Los líderes cristianos condenan el bombardeo de EEUU y reclaman el fin de la guerra en Siria

(SOS).- Los Patriarcas de las Iglesias en Siria han denunciado enérgicamente la “brutal agresión” lanzada este fin de semana por Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra diferentes objetivos en Damasco y Homs.

En una declaración conjunta, el Patriarca Ortodoxo Griego de Antioquía y todo el Oriente, Juan X; el Patriarca Ortodoxo Sirio de Antioquía y todo el Oriente, Ignacio Aphrem II; y el Patriarca Greco Melquita Católico de Antioquía, Alejandría y Jerusalén, José Absi, han condenado la lluvia de proyectiles ocurrida en la madrugada del viernes al sábado en Siria.

Los Patriarcas han señalado en su documento que el ataque viola las leyes internacionales y la Carta de la ONU porque “es un asalto injustificado” de parte de “países poderosos a los que Siria no causó ningún daño de ninguna manera”.

Los líderes religiosos cristianos también han manifestado que la acusación contra el Ejército sirio de usar armas químicas “no está justificada y no está respaldada por pruebas suficientes y claras”.

En este sentido, han advertido que el bombardeo “socava el trabajo” de la Comisión Internacional Independiente de Investigación que debía aclarar el hecho ocurrido en la ciudad siria de Duma.

Según Juan X, Ignacio Aphrem II y José Absi, “esta brutal agresión destruye las posibilidades de una solución política pacífica y conduce a una escalada y más complicaciones”. Y además, “alienta a las organizaciones terroristas y les da impulso para continuar en su terrorismo”.

Por todo ello, los Patriarcas han llamado al Consejo de Seguridad de la ONU a cumplir su papel de lograr la paz y no contribuir a una escalada de violencia.

Mientras, han exhortado “a todas las iglesias en los países que participaron en la agresión, a cumplir con sus deberes cristianos, de acuerdo con las enseñanzas del Evangelio, y condenar esta agresión y llamar a sus gobiernos a comprometerse con la protección de la paz internacional”.

Finalmente, los líderes religiosos cristianos han ofrecido sus oraciones por “la seguridad, la victoria y la liberación de Siria de todo tipo de guerras y terrorismo”.

“También rezamos por la paz en Siria y en todo el mundo, y hacemos un llamamiento para fortalecer los esfuerzos de la reconciliación nacional con el fin de proteger al país y preservar la dignidad de todos los sirios”, han expresado en la declaración firmada en Damasco.

Por su parte, el Papa Francisco y el Patriarca de Moscú y de todas las Rusias, Kirill, han hablado por teléfono para reflexionar sobre la situación en Siria, un país asolado por la guerra desde hace siete años.

Según las declaraciones del propio Kirill de Moscú a la prensa rusa, ambos líderes religiosos han iniciado estas conversaciones con el objetivo “de detener el derramamiento de sangre en Siria” después del bombardeo al país árabe de Estados Unidos en una acción coordinada con los gobiernos de Francia y el Reino Unido.

La cabeza de la Iglesia ortodoxa rusa ha detallado a este respecto: “Hemos emprendido esta iniciativa convencidos de que los cristianos no pueden permanecer indiferentes frente a lo que sucede en Siria”. “El nuestro fue un claro diálogo de paz”, ha asegurado.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

El Gobierno sirio acusa a Turquía de violar las leyes internacionales

(SOS).- Las acciones del Ejército turco en el territorio de Siria violan todas las leyes internacionales y las resoluciones de la ONU, ha afirmado el Ministerio de Exteriores sirio en un comunicado.

“Las acciones agresivas y las aspiraciones expansionistas del régimen de Erdogan hacia el territorio de Siria representan una flagrante violación del derecho internacional y de las resoluciones de la ONU”, han destacado las autoridades del país árabe.

En el texto, el Ministerio de Exteriores ha señalado que la actuación “destructiva” de Turquía en localidades del norte de la provincia siria de Alepo demuestra que este país es “el principal socio de los terroristas” y amenaza la estabilidad de la región.

El 4 de julio, la prensa local informó que grupos apoyados por la artillería turca sometieron a un intenso bombardeo las posiciones de las FDS, una alianza de milicias kurdas y árabes, en la zona de Afrin. Un portavoz del partido kurdo Consejo Democrático Sirio manifestó que los ataques provocaron al menos tres muertos.

El pasado fin de semana, un diario turco desveló que unos 20 mil combatientes del ELS, grupo armado apoyado por Ankara, se preparan a lanzar en Afrin una operación contra las Unidades kurdas de Protección Popular (YPG), unas milicias que forman parte de las FDS. El objetivo prioritario de la operación sería la toma de la ciudad de Tel Rifat y de la base aérea de Meneg.

Las YPG, el brazo armado del Partido kurdo sirio Unión Democrática (PYD), son para Ankara una extensión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), calificado de organización terrorista por Turquía.

Militares turcos y grupos armados rebeldes apoyados por Ankara realizaron desde finales de agosto de 2016 hasta finales de marzo pasado la llamada operación Escudo del Éufrates en el norte de Siria para hacer frente a las amenazas terroristas en las zonas limítrofes con Turquía.

(Fuente: Agencias)