16427246_1448114331889845_5534628612246956491_n

Nuevo Sagrario en el convento de las Hermanas en Alepo – Siria

La noticia del Nuevo Sagrario en la ciudad de Alepo, ya la habíamos publicado; pero en estos días que estuvo la Madre Nazaret de visita por Alepo, junto a la Hermana Guadalupe, nos escribió acerca del Sagrario y por eso lo compartimos con ustedes

“Queridos todos:

¡Tenemos nuevo retablo en nuestra capilla de Alepo! Fue realizado por Abou Charbel, un carpintero cristiano.

La fuente de nuestra vida misionera es la unión con Dios. Por eso buscamos siempre mejorar la vida de oración.

El retablo porta en su seno el sagrario. Desde allí Jesucristo reina. Desde allí vela por sus queridos hijos sirios.

¡Que El siga siendo nuestra fortaleza!

En el retablo podemos observar una réplica de la Patrona de la República Argentina: Nuestra Señora de Luján; una imagen de San José y en el centro arriba: una Cruz, del Cristo de la Quebrada, imagen que se venera en Argentina, especialmente en la Provincia de San Luis. Allí en el siglo XIX, fue hallada la imagen de un Cristo en la entraña misma de un algarrobo añejo por el hachero don Tomás Alcaraz. El papá de dos misioneros del Instituto del Verbo Encarnado, es uno de los encargados de hacer este tipo de réplicas. La imagen del Cristo llegó a Alepo, gracias al regalo que el Padre Provincial, Gabriel Romanelli, IVE me entregó a mi para la Misión de Siria”

Madre María de Nazaret

¡Bendiciones!

16406599_1442881399079805_1455985828771424871_n

Visitas de la M. Nazaret y la H. Guadalupe y fiesta de los niños en Alepo – Siria

Nos escribe la Madre Laudis desde Alepo

“Después de haber estado algunos días solamente dos hermanas en la misión, hemos tenido la gracia de ver la casa llena. Es que desde el 27 de enero nos están visitando la Madre Nazaret y la Hermana Guadalupe.

Ellas nos han traído otro visitante, se trata de Marco Rodari, el Mago y Payaso Il Pimpa, que hace algunos años ayuda a nuestros padres y hermanas en Medio Oriente a llevar un poco de alegría a los niños.

Aprovechando la visita de Marco hemos realizado en la mañana del domingo una fiesta a los niños, quienes provienen de una de las zonas que más sufrió con la guerra, además del espectáculo que hizo Marco hemos podido ofrecer a los niños un rico almuerzo.

El mismo domingo por la tarde Il Pimpa, hizo una pequeña presentación a nuestros jóvenes universitarios y a los fieles de la Catedral.

Agradecemos a Dios, por estas visitas, les pedimos que recen por los fruto de las mismas”

¡Bendiciones!