Egipto – Inauguran una iglesia construida con las donaciones de los musulmanes locales

(SOS).- La segunda iglesia del pueblo de Ismailia, en la provincia egipcia de Minya, ha tardado poco más de un año en construirse. Y en parte, se ha debido a la contribución económica aportada por la población musulmana local para apoyar el proyecto. La inauguración del nuevo templo, dedicado a San Jorge y a la Virgen María, se ha llevado a cabo la semana pasada y ha contado con la participación festiva de muchos habitantes, cristianos y musulmanes.

En su intervención, el alcalde Ibrahim ha presentado la obra de la iglesia como un signo visible y concreto para robustecer la concordia nacional, realizado gracias a la contribución de la población local y sin recurrir a capital extranjero, que suele financiar la construcción de edificios religiosos en el extranjero para expandir su propia red de influencia política o sectaria.

En la zona de la aldea de Ismailia viven unos 20 mil egipcios, de los cuales una tercera parte son cristianos coptos y dos terceras partes musulmanes sunitas. La decisión de levantar una segunda iglesia fue tomada hace poco más de un año para evitar que los habitantes cristianos tuviesen que alejare demasiado de sus casas para poder asistir a las celebraciones exponiéndose al peligro de sufrir agresiones o secuestros.

El “comité de reconciliación” de la localidad de Ismailia, encargado de prevenir o resolver conflictos sectarios, aprobó en marzo de 2016 la construcción de la nueva iglesia copta, estableciendo además el área asignada para la edificación del lugar de culto. En la asamblea del comité, los miembros de la organización, en su mayoría musulmanes, sometieron a votación la posible construcción de la iglesia y el lugar para la construcción de la misma. La propuesta obtuvo 49 votos a favor y tan sólo 4 en contra. La aprobación casi unánime del proyecto fue recibida con alivio por parte de la comunidad cristiana local en una zona marcada, en el pasado, por varios incidentes de intolerancia sectaria.

(Fuente: Agencia Fides)

Experta en terrorismo: “Los nuevos yihadistas saldrán de los campos de refugiados”

(Agencias).- La periodista Loretta Napoleoni, socia fundadora de G-Risk, tiene la certeza de que con los refugiados que llegan a Europa entran terroristas. Según informan algunos medios de comunicación, Napoleoni dice que “estos terroristas que entran con los refugiados no están controlados por el Califato”, sino que “la gente que llega a Europa con los inmigrantes es tan seria y negativa que deciden convertirse en yihadistas. Algunos evolucionan a yihadistas aunque en un principio no lo sean”.

La periodista italiana, que es experta en la financiación de redes terroristas y asesora a diversos gobiernos en la lucha contra el terrorismo, acaba de publicar un libro titulado ‘Traficantes de personas’ (Editorial Paidós) sobre el negocio de los secuestros y la crisis de los refugiados.

En esta publicación, Napoleoni asegura que el Estado Islámico (ISIS o Daesh, por su acrónimo en árabe) no se está lucrando directamente con el tráfico de refugiados. Sin embargo, afirma que Daesh sí que “exige un impuesto a los traficantes cuando cruzan sus territorios. En 2015 fue la forma de financiación más importante para el yihadismo. Ganaban medio millón de dólares al día. Ese año, más de un millón de inmigrantes vinieron a Europa”.

Sobre el tema de la financiación de este grupo, la autora explica que hay una red montada en torno a los miles de negocios que tienen. En su obra habla sobre contrabando, extorsión, tráfico de personas e impuestos que cobran a los traficantes cuando cruzan sus territorios, entre otros.

Además, la periodista nacida y criada en Roma dice que también ganan dinero con los secuestros de personas. “Todos los políticos aseguran que no pagan, pero en realidad lo hacen. Creo que es mejor que los gobiernos no lo hagan. Pero sí que permitan a las familias pagar, porque tienen menos dinero y al final se paga menos”, relata.

Para esta experta en la lucha contra el terrorismo “hay vidas que valen más que otras ante un secuestro. Por ejemplo, un soldado americano vale más que un turista. Pero también hay rehenes que tienen un valor político más alto muertos que vivos. Con el asesinato de periodistas, ISIS consiguió un impacto mundial increíble. Lo que querían era difundir temor y forzar a los Estados Unidos a participar en la guerra de Siria”.

Sin embargo, reconoce que no todo el mundo le da la misma importancia a este drama social. “A la Unión Europea no le importa el tráfico de personas. Quieren una solución rápida, a corto plazo, que no es una solución humanitaria y que a veces tampoco funciona. A largo plazo, de esa gente a la que metemos en campos de concentración saldrá la nueva generación de yihadistas”, advierte.

Finalmente, la periodista italiana destaca que el Estado Islámico no es un grupo de personas aisladas y dementes, fieles a una ideología, sino que son un organismo inteligente y bien organizado. “Creo que son muy inteligentes, comprenden muy bien la globalización, saben luchar y conocen bien a los medios de comunicación. Por supuesto que son muy peligrosos y brutales, pero no están locos”, apunta.

Aun así, opina que Daesh “como tal no sobrevivirá”. Para Napoleoni lo que sí seguirá será la ideología y el concepto. “Son una ideología y no se puede bombardear una ideología. Por ello el término del ‘fénix islamista’ que desaparece y vuelve a reaparecer de sus cenizas”, concluye.