Estados Unidos bombardea posiciones de las fuerzas gubernamentales en Siria

(SOS).- Más de cien milicianos leales al Gobierno de Siria murieron después de que la coalición internacional que encabeza Estados Unidos y las FDS repelieran un ataque a última hora del miércoles en el este de Siria, según fuentes oficiales estadounidenses.

Estas fuentes han indicado que las fuerzas progubernamentales sirias estaban integradas por cerca de 500 personas y contaban con apoyo de artillería, tanques, lanzacohetes y morteros.

Las declaraciones llegan horas después de que la coalición internacional admitiera haber realizado varios ataques contra posiciones de las fuerzas leales al Gobierno sirio como respuesta a un “ataque no provocado” contra oficinas de las FDS, una alianza liderada por milicias kurdas y apoyada por Estados Unidos.

En concreto, la coalición ha acusado a las tropas sirias y sus aliados de atacar este miércoles una sede de las FDS situada a ocho kilómetros de la línea pactada para separar ambos frentes en la zona del río Éufrates. En las instalaciones también había miembros del contingente internacional.

“Para repeler el acto de agresión contra los socios” de la coalición, se llevaron a cabo varios “ataques”, según el comunicado difundido por la alianza norteamericana, en el que no se han dado detalles de posibles daños personales o materiales como consecuencia de estas tensiones.

Este jueves, fuentes oficiales sirias han denunciado que las fuerzas de la coalición que lidera Estados Unidos han bombardeado las posiciones de las fuerzas gubernamentales en la provincia de Deir ez-Zor, en el este del país, provocando varias víctimas.

En un comunicado, han lamentado una “nueva agresión” y un “intento de apoyar al terrorismo”. “Las fuerzas de la coalición internacional están bombardeando las fuerzas que combaten a Daesh y a las FDS al este del río Éufrates y hay informes de víctimas”, han señalado las autoridades de Damasco.

La prensa siria ha dicho que hay “decenas de muertos y heridos” como resultado de los ataques. También ha explicado que los grupos que han sido atacados por las fuerzas de la coalición son “personas locales” que luchan contra el Estado Islámico y combatientes de las FDS.

Por su parte, el parlamentario ruso Franz Klintsevich ha tildado de “agresión” el ataque llevado a cabo por parte de la coalición que encabeza Estados Unidos contra milicianos leales a Damasco durante la jornada del miércoles.

“Las acciones de la coalición que encabeza Estados Unidos no se corresponden con las normas legales. No hay duda de que esto es una agresión”, ha manifestado.

Las palabras de Klintsevich han llegado horas después de que fuentes estadounidenses indicaran que más de cien milicianos murieron en el ataque, asegurando que fue en respuesta a un asalto “no provocado” contra una posición de las FDS.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

La base aérea de Deir ez-Zor vuelve a estar operativa tras la ruptura del asedio

(SOS).- Los primeros aviones aterrizaron este lunes en el aeropuerto militar de Deir ez-Zor, en el noreste de Siria, tras la ruptura hace poco más de una semana del cerco impuesto por el Estado Islámico a las fuerzas gubernamentales.

Según ha informado la prensa local, dos aparatos de la Fuerza Aérea Siria aterrizaron en el aeropuerto, situado en el noreste de la ciudad de Deir ez-Zor, capital de la provincia homónima. La pista de la base militar llevaba casi un año sin poder ser utilizada.

Los aviones portaban equipamiento para las tropas destacadas en la zona que se enfrentan a los extremistas.

El pasado 9 de septiembre, el Ejército sirio rompió el cerco de más de tres años que la organización radical suní imponía a la base aérea.

La ofensiva de los efectivos gubernamentales contra el Estado Islámico en la provincia de Deir ez-Zor comenzó el pasado día 2 y fue lanzada en dos frentes desde la vecina Homs, donde las tropas sirias también han ganado terreno recientemente a los yihadistas.

Hoy, el Ejército sirio sirio y sus aliados cruzaron el río Éufrates en Deir ez-Zor, concretamente entre Al Yafra y Huwiyet Saqr, lo que sitúa a las tropas leales a Damasco frente a frente con los rebeldes de las FDS, una coalición de milicias kurdo-árabes apoyadas por Estados Unidos. Un choque entre las fuerzas sirias y las tropas aliadas de los estadounidenses elevaría la tensión entre Washington y el Gobierno de Bashar al-Assad.

La ONU anunció el domingo el fin de los suministros aerotransportados lanzados en paracaídas tras la apertura de un corredor controlado por el Ejército sirio, incluida una carretera que comunica Damasco con Deir ez-Zor.

La provincia de Deir ez-Zor es uno de los últimos feudos de los milicianos vestidos de negro en Siria, después de que el grupo islamista haya perdido parte de sus dominios en Al Raqa, en el noreste del país.

(Fuente: Agencia)