Las milicias aliadas de Turquía arrestan y torturan a civiles en el norte de Siria

(SOS).- Las milicias proturcas están arrestando y torturando a civiles en la localidad siria de Afrin, situada en el norte del país y controlada por el Ejército de Turquía, según informaron fuentes locales.

Al menos 18 civiles fueron arrestados en los últimos diez días y se desconoce el lugar a donde han sido trasladados los detenidos, indicaron.

Así, las citadas fuentes denunciaron que se están violando continuamente los derechos de los civiles que viven bajo el dominio de los turcos y sus facciones aliadas en la región, de mayoría kurda.

“Algunos civiles están siendo arrestados y torturados por las facciones rebeldes pro Ankara”, aseguraron.

La localidad de Afrin se encuentra bajo el dominio del Ejército turco y de grupos armados leales a Ankara desde el pasado marzo.

Una operación militar denominada Rama de Olivo liderada por el Ejército turco y sus aliados tuvo lugar en la zona entre los meses de enero y marzo.

Tras la ofensiva, las fuerzas turcas y sus aliados tomaron el control del área, que era controlada por milicias kurdosirias que las autoridades de Ankara consideran terroristas por su vinculación con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda presente en Turquía.

Anuncios

Las fuerzas turcas y sus aliados saquean la región siria de Afrin tras invadirla

(SOS).- El Ejército turco y las milicias aliadas de Ankara arrebataron el domingo a las milicias kurdas la ciudad siria de Afrin y se hicieron con el control de todo el territorio de ese enclave homónimo, situado en el extremo noroeste del país.

La incursión en la ciudad, el último reducto kurdo en la región, se llevó a cabo en unas pocas horas, desde la madrugada hasta la mañana del domingo, con el apoyo de bombardeos y fuego de artillería, después de que en los últimos días haya huido la mayoría de la población civil hacia zonas controladas por el Gobierno sirio.

Horas más tarde de que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, proclamase la victoria en Afrin en un discurso ofrecido en su país, los combates proseguían en algunos puntos aislados de la ciudad.

Según fuentes locales, algunos milicianos kurdos se negaron a retirarse antes de la entrada de las tropas leales a las autoridades de Ankara y continuaron presentando resistencia en algunos focos mientras que las fuerzas turcas ya peinaban la zona tras tomar la urbe.

Esas mismas fuentes aseguraron que las tropas turcas saquearon muchos pueblos de la región siria de Afrin, en los que robaron las casas y los aperos de labranza dejados por la población civil.

Al entrar con los tanques en la ciudad de Afrin, los combatientes armados empezaron a “saquear los bienes de los habitantes, así como edificios y tiendas”, lamentaron.

Varios milicianos pro turcos cargaban camionetas con cartones de alimentos, cabras, mantas e incluso motos, dijeron testigos presenciales.

También usaron tractores para remolcar vehículos hasta el exterior de la ciudad, añadieron.

El control turco de la región se escenificó con el izado de la bandera de ese país en lugares claves, como el cuartel general de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), la principal milicia kurdosiria.

La bandera turca también ondeaba ayer en la sede del Gobierno en Afrin, según imágenes difundidas a través de internet por las milicias aliadas de Ankara.

La toma del enclave sirio sirve de colofón a la ofensiva turca, denominada Rama de Olivo, que fue lanzada el pasado 20 de enero y con la que Ankara pretende alejar de su frontera a las YPG, grupo que considera terrorista por sus vínculos con la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), presente en su territorio.

(Fuente: Agencias)

Más de 150 mil civiles sirios han huido de Afrin en los últimos tres días

(SOS).- Más de 150 mil civiles han huido del enclave sirio de Afrin, objetivo de una ofensiva de Turquía, en los últimos tres días, por los continuos bombardeos y disparos de artillería de las fuerzas turcas.

Los desplazados se dirigen hacia los pueblos de Nubul y Al Zahraa, cerca de Afrin y ubicados también en la provincia siria de Alepo.

La huida se produce por los combates violentos que continúan entre las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que dominaban Afrin, contra las tropas turcas y facciones rebeldes leales a Ankara en los accesos septentrionales y occidentales de la urbe de Afrin.

El Gobierno turco considera terroristas a las YPG por sus vínculos con la guerrilla kurda presente en su territorio, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Anoche, dieciséis civiles, entre ellos dos mujeres embarazadas, perdieron la vida por los bombardeos turcos en el principal hospital en la ciudad siria de Afrin.

Además, las unidades turcas intentan avanzar en su ofensiva, lanzada el 20 de enero pasado bajo el nombre Rama de Olivo, con la intención de dominar todo el enclave sirio.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció ayer que los combatientes kurdosirios que luchan en Afrin no dejan a los civiles escapar de la ciudad.

La portavoz de la Oficina, Ravina Shamdasani, sostuvo que las milicias kurdosirias solo permiten huir de Afrin a los civiles con algún lazo con los militantes o con las autoridades kurdas, pero incluso en esos casos tienen que pasar por varios controles hasta que llegan a las zonas que están controladas por el Gobierno sirio.

(Fuente: Agencias)

Crece la tensión entre Turquía y Estados Unidos por Siria

(SOS).- El ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, ha afirmado este martes que su país está a punto de romper sus relaciones con Estados Unidos debido a su apoyo omnímodo en Siria a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

“Las relaciones entre los dos países se encuentran en el punto de ruptura”, ha precisado el ministro en un encuentro con estudiantes de la Universidad de Relaciones Internacionales de Moscú (Rusia).

Tras pedir a Estados Unidos que deje de armar a los combatientes kurdos que han ocupado algunos territorios de Siria, el jefe de la Diplomacia turca ha señalado que el pueblo turco rechaza las constantes mentiras de Washington.

Turquía considera a las YPG un grupo terrorista por sus supuestos vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), pero Estados Unidos sigue considerando a los kurdos un aliado indispensable para llevar adelante sus intereses en Siria y por ello los respalda.

Las autoridades de Ankara lanzaron el pasado 20 de enero la operación Rama de Olivo para neutralizar la supuesta estrategia kurda y expulsar de la región de Afrin, situada en el norte de Siria, a las YPG que, desde casi el principio de la crisis en Siria, dominan esta zona de aproximadamente 900 kilómetros cuadrados.

Ante esta escalada de tensión, el ministro turco de Exteriores ha anunciado que viajará el 19 de marzo a Washington para discutir los próximos avances en la situación de Siria.

Ankara espera poder llegar a un acuerdo con Washington para que las YPG se retiren de Manbech, una región en manos de la milicia kurdosiria desde 2016, y donde hay efectivos de la coalición internacional contra el Estado Islámico, liderada por Estados Unidos.

Por otra parte, Cavusoglu ha reiterado en sus declaraciones que la base aérea de Incirlik pertenece a Turquía y la presencia de tropas estadounidenses allí depende de la voluntad de la nación turca.

La prensa estadounidense informó el domingo de la reducción de las operaciones militares de Washington desde la base de Incirlik por la grave tensión existente entre ambas partes.

Otra causa de discrepancia con Washington es la intención de Ankara de adquirir baterías del sistema de defensa aérea S-400 de fabricación rusa y la negativa de Estados Unidos a extraditar al líder opositor Fethullah Gülen, exiliado en dicho país, y al que Turquía acusa de estar detrás del fallido golpe de Estado de 2016.

(Fuente: Agencias)

Turquía dice que sus tropas pueden tomar la ciudad siria de Afrin en cualquier momento

(ADI).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha aseverado hoy que las tropas turcas pueden entrar “en cualquier momento” en la ciudad de Afrin, situada en el centro del homónimo enclave en el noroeste de Siria.

“Nuestro objetivo es Afrin. El centro está rodeado, sitiado. Podemos entrar en el centro en cualquier momento”, dijo en Ankara el mandatario durante un discurso en la oficina central de su partido, Justicia y Desarrollo (AKP).

Aseguró, sin embargo, que la intención no es ocupar este territorio fronterizo con Turquía, de unos 2.000 kilómetros cuadrados, sino únicamente expulsar a las Unidades de Defensa Popular (YPG), las milicias kurdas que dominan este enclave desde los inicios de la guerra siria.

“Si no acabamos con los terroristas en Afrin vendrán a atacar Turquía”, aseveró Erdogan.

Ankara considera que las YPG son una organización terrorista por sus estrechos lazos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en el sureste de Anatolia, si bien la milicia kurdosiria ha negado todo vínculo con actividades armadas en Turquía.

El presidente turco criticó de nuevo a Estados Unidos por respaldar a las YPG, aliadas en su lucha contra el Estado Islámico, y preguntó de dónde recibe sus salarios la milicia kurdosiria.

“Los reciben desde Estados Unidos. Allí lo tienen en su presupuesto estatal. Envían armas a la región”, señaló Erdogan.

Reiteró también que tras tomar Afrin el Ejército turco intentaría expulsar a las YPG de la ciudad de Manbech, situada a un centenar de kilómetros más al este, y finalmente conquistaría todos los territorios sirios controlados por la misma milicia kurda al este del río Éufrates.

Según publican hoy los medios turcos, las tropas ya han tomado Yinderes, un pueblo situado al oeste de Afrin, gracias al apoyo de las milicias aliadas con Ankara, que utilizan el nombre de Ejército Libre de Siria (ELS).

En los 49 días que dura ya su operación denominada “Rama de Olivo”, Turquía ha perdido a 43 soldados, y según apuntó el propio mandatario hoy, ha “neutralizado”, es decir eliminado, herido o capturado, a 3.171 oponentes.

(Fuente: Agencias)

Rusia denuncia que EEUU posee 20 bases militares en el norte de Siria

(SOS).- Estados Unidos cuenta con alrededor de 20 bases militares en el norte de Siria, según ha denunciado el asesor del secretario del Consejo de Seguridad ruso, Alexander Venediktov, subrayando que este hecho amenaza la paz y seguridad en el país árabe. Asimismo, ha asegurado que Washington está suministrando armamento avanzado a las fuerzas kurdosirias.

“En el territorio controlado por las Unidades de Protección de Pueblo (YPG) hay cerca de 20 bases militares estadounidenses”, ha declarado el responsable ruso.

De igual modo, ha defendido que Washington provocó el inicio de la operación turca en la región de Afrin, en el noroeste de Siria, al haber suministrado armas modernas a las milicias kurdas, las YPG.

“Los kurdos literalmente están llenos de armas avanzadas, los suministros de armamento moderno y la exaltación de los ánimos separatistas hicieron en realidad a Turquía lanzar su operación militar en el norte de Siria, en la región de Afrin”, ha sostenido Venediktov.

El responsable ruso se ha referido así a la operación Rama de Olivo lanzada por las autoridades de Ankara el pasado 20 de enero —con el apoyo del ELS— y que busca expulsar a las YPG de su frontera en la regió de Afrin. Turquía esgrime que las YPG son una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado una organización terrorista por las autoridades de Ankara, Estados Unidos y la UE.

Por otra parte, el responsable ruso también ha revelado que Estados Unidos tiene ocupada “sin el consentimiento del Gobierno sirio”, un “área de 55 kilómetros cerca de Al Tanf, en la frontera sirio-jordana”.

“En esta zona se encuentra el tristemente famoso campo de refugiados Rukban, donde bajo las narices de las tropas de Estados Unidos circulan libremente radicales de los grupos armados ilegales”, ha destacado, incidiendo en que al mismo tiempo, “la zona está cerrada para los convoyes humanitarios de la ONU que intentan entrar en el campo desde el territorio sirio”.

(Fuente: Agencias)

Al menos 36 efectivos progubernamentales sirios fallecen en un bombardeo turco en Afrin

(SOS).- Al menos 36 efectivos progubernamentales sirios murieron este sábado por un bombardeo de aviones turcos en el enclave de Afrin, en el noroeste de Siria, una semana después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas votara a favor de un alto el fuego de 30 días en el país árabe.

El bombardeo, el más grave realizado por Turquía contra las fuerzas leales al Gobierno sirio, tuvo lugar contra un campamento de las fuerzas de defensa popular en la localidad de Kafr Yana, en el noreste de Afrin.

El número de muertos puede aumentar porque, según fuentes locales, “hay muchos cadáveres bajo los escombros” por el bombardeo contra el campamento, llamado Al Talaa.

La noche del jueves otro bombardeo turco causó la muerte de al menos 14 combatientes de esas mismas fuerzas sirias en la zona de Yama, en el norte de Afrin.

Desde el pasado 20 de enero, Turquía y facciones rebeldes pro Ankara desarrollan una ofensiva en la región siria de Afrin, controlada por las Unidades de Protección de Pueblo (YPG), consideradas terroristas por el Gobierno turco por sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Las fuerzas de defensa popular entraron hace once días en Afrin, en aplicación de un acuerdo entre las autoridades sirias y las YPG para proteger la región del ataque turco.

Al menos 58 efectivos progubernamentales sirios han perecido en los combates y bombardeos turcos, incluyendo las víctimas de este sábado.

Las fuerzas turcas y los grupos armados aliados del Gobierno de Ankara irrumpieron ayer en la localidad de Rayu, considerada estratégica porque es el paso que comunica el norte de Afrin con el oeste de la provincia de Alepo.

Desde el inicio de la operación militar denominada Rama de Olivo, Turquía y sus aliados han tomado 82 poblaciones de Afrin, que suponen el 23 por ciento de la zonas rurales de esa región siria.

(Fuente: Agencias)