Ayman Safadi.

Mogherini ha adelantado que este asunto será, “sin duda”, uno de los temas de la agenda que discutirá hoy con el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en la reunión bilateral que tendrán en Bruselas.

En cualquier caso, la Alta Representante ha apostado porque el acuerdo pueda allanar el camino hacia la que debe ser “la solución real” de la crisis en Siria, que pasa por un “acuerdo político” en la mesa de Ginebra.

“Por supuesto, si hay algo que podamos hacer para reforzar ese acuerdo con medidas complementarias que la UE puede ofrecer, estaremos dispuestos a hacerlo. Pero me parece que estamos aún en un paso muy prematuro”, ha advertido la política italiana.

“Mi mensaje es: Háganlo funcionar, porque la gente en Siria merece tener paz y un alto el fuego”, ha concluido Mogherini, para quien este acuerdo puede abrir el camino hacia un alto el fuego en todo el país.

El ministro de Exteriores ruso también ha manifestado su esperanza de que el acuerdo de alto el fuego en el suroeste de Siria se pueda ampliar a otras zonas del país y contribuya a la lucha antiterrorista.

“Los éxitos en la creación de las zonas de distensión, en primer lugar, el acuerdo entre Rusia, Estados Unidos y Jordania del 7 de julio sobre la creación de una zona en la suroeste de Siria, así como el conjunto de avances sobre otras tras zonas de distensión, que están de a punto de formalizarse en el marco del proceso de Astaná”, ha señalado Lavrov. En ese sentido, ha asegurado que seguirán colaborando con Estados Unidos para que se aplique el alto el fuego.

A mediodía del 9 de julio entró en vigor el alto el fuego en las provincias de Quneitra, Suwaida y Derá, en el suroeste de Siria. El Ejército sirio había cesado las hostilidades en estas provincias varios días antes, pero advirtió de que respondería en el caso de violaciones.

En una primera etapa, el mantenimiento de la seguridad en torno a esa zona de distensión correrá a cargo de la Policía Militar rusa, que se coordinará con los estadounidenses y los jordanos.

Otras tres zonas de distensión deben abarcar la provincia de Idlib, parte de las vecinas Latakia, Alepo y Hama, parte del norte de la provincia de Homs y Guta Oriental, según la propuesta rusa presentada en mayo y apoyada en Astaná por Turquía e Irán.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

La cumbre internacional en apoyo a Siria se ve ensombrecida por un supuesto ataque químico

(SOS).- La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, ha avanzado este miércoles que la UE mantendrá su compromiso de ayuda prometida para Siria y los vecinos en 2017 y ha anunciado otros 560 millones de euros para 2018.

“Cumpliremos nuestra promesa para 2017”, ha señalado Mogherini durante la conferencia internacional de apoyo al futuro de Siria y los vecinos en Bruselas tras confirmar que la UE ha cumplido su promesa de ayuda en 2016 realizada en la conferencia de Londres del año pasado.

La Comisión Europea prometió 1.115 millones de euros en 2016 en la Conferencia de Londres y anunció una ayuda indicativa de 1.275 millones de euros para 2017.

En total, la UE y los estados miembro prometieron en la capital del Reino Unido una ayuda de más de 3.000 millones de euros para los desplazados y refugiados sirios.

Mogherini ha afirmado que la UE comprometerá otros “560 millones de euros para 2018 para Líbano, Jordania y el trabajo humanitario en Siria” y espera mantener el mismo nivel “también en 2019”.

Por otra parte, la comunidad internacional ha condenado en Bruselas el supuesto ataque químico perpetrado en la provincia de Idlib este martes y ha exigido el cese inmediato de los ataques con armas químicas en Siria.

Más de 70 países y organizaciones internacionales han participado en el encuentro, denominado Apoyo a Siria y al futuro de la región, que se ha visto ensombrecido por el ataque químico en Idlib, y han exigido en el texto aprobado que “el uso de armas químicas por todo el mundo, en todas partes, debe acabar inmediatamente”.

Los coorganizadores de la conferencia internacional (la UE y la ONU, Alemania, Kuwait, Noruega, Qatar y Reino Unido) han reclamado “medios financieros adecuados” para apoyar el establecimiento de un mecanismo internacional e independiente respaldado por las Naciones Unidas para “garantizar la rendición de cuentas” frente a las violaciones y abusos “sistemáticos, generalizados y burdos” de los Derechos Humanos y del derecho humanitario internacional en Siria, según recoge el documento final, en el que la comunidad internacional condena los ataques a civiles e infraestructuras médicas y escuelas.

“Necesitamos una investigación muy clara para eliminar todas las dudas (sobre la autoría) y necesitamos que haya rendición de cuentas en base al resultado de la investigación”, ha exigido el secretario general de la ONU, António Guterres, en declaraciones a la prensa a su llegada a la conferencia internacional.

Guterres ha recordado que las Naciones Unidas han pedido “que haya rendición de cuentas en relación a los crímenes cometidos” y ha se ha mostrado seguro de que, el Consejo de Seguridad, que se reúne este miércoles de urgencia tras el supuesto ataque en Idlib, “estará a la altura de sus responsabilidades”.

Rusia ha considerado “inaceptable” el proyecto de resolución sobre el supuesto ataque con armas químicas registrado el martes en Idlib que han presentado Francia, Estados Unidos y Reino Unido al Consejo de Seguridad de la ONU, entre otras cosas porque se sustenta en información ofrecida por dos organizaciones cuya credibilidad es más que dudosa.

“El texto presentado es rotundamente inaceptable”, ha declarado la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, subrayando que el proyecto “anticipa los resultados de la investigación y simplemente señala a los culpables”.

Según la portavoz, Rusia considera que actualmente no es necesario aprobar una nueva resolución al respecto y que “son suficientes las decisiones tomadas anteriormente para llevar a cabo una investigación escrupulosa de este hecho”.

Zajarova ha considerado que el borrador presentado “se preparó con prisa y se distingue por una negligencia extrema, y proponer al Consejo de Seguridad aprobar este proyecto es un gesto indecente”.

Asimismo, ha restado credibilidad a la información ofrecida sobre el supuesto ataque por los Cascos Blancos y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. “Todos los datos falsificados sobre el tema provienen de los tristemente conocidos Cascos Blancos y el impresentable Observatorio Sirio para Derechos Humanos, con sede en Londres”, ha destacado.

Para la portavoz rusa, no es posible fiarse de estas dos organizaciones puesto que “socavaron la confianza en sí mismas en numerosas ocasiones”. Así pues, ha añadido, “es imposible aprobar decisiones de largo plazo y de obligatorio cumplimiento en base a los informes de estas organizaciones”.

(Fuente: Agencias)

La UE apoyará la reconstrucción de Siria si hay una transición política inclusiva

(SOS).- Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) mostraron en Luxemburgo su disposición a participar en la reconstrucción de Siria siempre y cuando se ponga en marcha una transición política “genuina” e “inclusiva”, en la que dan por hecho que estará el presidente Bashar al-Assad.

Los ministros respaldaron hoy una estrategia previamente presentada por la alta representante comunitaria para la Política Exterior, Federica Mogherini, con los objetivos de la UE a la hora de acompañar la reconstrucción del país árabe, con la condición expresa de que se active de manera “firme” una transición política “integral, verdadera e inclusiva”, negociada por las partes sirias en conflicto sobre la resolución 2254, que aprobó el Consejo de Seguridad de la ONU en 2015, y el comunicado de Ginebra de 2012.

El documento de los ministros europeos pide el “total” cese de las hostilidades, el levantamiento de los asedios, un acceso “sin impedimentos y sostenible” por todo el país de la ayuda humanitaria y poner fin a la guerra mediante un acuerdo político y su transición.

Otra prioridad para la UE será “salvar vidas” haciendo frente a las necesidades humanitarias de la población más vulnerable con una planificación “eficiente” y “oportuna”.

Los ministros también dijeron estar dispuestos a promover la democracia, los derechos humanos y la libertad de expresión por medio de fortalecer a las organizaciones de la sociedad civil siria, así como apoyar que los responsables de crímenes de guerra rindan cuentas para “facilitar el proceso de reconciliación nacional y justicia de transición”.

Para mejorar la vida de los ciudadanos, los representantes de los países miembros se mostraron a favor de seguir financiando la educación, la creación de empleo o el apoyo a estructuras civiles locales en áreas controladas por la oposición.

“La UE continuará considerando más medidas restrictivas contra Siria mientras la represión continúe”, concluyeron.

“Tras seis años y medio de guerra, considero completamente irreal pensar que el futuro de Siria será exactamente el mismo que había en el pasado. Pero corresponde a los sirios decidirlo”, dijo la jefa de la diplomacia europea a su llegada a la reunión de los ministros de Exteriores del bloque en Luxemburgo.

Sus declaraciones llegan unos días después de que la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, afirmara que la prioridad de su Gobierno ya no es sacar del poder a Al Assad, sino encontrar vías para poner fin a la guerra en el país, entre ellas trabajando con potencias como Turquía y Rusia.

En Ankara, el jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, subrayó la semana pasada que “a largo plazo, la suerte del presidente Assad será decidida por el pueblo sirio”.

Las discusiones de los ministros de la UE servirán de base para la conferencia internacional de apoyo al futuro de Siria que acoge Bruselas el miércoles, precedida de debates mañana sobre la situación humanitaria en el país. Al encuentro también fue invitado el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit.

Las dos instituciones trabajan en la convocatoria de una cumbre conjunta para abordar retos comunes que, según Mogherini, podría celebrarse a principios de 2018.

(Fuente: Agencias)