Las fuerzas turcas controlan 25 localidades de Afrin en Siria

(SOS).- Las fuerzas turcas y facciones rebeldes aliadas de Ankara controlan ya 25 localidades del enclave de Afrin, lo que supone el 7 % del total de poblaciones de esa región del norte de Siria.

Los combates entre el Ejército turco y los insurgentes, por un lado, y la principal milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) se desarrollan en el pueblo de Sheij Jurz, en la zona de Yindiris, que las tropas turcas intentan conquistar, según fuentes locales.

Desde el pasado 20 de enero, Turquía y sus aliados desarrollan una ofensiva en Afrin, yerritorio controlado por las YPG, a las que Ankara considera terroristas por sus vínculos con la guerrilla kurda presente en suelo turco, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

La artillería y la aviación turca golpearon hoy distintas partes de Afrin, como Yindiris y Al Sheij Yidid, en el suroeste, así como el monte de Barsaya y otras partes del área de Bilbile, en el norte de la región, situada en la provincia de Alepo.

Desde el inicio de la llamada Operación Rama de Olivo, al menos 77 civiles, 34 soldados turcos, 211 combatientes de facciones proturcas y 163 milicianos de las YPG han perdido la vida.

Al menos 833 familias procedentes del enclave kurdosirio de Afrín han alcanzado, a través de pasos no oficiales, zonas bajo el control del Gobierno sirio a causa de la ofensiva turca en esa región del norte de país, informó hoy la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU (OCHA).

Desde el comienzo de la operación militar de Turquía en Afrin, al menos 174 familias originarias de ese enclave han llegado a los pueblos de mayoría chií de Nubul y Zahrá, bajo el control de milicias progubernamentales sirias y en el norte de la provincia de Alepo, precisó la OCHA en un comunicado.

Además, otras 659 familias han alcanzado la ciudad de Alepo, capital homónima de la provincia.

La OCHA destacó que se está impidiendo a los desplazados que están en Nubul y Zahrá proseguir camino hasta la urbe de Alepo.

Las familias que han salido de Afrin lo han hecho a través de pasos no oficiales, ya que, según la OCHA, hay informaciones que apuntan a que las autoridades locales del enclave, gobernado por la autoproclamada administración autónoma kurdosiria, obstruyen la marcha de personas de la región, excepto los casos médicos graves.

En el texto se subraya que sí se permite el movimiento comercial, de civiles y de ayuda humanitaria, proporcionada por la Media Luna Roja Siria, hacia el interior en Afrin, mediante el paso de Nubul-Ziyara.

La situación en Afrin sigue siendo de “gran preocupación, ya que mientras que hubo una disminución de las hostilidades entre los pasados 4 y 7 de febrero, la violencia se reanudó el pasado día 8”, indicó la OCHA.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Nueve cohetes lanzados desde Siria a Turquía causan varias víctimas

(SOS).- Dos personas murieron este viernes y al menos 19 resultaron heridas por el impacto de nueve proyectiles disparados desde Siria contra las ciudades fronterizas turcas de Reyhanli y Kilis.

Tres cohetes cayeron de forma simultánea sobre un barrio periférico de Kilis, seis kilómetros al norte del enclave de Afrin en Siria, y uno de ellos explotó cerca de un centro educativo.

Tres personas quedaron heridas, una de ellas de gravedad, a causa del ataque, según las autoridades provinciales.

Más tarde otros tres proyectiles impactaron en una zona residencial de Reyhanli, en la provincia turca de Hatay, al oeste de Afrin, donde falleció un hombre de 68 años y hubo nueve heridos.

Otra tanda de tres cohetes cayó en Reyhanli, causando la muerte de otro civil.

Un comunicado de la oficina del gobernador provincial señala que tres proyectiles impactaron en terrenos baldíos y otros tres en el centro de la ciudad, donde mataron a dos personas y provocaron heridas a 16 ciudadanos, de los que 2 están en estado grave.

La nota atribuye los disparos a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), la milicia kurdosiria que domina el enclave de Afrin, un territorio 900 kilómetros cuadrados en el extremo noroeste de Siria.

Desde el pasado 20 de enero, tropas turcas, junto a milicias rebeldes aliadas, llevan a cabo una operación militar, denominada “Rama de Olivo”, contra esta milicia aliada de Estados Unidos en la lucha contra el Estado Islámico.

Desde entonces decenas de cohetes han caído en territorio turco, causando hasta ahora cuatro muertos y casi un centenar de heridos, la mayoría leves.

Ankara define al YPG como “grupo terrorista”, por considerarlo como una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), activo en suelo turco.

Al menos 68 civiles han muerto en Afrin desde el inicio de la ofensiva turca, según fuentes locales, que cifran en 85 los miembros de las YPG fallecidos, en 81 las bajas entre las facciones rebeldes aliadas de Ankara y en nueve entre los soldados turcos.

Por su parte, el Ejército turco aseguró ayer haber causado al menos 823 bajas -entre muertos, heridos y prisioneros- a las milicias kurdosirias.

(Fuente: Agencias)