Las fuerzas turcas controlan 25 localidades de Afrin en Siria

(SOS).- Las fuerzas turcas y facciones rebeldes aliadas de Ankara controlan ya 25 localidades del enclave de Afrin, lo que supone el 7 % del total de poblaciones de esa región del norte de Siria.

Los combates entre el Ejército turco y los insurgentes, por un lado, y la principal milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) se desarrollan en el pueblo de Sheij Jurz, en la zona de Yindiris, que las tropas turcas intentan conquistar, según fuentes locales.

Desde el pasado 20 de enero, Turquía y sus aliados desarrollan una ofensiva en Afrin, yerritorio controlado por las YPG, a las que Ankara considera terroristas por sus vínculos con la guerrilla kurda presente en suelo turco, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

La artillería y la aviación turca golpearon hoy distintas partes de Afrin, como Yindiris y Al Sheij Yidid, en el suroeste, así como el monte de Barsaya y otras partes del área de Bilbile, en el norte de la región, situada en la provincia de Alepo.

Desde el inicio de la llamada Operación Rama de Olivo, al menos 77 civiles, 34 soldados turcos, 211 combatientes de facciones proturcas y 163 milicianos de las YPG han perdido la vida.

Al menos 833 familias procedentes del enclave kurdosirio de Afrín han alcanzado, a través de pasos no oficiales, zonas bajo el control del Gobierno sirio a causa de la ofensiva turca en esa región del norte de país, informó hoy la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU (OCHA).

Desde el comienzo de la operación militar de Turquía en Afrin, al menos 174 familias originarias de ese enclave han llegado a los pueblos de mayoría chií de Nubul y Zahrá, bajo el control de milicias progubernamentales sirias y en el norte de la provincia de Alepo, precisó la OCHA en un comunicado.

Además, otras 659 familias han alcanzado la ciudad de Alepo, capital homónima de la provincia.

La OCHA destacó que se está impidiendo a los desplazados que están en Nubul y Zahrá proseguir camino hasta la urbe de Alepo.

Las familias que han salido de Afrin lo han hecho a través de pasos no oficiales, ya que, según la OCHA, hay informaciones que apuntan a que las autoridades locales del enclave, gobernado por la autoproclamada administración autónoma kurdosiria, obstruyen la marcha de personas de la región, excepto los casos médicos graves.

En el texto se subraya que sí se permite el movimiento comercial, de civiles y de ayuda humanitaria, proporcionada por la Media Luna Roja Siria, hacia el interior en Afrin, mediante el paso de Nubul-Ziyara.

La situación en Afrin sigue siendo de “gran preocupación, ya que mientras que hubo una disminución de las hostilidades entre los pasados 4 y 7 de febrero, la violencia se reanudó el pasado día 8”, indicó la OCHA.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

El jefe humanitario de la ONU viaja a Siria para evaluar la situación

(SOS).- El jefe humanitario de la ONU, Mark Lowcock, llegó a Siria, donde permanecerá tres días y se entrevistará con responsables gubernamentales para evaluar la situación en este país árabe, en su primer viaje desde que asumió el cargo a finales de agosto pasado.

El propio Lowcock anunció en su cuenta de Twitter su llegada a Siria, y adelantó que tiene previsto reunirse con responsables del Gobierno y otros actores clave, así como conocer de primera mano la situación de la población y la respuesta humanitaria.

En un comunicado, la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) informó del viaje de Mark Lowcock, y adelantó que visitará Damasco y Homs, donde mantendrá encuentros con personas afectadas por la guerra que requieren de asistencia.

En su primera jornada en Siria, el jefe humanitario de la ONU se reunió con el ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, para estudiar la manera de atender las principales necesidades de los civiles.

Durante el encuentro, Lowcock valoró los esfuerzos desplegados por el Gobierno sirio para hacer llegar ayuda humanitaria a los ciudadanos y abastecer sus necesidades.

Asimismo, se comprometió a cumplir su mandato de acuerdo a los principios de “la acción humanitaria, especialmente, con neutralidad, objetividad, independencia y profesionalidad” en cooperación con el Ejecutivo sirio.

Por su parte, Al Mualem dijo que el conflicto en el territorio sirio es debido a “los crímenes de grupos terroristas armados apoyados por Estados regionales e internacionales y a las sanciones económicas impuestas contra Siria”.

El jefe de la diplomacia siria subrayó que su Ejecutivo está listo para cooperar con la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU en un ambiente “de apoyo y positivo”, respetando los fundamentos del trabajo humanitario establecidos por su Asamblea General en lo que respecta a la soberanía e independencia de los países.

El ministro también explicó al responsable de la ONU los esfuerzos que su Gobierno ha desarrollado y continúa ejerciendo para mejorar las condiciones de vida de los civiles.

En este sentido, la nota de la OCHA recordó que más de 13 millones de sirios necesitan ayuda básica y protección en el séptimo invierno desde el inicio del conflicto en marzo de 2011 y que se calcula que el 69 % de la población del país vive en una pobreza extrema.

Millones de sirios necesitan protección, además de comida, agua potable y alojamiento, indicó la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU en el texto.

Finalmente la OCHA constató que, así como en algunas partes de Siria hay una reducción de las hostilidades, en otras hay un aumento de las operaciones militares.

(Fuente: Agencias)