Pakistán – Un tribunal condena a 42 cristianos por terrorismo en Lahore

(SOS).- Un tribunal de Lahore ha condenado a 42 cristianos por terrorismo. La Corte antiterrorista ha dictaminado la sentencia contra unos fieles que fueron acusados del linchamiento ocurrido tras los atentados contra dos iglesias en el distrito de Youhanabad (Lahore) el 15 de marzo de 2015.

Después de las explosiones, se desencadenó una protesta que causó la muerte de dos musulmanes sospechosos de ser autores o cómplices de los terroristas, un acto que fue condenado por todos los líderes cristianos. En los días sucesivos, la Policía realizó varias incursiones en el distrito arrestando a unas 500 personas y luego confirmando la detención de 84 cristianos, acusados de asesinato y terrorismo. 42 fieles fueron absueltos en el verano de 2016.

Entre los condenados ahora por el tribunal antiterrorista de Lahore, se encuentran tres activistas de los derechos humanos que fueron etiquetados como “instigadores de la violencia”. Los cristianos siempre han declarado que los asesinatos fueron cometidos por unos agitadores, infiltrados entre la comunidad.

La Comisión Nacional de Justicia y Paz de los Obispos católicos de Pakistán, en un comunicado enviado a la Agencia Fides, ha expresado su decepción “porque las fuerzas del orden y las autoridades se han centrado únicamente en el caso deplorable del linchamiento, que debe ser condenado fuertemente, pero los autores del atentado criminal en las iglesias, contra fieles inocentes, siguen impunes”.

Según la organización “Centre for Legal Aid, Assistance and Settlement” (CLAAS) al menos 32 acusados “están acusados injustamente” y sobre el veredicto pueden haber pesado las presiones de los extremistas musulmanes.

Para evitar incidentes de este tipo, la Asamblea Nacional de Pakistán ha aprobado en los últimos días la “Criminal Laws Amendment Act 2016”, una ley que castiga el sectarismo, las conversiones forzadas y el linchamiento de masas. El texto, que debe ser firmado por el presidente de la nación para entrar en vigor, ha sido acogido como un paso adelante para las condiciones de las minorías religiosas.

Las nuevas normas modifican algunas leyes que ya existen, prescribiendo la pena de prisión de uno a tres años por incitar al odio religioso y la violencia, y prevén penas de prisión de hasta 10 años en los casos de matrimonios forzados de niñas menores de edad o mujeres de las minorías. El texto también hace que sea un delito penal el linchamiento por parte de las “multitudes que toman la ley en sus propias manos”.

(Fuente: Agencia Fides)

Pakistán – Absuelven a los responsables del incendio de un barrio cristiano de Lahore

(SOS).- Los líderes cristianos de Pakistán expresaron su “profunda decepción” por la absolución de los 115 sospechosos de haber arrasado un barrio cristiano de Lahore en el 2013. Un tribunal antiterrorista exculpó a todos los acusados de haber prendido fuego a más de 150 casas, tiendas y dos iglesias y obligando a cientos de cristianos a huir.

El coordinador de las operaciones de la oficina de Cáritas Lahore, Rojar Randhawa, reconoció que la sentencia “supone una gran decepción”. “El mensaje está claro: cualquier persona que ataca a las minorías y predica el odio puede hacerlo libremente”, lamentó.

El líder católico dijo que “tal vez, las fotos y vídeos que mostraban claramente las caras de los atacantes no fueron consideradas lo suficientemente creíbles”. “En estos casos, ¿dónde está el plan de acción nacional?”, se preguntó, haciendo referencia a las medidas de lucha contra el terrorismo adoptadas en el 2015 por el Gobierno de Islamabad tras un atentado de los talibanes contra la escuela militar de Peshawar.

Cáritas Pakistán fue una de las primeras organizaciones en atender a los cristianos de la Colonia José de Lahore, cuando unos 3 mil musulmanes los atacaron en venganza por un supuesto delito de blasfemia el 9 de marzo de 2013. Dos días antes se presentó una denuncia contra Sawan Masih, un residente del asentamiento cristiano, por insultar al Islam. Según sus vecinos, sin embargo, el joven habría tenido una pelea con un barbero musulmán del lugar, que luego lo denunció.

Por su parte, el ex presidente de la Asociación de Abogados Cristianos paquistaníes, Ijaz Farhat, advirtió de la presión pública existente contra los cristianos. Preguntado por el proceso, el letrado indicó que “las víctimas fueron dirigidas a las ONG, algunas trataron de salir del país, pero nadie estuvo siguiendo el caso”. Es más, “los líderes de la Iglesia se presentaron ante el tribunal una sola vez”.

Farhat también explicó que “los abogados de los cristianos corren un grave riesgo cuando se enfrenten a la defensa en los casos de persecución contra las minorías”. “Nadie nos garantiza seguridad ante la muchedumbre que nos esperan fuera de los tribunales”, aseguró.

El director de la South Asia Partnership Pakistan y creyente musulmán, Irfan Mufti, consideró que “la sentencia de la corte muestra un fortalecimiento del lobby religioso [fundamentalista]”. “No tenemos altas expectativas, nuestra confianza en el sistema legal ha sido destrozada”, añadió. Los líderes políticos de Punjab “tienen fuertes alianzas con los grupos yihadistas. No hay justicia para las minorías, que continúan siendo perseguidas”, concluyó el director de la citada ONG paquistaní.

(Fuente: AsiaNews)