Turquía dice que la operación en el enclave sirio de Afrin está cada día más cerca de la victoria

(SOS).- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado este sábado que con cada día que pasa están más cerca de la victoria militar sobre las milicias kurdas de la región de Afrin, en Siria.

“Siempre hemos sido pacientes y les hemos dicho (a los milicianos) que deben saber cuál es su lugar. Nuestra nación ha sufrido durante 40 años a los terroristas dentro de nuestras fronteras. Ahora los de dentro de las fronteras (PKK) han unido fuerzas con los terroristas en Siria, pero estamos más cerca de la victoria con cada día que pasa”, ha afirmado Erdogan durante un congreso de su formación política, el Partido Justicia y Desarrollo.

Concretamente, el mandatario ha anunciado que el Ejército turco ha avanzado ya sobre 300 kilómetros cuadrados. El distrito de Afrin suma un total de 1.841 kilómetros cuadrados.

Erdogan ha recordado que uno de los objetivos de la ofensiva es facilitar la repatriación de tres millones de refugiados sirios. “Por eso luchamos. No queremos las tierras sirias”, ha insistido.

Por su parte, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) han informado de la muerte de siete miembros de las fuerzas turcas y sus aliados en la localidad de Qude, en la región de Rajo. Otros seis combatientes de la Operación Rama de Olivo han muerto en la localidad de Bilinka.

Las Fuerzas Armadas turcas lanzaron el pasado 20 de enero en Afrin una ofensiva militar para expulsar a las milicias kurdas de la zona, fronteriza con Turquía.

El Gobierno turco considera a las YPG como una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado un grupo terrorista tanto por Turquía como por la UE y Estados Unidos.

La Operación Rama de Olivo ha dejado hasta la fecha más de 1.200 “terroristas” muertos, según las cifras aportadas por el Ejército turco —que han sido calificadas como exageradas por parte de las fuerzas kurdas—, así como unos 15 mil desplazados, de acuerdo con las estimaciones de la ONU.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Erdogan acusa a EEUU de estar en Siria para dañar los intereses de Turquía, Irán y Rusia

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acusó hoy a Estados Unidos de estar en Siria para dañar los intereses de Turquía, Irán y “quizá Rusia”, y volvió a criticar a Washington por su apoyo a milicias kurdosirias que el Gobierno de Ankara considera terroristas.

“¿Por qué Estados Unidos continúa enviando armas al norte de Siria después de expulsar al Estado Islámico? ¿Por qué seguís allí? ¿Por qué aún llegan armas? Hacéis cálculos contra Turquía, Irán o quizá Rusia”, sostuvo el presidente turco en un encuentro de su partido en Ankara.

Rusia, Turquía e Irán son garantes del alto el fuego decretado en Siria hace casi un año y patrocinan el llamado proceso de Astaná, pese a que Moscú y Teherán respaldan el Gobierno sirio, mientras Turquía colabora con las milicias rebeldes alzadas en armas contra las autoridades de Damasco.

Erdogan volvió a demandar que las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) se retiren de la región de Manbech y volvió a criticar que Estados Unidos siga enviando armas a esa guerrilla cuando da por hecha la derrota del Estado Islámico.

También criticó que Estados Unidos no haya cumplido la supuesta promesa que hizo al Gobierno de Ankara de forzar la retirada de las YPG de ese territorio, donde además Washington tiene a militares desplegados.

“Ellos (Estados Unidos) nos dijeron que saldrían de Manbech, ¿por qué seguís allí ahora”, declaró.

Las YPG han sido el principal aliado de Estados Unidos en la lucha contra los yihadistas en Siria, pero las autoridades de Ankara las definen como terroristas por sus estrechos vínculos con el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía.

El Gobierno turco temía que las YPG se hicieran también con el control del territorio entre Manbech y Afrin, una distancia de apenas 80 kilómetros, para establecer una franja bajo dominio kurdo a lo largo de toda la frontera norte de Siria con Turquía.

Turquía lanzó el pasado 20 de enero la operación Rama de olivo contra las YPG en el enclave sirio de Afrin, una zona aislada del resto del territorio dominado por esas milicias kurdas y donde Estados Unidos no tiene presencia militar.

El Ejército turco afirma que ha “neutralizado” (abatido, herido o capturado) a 970 milicianos de las YPG desde el inicio de la ofensiva.

A su vez, al menos 18 soldados turcos han muerto en la operación en Afrin.

Las relaciones entre Estados Unidos y Turquía, socios militares en la OTAN, se han deteriorado en los últimos 18 meses por diferencias en Siria y por la negativa de Washington a extraditar a un clérigo islamista, Fethullah Gülen, al que el Gobierno de Ankara acusa de organizar el golpe de Estado de 2016.

Estados Unidos alega que la decisión dependen de la Justicia y que las autoridades de Ankara no han entregado pruebas de peso sobre la implicación de Gülen en la asonada.

(Fuente: Agencias)

Erdogan: Turquía no detendrá su operación militar contra los kurdos en Siria

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró hoy que su país no detendrá su operación militar lanzada el sábado contra las milicias kurdas aliadas de Estados Unidos en el norte de Siria.

“No vamos a retroceder en Afrin”, afirmó el mandatario turco en relación a la región del norte de Siria en manos de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), milicias kurdas que el Gobierno de Ankara considera terroristas y aliadas de la guerrilla kurda de Turquía, el PKK.

Erdogan volvió a acusar a Estados Unidos de armar y apoyar a las YPG, aliadas de Washington contra el Estado Islámico.

“No son honestos con nosotros. Continuaremos nuestro camino”, señaló.

“Queríamos comprarles armas (a Estados Unidos). No nos las dieron y entregaron las mismas armas a organizaciones terroristas. ¿Qué tipo de alianza estratégica es esa?”, planteó el presidente de Turquía, país alineado con Estados Unidos dentro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Erdogan subrayó que no necesita permiso para la operación militar y que continuará hasta que haya terminado, en referencia a la petición de Washington de que el operativo tenga una duración limitada.

“Yo le pregunto a Estados Unidos: cuándo estaréis listos en Afganistán y en Irak”, dijo el presidente de Turquía durante un discurso ante la Cámara de Industria de Ankara.

El jefe del Estado aseguró que las YPG no luchan por los kurdos sino por “los poderes que tienen planes para la región” y aseveró que Turquía no tiene intereses territoriales en el norte de Siria.

Erdogan prometió que esta operación, denominada “Rama de Olivo”, tendrá el mismo efecto que la misión “Escudo del Eufrates”, iniciada contra el Estado Islámico en agosto de 2016.

“Controlamos 2.000 kilómetros cuadrados en el norte de Siria y 10.000 sirios han vuelto allí (desde Turquía). Lo mismo pasará en Afrin. Los sirios que están en nuestro país tendrán la oportunidad de regresar a sus hogares”, prometió.

El Gobierno turco informó hoy de que sus tropas no han sufrido bajas hasta ahora.

La operación militar se ha diversificado este lunes con la apertura de un nuevo frente en la región de Azez, al noreste de Afrin, informó hoy la prensa turca.

Hasta ahora soldados turcos junto a milicias aliadas del ELS habían atacado el oeste del enclave sirio de Afrin, avanzando desde la zona fronteriza con Turquía. El Ejército turco ha avanzado casi ocho kilómetros y ya controla once pueblos.

(Fuente: Agencias)

Turquía anuncia un ataque inminente a las milicias kurdosirias aliadas de Estados Unidos

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró hoy que su país atacará “mañana o pasado mañana” a las fuerzas kurdas aliadas de Estados Unidos en el norte de Siria y advirtió de que nadie puede parar esa operación.

“Mañana o pasado mañana, empezando en Afrin y Manbech (norte de Siria), limpiaremos uno por uno y en poco tiempo los centros terroristas”, anunció el mandatario en un encuentro con parlamentarios de su partido, Justicia y Desarrollo.

“Ni aquellos que parecen nuestros aliados, pero nos apuñalan por la espalda, ni quienes apoyan el terrorismo, pueden parar esto”, afirmó Erdogan, insistiendo en sus planes de atacar a las milicias kurdosirias aliadas de Washington contra el Estado Islámico pero que Ankara considera terroristas.

Preguntado por los medios tras esa intervención si tenía pensado contactar con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Erdogan aseguró que “no estoy pensando en llamarle. Seguimos hablando con Putin”.

También dijo que en la operación turca participarían milicianos rebeldes contrarios al Gobierno sirio, sin referirse a ningún grupo concreto.

El presidente de Turquía lleva días anunciando una inminente operación terrestre contra zonas controladas por las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) en Afrin y en Manbech, en el norte de Alepo.

El sábado y también el lunes, la artillería turca ya bombardeó posiciones en esa zona.

El Gobierno turco considera “terroristas” a las YPG, que son el principal componente de las FDS, una alianza de combatientes kurdos y árabes que tiene el apoyo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Ankara ve a esas milicias como una extensión de la guerrilla kurda de Turquía, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), con la que el Estado turco mantiene un enfrentamiento desde 1984.

A esta escalada de tensión también ha contribuido la iniciativa de Estados Unidos y las milicias kurdosirias de crear una nueva fuerza que se desplegará en zonas fronterizas.

El Gobierno turco ha criticado en numerosas ocasiones que Washington, aliado de Ankara en la OTAN, apoye a quienes considera terroristas.

“Cómo es posible que Estados Unidos venga desde miles de kilómetros de distancia a armar a un Ejército”, acusó ante los medios Erdogan, quien también cargó contra la Alianza Atlántica.

“La OTAN también estás obligada a tomar una postura cuando se ataca a las fronteras de un aliado”, planteó el mandatario turco.

Finalmente, Erdogan advirtió que nadie podrá tratar a su país como se trató al Imperio Otomano y dijo que tras el fallido golpe de Estado de 2016 se demostró que Turquía es una “gran nación que se levantó con millones de hermanos y hermanas que la apoyaron con sus plegarias”.

(Fuente: Agencias)

Turquía dice que no hay solución para Siria si el presidente Bashar al-Assad sigue en el poder

(SOS).- El presidente turco Recep Tayyip Erdogan, en visita oficial a Túnez, calificó de “terrorista” al presidente sirio, Bashar al-Assad, y afirmó que no hay ninguna solución posible para Siria mientras se mantenga en el poder.

“Es absolutamente imposible que se produzcan avances si Assad continúa en Siria”, declaró Erdogan durante una conferencia de prensa junto a su homólogo tunecino, Beji Caid Essebsi, en el palacio presidencial de Cártago.

“Lo digo muy claramente: Bashar al-Assad es un terrorista que ha recurrido al terrorismo de Estado”, y subrayó: “no debemos decir que Assad puede servirnos; si lo hacemos, estaremos cometiendo una injusticia con el pueblo sirio”.

De esta manera el presidente turco recalcó la posición de Ankara, días más tarde de haber lanzado la denominada “cumbre de diálogo nacional” que tendrá lugar a finales de enero de 2018 en la ciudad rusa de Sochi y a la que asistirán, además de Turquía, Rusia e Irán.

En respuesta, el Gobierno de Damasco dijo que “Erdogan engaña a la opinión pública con sus burbujas políticas, en un intento desesperado de absolverse de los crímenes cometidos contra el pueblo sirio por su apoyo ilimitado a grupos terroristas en Siria, lo que ha quedado claro ante el mundo”.

El Ministerio sirio de Exteriores aseguró en un comunicado que “la agresión” y la entrada de fuerzas turcas en el territorio sirio revelan que Turquía respalda al “terrorismo takfirí”.

Desde octubre pasado, varios convoyes militares turcos han cruzado a Siria, en dirección a la provincia de Idlib y el oeste de Alepo como fuerza para rebajar las tensiones, en el marco de los acuerdos de Astaná entre Rusia e Irán, aliados de las autoridades sirias, y Turquía, que apoya a los rebeldes.

El Ministerio de Exteriores recordó que el mandatario turco ha convertido a su país en “una gran cárcel y amordaza la voz de los medios de comunicación, de los intelectuales y de cualquiera que se oponga a sus políticas destructivas contra Siria”. También consideró que el presidente de Turquía carece de credibilidad para dar discursos que “muestran el rango de la tensión y confusión causada por sus torpes políticas”.

La citada fuente gubernamental destacó que “la paranoia y las fantasías de Erdogan sobre el pasado le han hecho olvidar que su viejo imperio se ha desvanecido y que la gente libre del mundo tiene la elección de tomar sus propias decisiones nacionales y defender su soberanía, por lo que no permitirá que interfiera en sus asuntos”.

La marcha de Bashar al Assad del poder es el principal requisito de las facciones rebeldes para llevar a cabo negociaciones con el fin encontrar una salida política al conflicto sirio, lo que es rechazado rotundamente por el Gobierno de Damasco.

(Fuente: Agencias)

Erdogan se reúne con Putin para analizar la situación en Siria

(SOS).- Los líderes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, destacaron al inicio de su reunión en Sochi que las relaciones entre los dos países se han restablecido prácticamente hasta el nivel anterior a la crisis que sufrieron tras el derribo de un caza ruso por Ankara hace dos años.

“Voy a subrayar que nuestras relaciones pueden considerarse prácticamente restablecidas en su totalidad”, dijo Putin al recibir esta tarde a su colega turco en su residencia en el mar Negro.

El mandatario ruso subrayó que el intercambio comercial entre los dos países ha crecido en más de un tercio en los primeros nueves meses de este año, después de una fuerte caída a lo largo de todo el año pasado.

“Nuestras relaciones bilaterales y la cooperación en la solución de problemas regionales nos dan la posibilidad de mirar al futuro. Con cada día que pasa nuestras relaciones se desarrollan más y mejor en los ámbitos político, militar y comercial”, señaló a su vez Erdogan.

Pese a todo, Rusia aún mantiene algunas restricciones a las importaciones turcas, impuestas después de que un caza turco derribara a finales de 2015 un avión de guerra ruso que sobrevolaba la frontera entre Turquía y Siria.

Los dos líderes reconocieron que sus frecuentes reuniones al más alto nivel ayudan a mejorar esa cooperación.

Putin y Erdogan ya han celebrado cinco reuniones en lo que va de año, la última el pasado mes de septiembre en Ankara, y los dos líderes exhiben una buena sintonía, pese a apoyar bandos enfrentados en Siria.

Moscú ha desplegado militares y aviación en Siria para respaldar el Gobierno, mientras que las tropas turcas colaboran con las milicias rebeldes alzadas en armas contra Damasco.

El conflicto sirio, de hecho, será el tema central de las conversaciones entre Putin y Erdogan.

La “mayor parte de las conversaciones” estará dedicada a solucionar el conflicto en Siria, adelantó a la prensa Yuri Ushakov, asesor del jefe del Kremlin para asuntos internacionales.

“Siria está permanentemente en el campo de atención de los presidentes de Rusia y Turquía, y ellos permanentemente intercambian opiniones sobre la situación allí”, aseguró Ushakov.

Según el asesor presidencial, no descarta que la agenda de la reunión se incluya el debate de los preparativos del Congreso del Diálogo Nacional de Siria en Sochi, una conferencia de paz impulsada por Rusia, que ha sido rechazada por Ankara, que se opone a la participación de los kurdos.

“Por lo que sabemos, esta reunión no se celebrará el próximo día 18. Las fechas será fijadas más tarde”, apuntó el asesor de Putin.

Antes de viajar a Sochi, el presidente de Turquía indicó que la solución del conflicto en Siria debe incluir la opción militar y que decir lo contrario, en referencia a una declaración de Estados Unidos y Rusia, sería “engañar al mundo”.

“No lo entiendo. Se dice que no hay solución militar, pero el número de personas que el Gobierno central ha matado con medios militares supera ya un millón”, sostuvo.

Erdogan reaccionó así al ser preguntado por la declaración conjunta del sábado de los presidentes estadounidense y ruso, Donald Trump y Vladimir Putin, respectivamente, en la que afirmaban que “no hay solución militar para Siria”.

“Pues que retiren a sus soldados. Que lo soliciten con medios políticos. Que busquen maneras de celebrar elecciones cuanto antes. ¿Lo han intentado con estos medios durante 7-8 años? No vayamos a engañar al mundo”, manifestó.

El mandatario hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa celebrada hoy en el aeropuerto de Estambul y transmitida en directo por la cadena CNNTürk, momentos antes de viajar a Rusia, donde al cierre de esta edición todavía se está entrevistando con el jefe del Kremlin.

“Hablaré con Putin de esto. Nosotros somos quienes mejor conocemos la región. Nosotros no queríamos que Estados Unidos entrara en Irak, dijimos que lo solucionaran por vías democráticas. No nos escucharon. Obama dijo luego que no se quedarían en Irak. ¿Se fueron? No, no se fueron. El mundo no es idiota. Dicen unas cosas y hacen otras”, insistió Erdogan.

“Estados Unidos tiene cinco bases aéreas en Siria y preparan una sexta en Al Raqa, y tienen otras ocho bases. Rusia tiene cinco. Solo Estados Unidos envió 3.500 camiones con armas. Si eso no es una solución militar ¿qué es?”, preguntó.

El presidente recordó que Turquía controla una gran área en Siria desde agosto de 2016 y se quejó de que las milicias kurdo-sirias Unidades de Protección Popular (YPG) no se hayan retirado aún al este del río Éufrates “como prometieron”.

“No evacuaron Manbech. El YPG está allí. También tiene estructuras en Afrin, cerca de nuestra frontera. Pero no podemos tolerar que nos acosen desde allí. Hablamos con Rusia; con su colaboración podemos dar pasos conjuntos en Afrin”, indicó Erdogan.

Terminada la reunión con Putin, Erdogan viajará a Kuwait y Qatar, en una gira que durará hasta el miércoles.

(Fuente: Agencias)

Comienza una operación militar a gran escala en la provincia siria de Idlib

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha acabado con semanas de rumores dando el pistoletazo de salida a una operación militar en el noroeste de Siria este sábado por la mañana. Durante un encuentro del partido AKP, el mandatario ha dicho que hay en curso “una seria operación en Idlib”, por el momento sin participación directa de soldados turcos. El anuncio llega tras un acuerdo entre Turquía, Rusia e Irán de establecer en esta provincia una zona de distensión entre el Gobierno sirio y los rebeldes.

“Siguiendo la operación Escudo del Éufrates, lanzada hace un año para alejar al Estado Islámico de la frontera e impedir la expansión kurda por el norte de Siria, damos un paso adelante para proporcionar seguridad a Idlib”, ha expuesto Erdogan, quien ha matizado que las Fuerzas Armadas Turcas (TSK), desplegadas por la frontera, no pisarán suelo sirio por ahora. Sí lo harán unos 800 milicianos del ESL, a quienes el ejército turco cubrirá desde la retaguardia.

Desde primera hora de la mañana, varios medios locales han mostrado imágenes de trabajos de derribo de un pedazo del muro de hormigón que Turquía construyó, tiempo atrás, ya durante el conflicto sirio, para impedir el cruce ilegal de la frontera con la provincia turca de Hatay. Al mismo tiempo, unos altavoces colocados en el paso fronterizo de Cilvegözu han emitido la marcha de Istiklal, el himno nacional turco, y otras marchas militares y poemas épicos a fin de envalentonar a las tropas.

Al otro lado aguardan los combatientes de Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, logró apoderarse de gran parte de Idlib el pasado mes de agosto, tras vencer a otras milicias del ESL junto a las que había luchado anteriormente contra el Gobierno sirio. La organización HTS queda al margen de los acuerdos sobre la reducción de hostilidades en Idlib, pactados por Ankara, Moscú y Teherán en la mesa de negociaciones de Astaná.

Erdogan ha dicho que la aviación rusa respaldará al ESL contra el antiguo Frente al-Nusra. En una segunda fase, cuando los yihadistas hayan sido derrotados, Irán, Rusia y Turquía desplegarán unidades dedicadas a garantizar el fin de las hostilidades en la zona.

Idlib y Hama conforman una de las franjas de territorio fuera del control gubernamental sirio. La población se ha disparado hasta los dos millones debido a la llegada de miles de desplazados internos, que viven en campos en condiciones muy difíciles. La irrupción de la filial de Al Qaeda fue vista inicialmente con buenos ojos dada su beligerancia contra el Gobierno sirio. Pero sus imposiciones normativas y sus ataques a otros grupos rebeldes han acabado convirtiéndoles en el enemigo.

Erdogan ha asegurado que “se han hecho los preparativos necesarios en caso de flujo de refugiados de Idlib a Turquía”, sin ahondar en detalles. En cuanto a su relación con el ejecutivo de Bashar al-Assad, cuya salida del poder empezó exigiendo hace seis años y medio, pero al que últimamente no menciona, Erdogan ha dicho que es “algo de lo que se encarga Rusia, y nosotros hemos adoptado medidas en otras áreas”.

Al cierre de esta edición, el Ejército turco se está enfrentando contra el grupo yihadista cerca de la localidad de Kafr Lusin, en la frontera siria, después de que el presidente turco anunciara ayer el comienzo de una gran ofensiva en la zona. En la retaguardia turca, esperaban órdenes unos 20 tanques y medio millar de soldados llegados recientemente.

(Fuente: Agencias)