Las fuerzas gubernamentales amplían su control del sur de Siria

(SOS).- Las fuerzas gubernamentales ampliaron este viernes su control del sur de Siria con nuevos avances contra un grupo yihadista vinculado al Estado Islámico y una victoria simbólica, al hacerse con el control total de la ciudad de Al Quneitra tras terminar la evacuación de los extremistas.

La bandera siria se izó ayer, por primera vez en cuatro años, en la plaza Tahrir de Al Quneitra, ciudad vecina a los Altos del Golán que fue derruida por Israel antes de que la recuperara Siria en 1974 y que se ha mantenido en ruinas desde entonces, por decisión gubernamental, como recuerdo de la guerra contra el país vecino.

La ceremonia del izado de la bandera tuvo lugar en con la presencia de cientos de ciudadanos sirios que celebraron la expulsión de los “terroristas” y el regreso de la seguridad a la zona, según informó la prensa local.

El Ejército sirio recuperó la localidad del suroeste del país después de la evacuación de los últimos combatientes radicales, que aceptaron salir de la urbe en una negociación que puso fin a los intensos enfrentamientos de las últimas semanas.

Asimismo, las fuerzas leales a Damasco y sus aliados continuaron hoy su ofensiva contra el Estado Islámico en la provincia de Deraa, vecina de Al Quneitra.

Los intensos combates se concentraron en las áreas rurales del noreste de la provincia de Deraa, cerca de la frontera con la provincia de Al Sueida, que sufrió varios atentados yihadistas el pasado miércoles, además de en la zona de la cuenca del río Yarmuk, en el sur de Deraa.

En esa última zona opera el grupo yihadista Ejército Jaled bin Walid, vinculado al Estado Islámico, y que ahora apenas controla siete localidades, cerca del 2 por ciento del territorio que llegó a estar bajo su poder.

Desde que comenzara la ofensiva gubernamental en el sur de Siria el pasado 19 de junio, las fuerzas sirias se han hecho con el control de más del 91 por ciento de la región sureña.

Anuncios

Facciones armadas negocian con Rusia un posible acuerdo en la provincia siria de Deraa

(SOS).- El ELS, una de las principales facciones armadas, anunció que va a mantener hoy una reunión con Rusia, principal valedor del Gobierno sirio, para analizar la situación en la provincia meridional de Deraa.

Los líderes del ELS y representantes civiles se encontrarán con los negociadores rusos en la localidad de Busra al Sham, según anunció el grupo armado a través de una nota.

El encuentro se produce después de los avances de las fuerzas gubernamentales en los últimos días en Deraa, región fronteriza con Jordania, en la que han liberado numerosos pueblos que estaban en manos de facciones armadas y organizaciones extremistas.

El Gobierno jordano, que negoció con Rusia en los últimos días un alto el fuego en Deraa, ya no forma parte del proceso negociador desde que este se ha trasladado a la citada ciudad siria, según las fuentes consultadas.

Deraa es escenario de combates entre el Ejército sirio y los diferentes grupos armados que operan en esta región desde el pasado 19 de junio.

Los violentos enfrentamientos han causado el desplazamiento de unos 120 mil civiles desde el comienzo de las hostilidades, según los cálculos de diferentes organizaciones humanitarias.

Parte de los desplazados se han dirigido hacia la zona de la frontera jordana, pero las autoridades de Amman se niegan a abrir el paso y a recibir a más refugiados.

Las fuerzas sirias prosiguen sus ataques contra zonas controladas por los extremistas en Deraa

(SOS).- Las fuerzas gubernamentales sirias atacaron hoy con artillería zonas controladas por los extremistas en la ciudad de Deraa, en el sur del país. También se registraron bombardeos contra la localidad de Kahil, situada al oeste de Deraa, en ambos casos sin que haya información de víctimas.

Estos son los únicos ataques registrados en Deraa desde la pasada medianoche, mientras que la calma prevalece en la mayoría de la región, en el contexto de una tregua de doce horas que se alcanzó entre Rusia y Jordania, según fuentes locales, aunque ninguna de las partes ha confirmado ese acuerdo.

El ministro jordano de Exteriores, Ayman Safadi, dijo ayer que planea reunirse con el secretario general de la ONU, António Guterres, para intentar detener la ofensiva gubernamental en Deraa, región fronteriza con Jordania.

Las autoridades de Amman temen una oleada de refugiados hacia sus fronteras, que mantiene cerradas desde 2016, y ya han advertido de que no recibirán a más ciudadanos sirios.

Por su parte, Israel ha entregado ayuda humanitaria a los miles de desplazados que se refugian en el sur de Siria, por la actual ofensiva militar, pero no permitirá el paso a territorio israelí.

El Ejército de Israel trasladó anoche 300 tiendas de campaña, 13 toneladas de comida, 15 de alimento infantil, tres palés de equipo médico y medicinas y 30 toneladas de ropa y calzado a los desplazados en los Altos del Golán sirios, informó en un comunicado.

“Miles de sirios que huyen de las hostilidades viven en condiciones de pobreza en esos campos cerca de la frontera con Israel, sin acceso a agua, electricidad, alimento y otras necesidades básicas. Se ha identificado un número creciente de civiles sirios en los campamentos en los últimos días”, explicaron las Fuerzas de Defensa israelíes.

Israel reconoció que sigue de cerca el transcurso de la actual ofensiva en la zona de Deraa, al tiempo que aseguró que “está preparado para diversos escenarios”.

En esta línea, el Ejército advirtió de que no permitirá que los sirios desplazados entren en Israel y continuará manteniendo “los intereses de seguridad”.

Esta campaña militar se produce después de casi un año de calma en esta región del sur de Siria, gracias a un alto el fuego alcanzado en julio de 2017 con la mediación de Rusia, Estados Unidos y Jordania.

El Ejército lanza una nueva operación militar contra los terroristas en el suroeste de Siria

(SOS).- La guerra llega a las puertas de Jordania y los Altos del Golán, la zona siria ocupada por Israel desde 1967. El Ejército sirio y sus fuerzas aliadas anunciaron el inicio de la ofensiva para recuperar el control de la provincia de Deraa. Esta parte del país está bajo el control de grupos armados como la filial de Al Qaeda en Siria.

Naciones Unidas estima que unas 45 mil personas ya han abandonado sus hogares en estas primeras horas de ofensiva, pero “el número de desplazados puede ser más del doble a medida que la violencia aumente”, advirtió la portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Bettina Luescher. La única salida segura es la que les lleva a Jordania, pero las autoridades de Amman adelantaron que no abrirán su frontera, porque no pueden atender a más refugiados.

Pese a los mensajes de alarma lanzados por el organismo internacional debido a la posible crisis humanitaria que se avecina, el primer ministro jordano, Omar Al Razaz, advirtió de que “Jordania no recibirá nuevos refugiados sirios bajo ninguna circunstancia” y recordó que las Fuerzas Armadas controlan “completamente” la línea divisoria entre ambos países.

La ofensiva comenzó en la zona noreste de Deraa. “El Ejército ha iniciado la operación para preparar el avance de las unidades militares”, informaron fuentes oficiales. Los primeros objetivos fueron Busra Al Hariri y Malihat Al Atash, que ya estarían bajo control gubernamental.

Poco antes de anunciarse el inicio de la ofensiva en Deraa, esas mismas fuentes denunciaron un nuevo ataque aéreo israelí contra un depósito de armas cerca de Damasco. Israel, como hace normalmente en estos casos, ni confirmó ni desmintió lo sucedido.

Las autoridades israelíes temen que Irán, aliado del Gobierno sirio, aproveche estas operaciones para asentarse en la frontera.

Mueren 70 milicianos del antiguo Frente al Nusra en combates en el sur de Siria

(SOS).- Unos 70 milicianos del antiguo Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, murieron el domingo en combates con las fuerzas gubernamentales y sus aliados en el sur del país árabe, según informó hoy el Centro ruso para la Reconciliación en Siria, un organismo dependiente del Ministerio de Defensa ruso.

En un comunicado, el centro dependiente del departamento que dirige el general Sergei Shoigu dijo que los miembros del grupo terrorista fueron abatidos por efectivos sirios, con el respaldo de la Fuerza Aérea Militar de Rusia y de unidades del ELS.

“Militantes del Frente al Nusra atacaron a lo largo de ayer las localidades que se habían pasado al lado del gobierno legítimo. Las tropas gubernamentales, junto con las formaciones del ELS, repelieron la ofensiva con el apoyo de la aviación rusa”, detalló el Centro ruso para la Reconciliación en Siria.

Los mandos militares rusos señalaron que el Frente al Nusra sufrió 70 bajas y perdió tres vehículos blindados y catorce camiones artillados. Los combates concluyeron sin víctimas mortales en las filas del Ejército sirio.

Ayer, una nueva localidad de la provincia de Deraa pasó a depender de las autoridades de Damasco, elevándose a doce las localidades que las fuerzas gubernamentales tienen bajo su control en la zona de distensión creada en el suroeste de Siria.

Las fuerzas sirias avanzan frente al Estado Islámico en una zona fronteriza con Irak

(SOS).- Las tropas gubernamentales lograron hoy nuevos avances en el este de Siria, en una zona fronteriza con Irak, tras violentos enfrentamientos con el Estado Islámico. En las últimas 48 horas, murieron al menos diez yihadistas y seis miembros de las fuerzas de seguridad.

Estos progresos contaron con cobertura aérea y fueron precedidos de intensos bombardeos. El Ejército sirio y sus tropas aliadas se hicieron con el control de varias posiciones situadas entre la frontera iraquí y las provincias de Homs y Deir ez-Zor, entre la denominada “Estación 3” y la zona de Hameima.

Las fuerzas sirias intentan acabar con la presencia de la organización extremista en esta zona desértica del este de Homs y, en concreto, al este de la “Estación 3” y alrededor de Hameima, donde los milicianos vestidos de negro mantienen varios grupos dispersos.

Por otra parte, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, dijo ayer que “Estados Unidos permanece profundamente preocupado por los informes sobre el aumento de operaciones por parte del régimen sirio en el suroeste del país, dentro de los límites de la zona establecida para reducir la escalada (de violencia) negociada por Estados Unidos, Jordania y Rusia”.

En las últimas semanas, las fuerzas gubernamentales han estado enviando refuerzos a las provincias meridionales de Deraa y Quneitra, en el suroeste del país, en medio de los preparativos de una posible ofensiva en la zona.

En esas regiones está en vigor un cese de las hostilidades desde julio de 2017, auspiciado por Estados Unidos, Jordania y Rusia. Washington y Ammán respaldan a los grupos armados, mientras que Moscú es aliado del Gobierno sirio.