Pakistán – Un tribunal emite la primera condena a muerte por “blasfemia en Facebook”

(SOS).- En Pakistán, un tribunal antiterrorista emitió la primera sentencia de muerte por blasfemia en Facebook. Los jueces de Bahawalpur (Punjab) condenaron a la pena capital a Taimoor Raza, un hombre de 30 años, por haber insultado a Mahoma. Ahora, el hombre podrá apelar la sentencia ante la Alta Corte de Lahore y luego ante la Corte Suprema. Se trata de la primera sentencia de este tipo, que confirma la nueva vuelta de tuerca promovida por el Gobierno de Islamabad contra el disenso expresado en los medios de comunicación social.

Raza fue arrestado el año pasado, después de entablar una discusión en las redes sociales, centrada en el islam. Waseem Abbas, hermano del condenado, refirió que este “planteó una discusión sectaria con una persona, que luego reveló ser un funcionario del departamento de lucha contra el terrorismo, de nombre Muhammad Usman”. Abbas añadió que su familia es “pobre pero instruida” y que pertenece a la minoría islámica chiíta.

El condenado es una de la 15 personas arrestadas el año pasado en Pakistán, con la acusación de haber pronunciado ofensas contra Mahoma en los medios de comunicación. Hasta ahora, nadie había sido formalmente condenado por lo que en el país se considera la “ley negra”. Es más, los expertos consideran que la decisión es totalmente “excepcional”, si se tiene en cuenta que en las cárceles pakistaníes hay personas que languidecen desde hace años aguardado su juicio, como es el caso de Asia Bibi, la madre cristiana acusada de blasfemia.

La cuestión es un tema espinoso, y la sola hipótesis de un ultraje al islam puede provocar reacciones violentas. Este es el caso de Mashal Khan, un estudiante de Periodismo que fue linchado a muerte por sus compañeros de la Mardan University en el mes de abril, después de que se difundieran rumores de sus comentarios blasfemos.  Recientemente, un informe oficial que fue ordenado por la Corte Suprema, estableció que las acusaciones contra el joven eran totalmente infundadas.

Los defensores de los derechos humanos se quejan de que las acusaciones de blasfemia son utilizadas como una justificación para llevar a cabo venganzas personales. A raíz de esto, de todas partes han llovido críticas contra el Gobierno, cuando en el mes de marzo el premier  Nawaz Sharif solicitó a Facebook y a otras redes sociales una “ayuda” para limitar los comentarios blasfemos.

La petición fue interpretada como otro intento de aplicar la censura contra el disenso, como ocurrió con los cinco intelectuales y blogueros secuestrados por las agencias de inteligencia a principios de 2017, porque se habían atrevido a criticar a miembros radicales del Gobierno. Primero fueron secuestrados, luego acusados de blasfemia y después se los hizo reaparecer. Como subrayó uno de ellos, que se atrevió a romper el silencio, el resultado de estas maniobras políticas fue la autocensura de los pensadores laicos.

(Fuente: AsiaNews)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s