Turquía denuncia el envío de 300 militares de EEUU para apoyar a las YPG en Siria

(SOS).- Estados Unidos ha enviado a 300 militares para reforzar sus posiciones en la región siria de Manbij, bajo control de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG). El enclave de Manbij es objetivo declarado de Turquía tras la reciente toma de la región de Afrin, en el noreste de Siria, arrebatado a las YPG, a las que Turquía considera una organización terrorista.

“Unos 300 militares estadounidenses han llegado a Manbij en un convoy con varios vehículos blindados y maquinaria de construcción”, ha informado la prensa turca.

Concretamente este contingente habría sido enviado al río Sajur, frontera entre los territorios ya controlados por Turquía y las milicias armadas filoturcas y el territorio de Manbij. Así, los medios de comunicación turcos aseguran que se están realizando patrullas diarias por el río Sajur, cuando antes se hacían semanalmente y también hay patrullas estadounidenses en Ras al Ain, en la frontera con Turquía.

Ankara ha intervenido militarmente en Siria formalmente para atacar al Estado Islámico, pero la ofensiva se ha transformado en un ataque contra las YPG, a las que considera afines al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización armada kurda activa en Turquía.

Ahora pretende tomar Manbij, última posición de las YPG al oeste del río Éufrates, pero en la zona hay unos 2.000 militares estadounidenses.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Turquía espera terminar su operación militar en Siria antes de mayo

(SOS).- El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, dijo hoy durante una visita a Viena que la operación lanzada por el Ejército turco en el enclave sirio de Afrin podría acabar antes de mayo. El ministro también anunció que Ankara prepara otra ofensiva en el norte de Irak contra la guerrilla kurda del PKK.

“La operación de Afrin podría terminar antes de mayo”, declaró Cavusoglu a la prensa turca.

Turquía lanzó el pasado 20 de enero una operación, denominada Rama de olivo, para desalojar a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) de ese territorio situado en el noroeste de Siria.

Ankara considera que estas milicias kurdosirias son “terroristas” por sus lazos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), un grupo activo en suelo turco.

La operación turca ha elevado la tensión con Estados Unidos, que considera a las YPG su mejor aliado en la lucha contra el Estado Islámico en territorio sirio.

Turquía también ha sido criticada por no respetar la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU del pasado 24 de febrero, que pedía una tregua en toda Siria.

La presencia de las YPG en el norte de Siria causa recelos en las autoridades de Ankara, que temen que puedan establecer alguna forma de autogobierno.

Desde el inicio de la ofensiva en el enclave de Afrin han muerto al menos 195 civiles. También habrían muerto 68 soldados turcos y más de 300 miembros de milicias aliadas de Turquía, mientras que las YPG habrían sufrido 346 bajas.

Por otra parte, el jefe de la diplomacia turca reveló que “en Irak habrá una operación transfronteriza (turca) contra el PKK”. “Lo haremos junto con el Gobierno iraquí”, añadió.

“Incluso si la operación de Afrin no termina (para entonces), tenemos la capacidad de realizar ambas operaciones al mismo tiempo”, aseguró el ministro de Exteriores.

Cavusoglu no ofreció una fecha concreta para esa operación pero apuntó que sería después de las elecciones parlamentarias previstas para el 12 de mayo en Irak.

El canciller turco afirmó más tarde, en una rueda de prensa junto a su homóloga austríaca, Karin Kneissl, que el objetivo de Turquía es liberar a Siria e Irak de “toda amenaza terrorista” y garantizar “la unidad territorial de ambos países”.

“Tenemos que garantizar que estos dos países (Irak y Siria) conserven su soberanía. No tenemos que liberarlos sólo del Estado Islámico y de Al Qaeda, sino de todos los grupos terroristas”, afirmó Cavusoglu.

El jefe de la diplomacia turca aseveró que el Gobierno de la región autónoma del Kurdistán iraquí también es enemigo del PKK y confió en consensuar una operación tanto con Bagdad como con las autoridades regionales kurdas de Erbil.

Ankara bombardea de forma regular zonas del norte de Irak para castigar al PKK, cuya retaguardia se encuentra en los montes Qandil.

El PKK, calificado como grupo terrorista por Turquía, la Unión Europea y Estados Unidos, inició en 1984 la lucha armada para demandar más derechos de la minoría kurda en Turquía. Desde entonces, han muerto más de 45 mil personas en enfrentamientos y atentados.

(Fuente: Agencias)

Rusia denuncia que EEUU posee 20 bases militares en el norte de Siria

(SOS).- Estados Unidos cuenta con alrededor de 20 bases militares en el norte de Siria, según ha denunciado el asesor del secretario del Consejo de Seguridad ruso, Alexander Venediktov, subrayando que este hecho amenaza la paz y seguridad en el país árabe. Asimismo, ha asegurado que Washington está suministrando armamento avanzado a las fuerzas kurdosirias.

“En el territorio controlado por las Unidades de Protección de Pueblo (YPG) hay cerca de 20 bases militares estadounidenses”, ha declarado el responsable ruso.

De igual modo, ha defendido que Washington provocó el inicio de la operación turca en la región de Afrin, en el noroeste de Siria, al haber suministrado armas modernas a las milicias kurdas, las YPG.

“Los kurdos literalmente están llenos de armas avanzadas, los suministros de armamento moderno y la exaltación de los ánimos separatistas hicieron en realidad a Turquía lanzar su operación militar en el norte de Siria, en la región de Afrin”, ha sostenido Venediktov.

El responsable ruso se ha referido así a la operación Rama de Olivo lanzada por las autoridades de Ankara el pasado 20 de enero —con el apoyo del ELS— y que busca expulsar a las YPG de su frontera en la regió de Afrin. Turquía esgrime que las YPG son una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado una organización terrorista por las autoridades de Ankara, Estados Unidos y la UE.

Por otra parte, el responsable ruso también ha revelado que Estados Unidos tiene ocupada “sin el consentimiento del Gobierno sirio”, un “área de 55 kilómetros cerca de Al Tanf, en la frontera sirio-jordana”.

“En esta zona se encuentra el tristemente famoso campo de refugiados Rukban, donde bajo las narices de las tropas de Estados Unidos circulan libremente radicales de los grupos armados ilegales”, ha destacado, incidiendo en que al mismo tiempo, “la zona está cerrada para los convoyes humanitarios de la ONU que intentan entrar en el campo desde el territorio sirio”.

(Fuente: Agencias)

Al menos 36 efectivos progubernamentales sirios fallecen en un bombardeo turco en Afrin

(SOS).- Al menos 36 efectivos progubernamentales sirios murieron este sábado por un bombardeo de aviones turcos en el enclave de Afrin, en el noroeste de Siria, una semana después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas votara a favor de un alto el fuego de 30 días en el país árabe.

El bombardeo, el más grave realizado por Turquía contra las fuerzas leales al Gobierno sirio, tuvo lugar contra un campamento de las fuerzas de defensa popular en la localidad de Kafr Yana, en el noreste de Afrin.

El número de muertos puede aumentar porque, según fuentes locales, “hay muchos cadáveres bajo los escombros” por el bombardeo contra el campamento, llamado Al Talaa.

La noche del jueves otro bombardeo turco causó la muerte de al menos 14 combatientes de esas mismas fuerzas sirias en la zona de Yama, en el norte de Afrin.

Desde el pasado 20 de enero, Turquía y facciones rebeldes pro Ankara desarrollan una ofensiva en la región siria de Afrin, controlada por las Unidades de Protección de Pueblo (YPG), consideradas terroristas por el Gobierno turco por sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Las fuerzas de defensa popular entraron hace once días en Afrin, en aplicación de un acuerdo entre las autoridades sirias y las YPG para proteger la región del ataque turco.

Al menos 58 efectivos progubernamentales sirios han perecido en los combates y bombardeos turcos, incluyendo las víctimas de este sábado.

Las fuerzas turcas y los grupos armados aliados del Gobierno de Ankara irrumpieron ayer en la localidad de Rayu, considerada estratégica porque es el paso que comunica el norte de Afrin con el oeste de la provincia de Alepo.

Desde el inicio de la operación militar denominada Rama de Olivo, Turquía y sus aliados han tomado 82 poblaciones de Afrin, que suponen el 23 por ciento de la zonas rurales de esa región siria.

(Fuente: Agencias)