Hungría alza la voz ante la brutal persecución de los cristianos en África y Oriente Medio

(SOS).- El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, participó en la primera conferencia en defensa de los cristianos perseguidos organizada por este país europeo, expresando su apoyo a la comunidad cristiana en Oriente Medio y África para que “puedan regresar a sus tierras” tras haber tenido que huir en los últimos años de la acción del terrorismo y el islam radical.

La conferencia, que tuvo lugar del 11 al 13 de octubre en Budapest, reunió a líderes de organizaciones en defensa de los cristianos, así como a representantes de las comunidades cristianas de regiones con persecución severa.

En su discurso, Viktor Orban expresó que su país conoce bien la opresión porque la sufrieron durante la era de la Unión Soviética. Por eso, su gobierno “ha sido el primero, y hasta ahora el único, en promocionar una conferencia sobre los cristianos perseguidos”.

“Haremos lo que los líderes de la comunidad local piensan que deberíamos hacer, que es ayudar a los repatriados a regresar a sus hogares ancestrales”, dijo Viktor Orban refiriéndose a los miles de cristianos que tuvieron que huir en los últimos años de la persecución en Siria o Irak.

“Es un hecho que el cristianismo es la religión más perseguida en el mundo de hoy. En vista del hecho de que 215 millones de cristianos en 108 países actualmente sufren diversas formas de persecución, cuatro de cada cinco personas oprimidas por su fe son cristianos, y en 2015 en Irak, un cristiano fue asesinado cada cinco minutos por causa de su fe”, explicó.

Las estadísticas añaden que el número de cristianos en Irak ha disminuido en quince años de una comunidad de 1,5 millones antes de la intervención militar occidental en 2003, a alrededor de 250.000 en la actualidad. En Siria, las cifras son más difíciles de calcular, pero se estima que el 50% de la población cristiana ha huido del país.

El primer ministro húngaro también aludió a “la persecución de los cristianos en Europa, que es una persecución de naturaleza espiritual, operando con métodos sutiles y astutos, y es indudablemente injusta, discriminativa y a veces dolorosa”, pero añadió que en su opinión “de ninguna manera puede compararse con la persecución brutal y física sufrida por los cristianos en África y Oriente Medio”.

Advirtió, sin embargo, “que el mayor peligro que nos amenaza hoy es el silencio indiferente de la élite europea que renuncia a sus raíces cristianas, a pesar de que el destino de los cristianos de Medio Oriente debería despertar a Europa al hecho de que, sin importar cómo, aunque parezca increíble, lo que sucedió allí también podría pasarnos”.

“Para nosotros, Europa es un continente cristiano y nos gustaría mantenerlo de esa manera, y aunque no podamos preservarlo todo, al menos nos gustaría guardar la pequeña porción que el Buen Señor le ha confiado los húngaros”, aseguró.

Viktor Orban acabó su intervención diciendo: “Soli Deo Gloria”.

El encuentro, celebrado bajo el lema de “Buscando respuesta a una crisis largamente ignorada”, reunió a líderes de la Iglesia de Oriente Medio, Europa y Estados Unidos, junto con activistas de ONG y parlamentarios de lugares como Canadá y Suecia, para encontrar “respuestas apropiadas a una crisis largamente descuidada”.

Cerca de 350 asistentes a la “Consulta internacional sobre la persecución cristiana” han escuchado cómo Hungría se encuentra “sola” entre las naciones al establecer una unidad gubernamental dedicada a atender las necesidades de esta minoría perseguida.

Entre otras acciones, el gobierno de Hungría ha apoyado la construcción de una escuela en Erbil (Irak) y ha establecido una secretaría de Estado “para la Ayuda de los Cristianos Perseguidos”, con el objetivo de “apoyar a los cristianos que se enfrentan a la violencia y la opresión en todo el mundo”, con un presupuesto de tres millones de euros.

Anuncios

El Estado Islámico envía refuerzos desde Irak para luchar en la provincia siria de Deir ez-Zor

(SOS).- Unos mil combatientes extranjeros del Estado Islámico han llegado en las últimas 72 horas a la provincia siria de Deir ez-Zor procedentes de Irak para luchar contra las fuerzas gubernamentales.

Estos milicianos operan en la Brigada al Qaaqa del Estado Islámico y se han desplegado en varios frentes en Deir ez-Zor y en el desierto sirio. Se agrupan dentro de una sección de los yihadistas que se hace llamar Al Qaradish, integrada por combatientes de Uzbekistán, Tayikistán y Turkmenistán, que ha asumido el liderazgo de la operación en la ciudad de Al Mayadin y en el este de Deir ez-Zor y que son conocidos por no confiar en sus compañeros árabes.

Hace dos semanas, cientos de milicianos del Estado Islámico llegaron a Siria desde Irak para lanzar el contraataque iniciado el pasado 28 de septiembre contra los efectivos gubernamentales en el oeste de Deir ez-Zor y el este de la provincia vecina de Homs.

Por otro lado, tres facciones armadas rebeldes —Jaish al Islam, Jaish al Ababil y Aknaf Bait al Maqdis— han alcanzado este jueves en El Cairo un acuerdo de alto el fuego para una bolsa situada en el sur de Damasco.

El alto el fuego ha entrado en vigor a las 10 horas, según han informado los medios de comunicación egipcios. “Hemos anunciado un acuerdo preliminar sobre nuestra voluntad de pactar un alto el fuego para la reducción de la tensión en esa zona”, ha explicado un dirigente político de Jaish al Islam, Mohamed Alush. El propio Alush ha asegurado que los detalles del alto el fuego se irán conociendo en el futuro.

En la información no se especifica el ámbito territorial exacto del alto el fuego y no menciona en modo alguno al Gobierno sirio. Tampoco ha habido por el momento reacción de Damasco.

Los rebeldes controlan un pequeño territorio al sur de Damasco que limita al oeste con otra bolsa, esta vez controlada por el Estado Islámico —incluido el campo de refugiados palestinos de Yarmuk—, y a su vez ambas están rodeadas por zonas bajo control de las fuerzas gubernamentales sirias.

Miles de milicianos rebeldes y de civiles que se habían refugiado en las zonas bajo control de los insurgentes en Idlib, en el noroeste de Siria, han podido ser evacuados a zonas bajo control rebelde tras los acuerdos alcanzados con el Gobierno sirio. En los últimos meses, varios acuerdos de alto el fuego puntuales entre el Gobierno y los rebeldes han logrado una relativa reducción de la violencia en el oeste de Siria.

(Fuente: Agencias)

Trump considera que el Estado Islámico “pronto será expulsado de Siria e Irak”

(SOS).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, auguró este miércoles que los terroristas del Estado Islámico “pronto serán expulsados de Siria e Irak”, tras la derrota asestada en Mosul, la capital iraquí del Califato, y ante la ofensiva sobre Al Raqa, el principal bastión de los yihadistas en Siria.

“El Estado Islámico está huyendo y pronto será expulsado de Siria e Irak”, escribió Trump en su cuenta oficial de Twitter.

La ofensiva sobre Mosul, que se puso en marcha el pasado 17 de octubre con tropas iraquíes, milicias chiíes y la coalición internacional que lidera Estados Unidos, concluyó el domingo con un saldo de miles de muertos y desplazados y sospechas sobre la comisión de crímenes de guerra por ambas partes.

En un comunicado leído ante los periodistas por la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Sarah Sanders, el mandatario estadounidense felicitó al primer ministro iraquí, a las fuerzas de seguridad y al pueblo de Irak por su “victoria sobre los terroristas”, que son “enemigos de todos los pueblos civilizados”.

Trump destacó, asimismo, el “enorme progreso” logrado en la lucha contra el grupo radical suní y que se ha avanzado “más en los últimos seis meses” que en los años anteriores.

Entretanto, en Al Raqa avanza la ofensiva para liberar la ciudad de los milicianos vestidos de negro. La caída de esta localidad supondría el fin del Califato que Abu Bakr al-Baghdadi declaró en 2014 para Siria e Irak con el objetivo de extender sus dominios a toda la región.

(Fuente: Agencias)

Daesh pierde el 80% de sus ingresos y el 60% de su territorio en tres años

(SOS).- El Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe) ha perdido más del 60 por ciento de los territorios que controlaba hace tres años y más del 80 por ciento de los ingresos económicos, según un estudio.

El autoproclamado Califato consta de 36.200 kilómetros cuadrados de territorio a fecha de 26 de junio de 2017, una superficie similar en tamaño a Bélgica.

Este territorio supone una reducción del 40 por ciento respecto al que tenían los milicianos vestidos de negro al inicio de 2017 y un 60 por ciento menos que el que dominaban en enero de 2015, cuando la organización radical sunita controlaba 90.800 kilómetros cuadrados en Irak y en Siria.

“El auge y la caída del Estado Islámico se han caracterizado por una rápida inflación, seguida de un constante declive”, ha explicado Columb Strack, analista especializado en Oriente Medio. “Tres años después de que se declarara el Califato, es evidente que el proyecto de gobierno del grupo ha fracasado”, ha añadido.

“El resto del Califato es probable que se desintegre antes de final de año, reduciendo su proyecto de gobierno a un serie de zonas urbanas aisladas que finalmente serán recuperadas durante 2018”, ha destacado Strack.

Además de perder territorios, el Estado Islámico también ha visto claramente reducida su capacidad de generar recursos económicos  El Califato ha pasado de tener unos ingresos al mes de unos 81 millones de dólares (70 millones de euros) en el segundo trimestre de 2015 a 16 millones de dólares (14 millones de euros) en el mismo periodo de 2017, lo que supone una caída del 80 por ciento.

La pérdida de ingresos económicos responde a las reducciones de fondos por producción petrolera y contrabando, impuestos y confiscaciones de bienes, entre otras actividades ilícitas. Los ingresos mensuales por petróleo han bajado en un 88 por ciento y los derivados de impuestos y de las confiscaciones han caído un 79 por ciento respecto a las estimaciones de 2015.

“Las pérdidas de territorios son el factor principal que contribuye a la pérdida de ingresos del Estado Islámico”, ha señalado el analista Ludovico Carlino. “Perder el control de la densamente poblada ciudad de Mosul y de las zonas ricas en petróleo de las provincias sirias de Al Raqa y Homs ha tenido un importante impacto en la capacidad del grupo de generar ingresos”, ha incidido.

El equipo que ha realizado el informe además ha constatado que la capacidad de los extremistas de aumentar los impuestos en las zonas que dominan para compensar las pérdidas habría alcanzado su límite. En esta línea, los autores del documento no han observado cambios importantes en los impuestos del Califato ni en las multas económicas desde finales de 2016.

(Fuente: Agencias)

Dos antiguos oficiales de Sadam Husein se disputan el liderazgo del Estado Islámico

(SOS).- El líder del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, habría muerto en un ataque aéreo efectuado en Siria el 28 de mayo, según el Ministerio de Exteriores de Rusia, lo que abriría la carrera para sucederle.

El ataque en cuestión, ocurrido al sur de la ciudad siria de Al Raqa, concluyó con la muerte de destacados dirigentes del grupo radical sunita, aunque ningún Gobierno ha sido capaz de verificar al cien por cien los detalles sobre la situación de Al Baghdadi.

Entre los preferidos para ocupar su lugar, se encuentran dos antiguos oficiales de Sadam Husein: Iyad al-Obaidi, de unos 50 años, que ha ejercido como ministro de guerra, y Ayad al-Jumaili, de unos 40, que ha servido al frente de la agencia de seguridad de la organización yihadista, Amniya.

Los dos se sumaron a la insurgencia salafista en Irak en 2003 tras la invasión estadounidense que derrocó al mandatario iraquí y concedió poder a la mayoría chiita y están en el círculo de confianza de Al Baghdadi desde el año pasado, cuando varios altos cargos del Estado Islámico murieron en bombardeos en Siria.

“Jumaili reconoce a Obaidi como su superior pero no hay un sucesor claro y, dependiendo de las condiciones, puede ser cualquiera de los dos”, ha indicado Hisham al-Hashimi, un experto que asesora a varios gobiernos de Oriente Medio sobre el Estado Islámico.

En cualquier caso, ninguno de los dos asumiría el título de Califa que se impuso Al Baghdadi reivindicándose así como descendiente de Mahoma. “Ellos no pertenecen a ese linaje y (…) no son expertos en teología islámica”, ha indicado Hashimi.

También influiría en esta decisión el hecho de que el Califato que Al Baghdadi proclamó en 2014 en partes de Siria e Irak se ha reducido hasta su práctica desaparición. Mosul, la autodenominada capital iraquí, está a punto de caer y Al Raqa, su principal bastión sirio, es objeto de una ofensiva para su liberación.

“Un califa debe tener un Ardh al-Tamkeen (cierta extensión de territorio) que gobernar conforme a la ley islámica. Si no lo tiene, el sucesor solamente será reconocido como emir”, término similar al de príncipe que los yihadistas suelen usar para referirse a sus líderes, ha explicado Hashimi.

El elegido como heredero de Al Baghdadi tendrá que contar con la aprobación de los ocho miembros que forman el Consejo de la Shura, un órgano consultivo del Califa. Sin embargo, no se reunirían físicamente por razones de seguridad, de modo que votarían a través de emisarios.

Por su parte, la coalición internacional que lidera Estados Unidos ha sostenido que en el caso de que el líder del Estado Islámico siga vivo no influirá en la guerra que se libra contra la organización yihadista en Siria e Irak.

“Sabemos con certeza que, si sigue vivo, no será capaz de influir en lo que está pasando ahora mismo en Mosul o en Al Raqa o en general sobre el Estado Islámico, que continúa perdiendo su Califato físico”, ha dicho el portavoz de la coalición internacional, el coronel estadounidense Ryan Dillon, desde el Pentágono.

Interrogado sobre la supuesta muerte de Al Baghdadi, Dillon ha aclarado que la coalición internacional “no tiene ninguna evidencia concreta” al respecto.

(Fuente: Agencias)

Un antiguo oficial de la CIA señala que el Estado Islámico está detrás del ataque químico en Siria

(SOS).- El uso del agente mostaza por parte del Estado Islámico (EI) en Irak pone de manifiesto que los yihadistas de esta organización están detrás del ataque químico en la provincia de Idlib y no el Gobierno sirio. Así lo aseguró el ex oficial de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) Philip Giraldi.

“La afirmación de la Casa Blanca de que solo el Gobierno de Siria podía usar las armas químicas es errónea”, afirmó Giraldi. Según el ex oficial de la CIA, el ataque en Idlib recuerda los ataques perpetrados anteriormente por diferentes grupos terroristas.

El pasado 16 de abril, los combatientes del EI atacaron con gas mostaza las posiciones de las fuerzas iraquíes en Mosul donde además de los militares iraquíes también se encontraban asesores estadounidenses y australianos.

Varios analistas estadounidenses señalaron que es de dominio público que los miembros de esta organización radical suní tienen capacidad de sobra para emplear sustancias tóxicas.

El profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Pittsburgh, Michael Brenner, dijo que “prácticamente no cabe duda” de que el responsable de aquel ataque químico en Idlib “no fue el Gobierno de Al Assad”.

El pasado 4 de abril se produjo un supuesto ataque químico contra la localidad siria de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib. Según las estimaciones de la Casa Blanca y la oposición siria, las fuerzas de Damasco llevaron a cabo este ataque que se cobró la vida de decenas de personas. Sin embargo, las autoridades sirias negaron rotundamente el uso de materiales químicos o tóxicos en la localidad y responsabilizaron del ataque a los grupos terroristas que operan en la zona.

Como represalia al presunto ataque químico y sin prueba alguna de la supuesta autoría de las fuerzas gubernamentales ni investigación al respecto, Washington atacó con 59 misiles de crucero la base aérea siria de Shayrat el pasado 7 de abril. Al menos seis militares sirios y varios civiles fallecieron en esta ofensiva militar de Estados Unidos.

(Fuente: Agencias)

Irak confirma haber atacado posiciones terroristas en Siria

(SOS).- El primer ministro de Irak, Haidar al-Abadi, ha confirmado que las Fuerzas Aéreas iraquíes han atacado importantes posiciones terroristas en suelo sirio.

“En coordinación con el Gobierno sirio, atacamos importantes posiciones de los terroristas en Al Bukamal (sureste de Siria). Las fuerzas iraquíes se acercan con control absoluto a las fronteras comunes con Siria”, ha afirmado el premier iraquí en una entrevista concedida a una cadena libanesa  y publicada la noche del lunes.

En esta línea, Al Abadi ha anunciado que los aviones de combate iraquíes durante sus operaciones han logrado eliminar a un gran número de integrantes del Estado Islámico.

Asimismo, ha hecho hincapié en que la crisis siria es bastante complicada y ha recordado que, durante su visita a Estados Unidos el pasado mes de marzo, ha asegurado a las autoridades de Washington que el mantenimiento de la integridad territorial de Siria es una de las líneas rojas de Bagdad.

Al Bukamal está muy cerca de la frontera siria-iraquí y se encuentran en el valle del Éufrates, cerca de la ciudad iraquí occidental de Al Qaem.

Por otra parte, el Gobierno sirio y Rusia han negado cualquier implicación en un supuesto ataque químico llevado a cabo este martes en la provincia siria de Idlib.

Una fuente militar siria, ha negado tajantemente que las fuerzas gubernamentales hayan usado este tipo de armamento, aseverando que el Ejército “no usa ni ha usado” armas químicas “ni en el pasado ni en el futuro”.

En la misma línea, el Ministerio de Defensa de Rusia ha afirmado en un comunicado que “los aviones militares rusos no han llevado a cabo ningún ataque aéreo cerca de Jan Sheijun”.

Además, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha hablado por teléfono con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, para abordar este asunto.

Ambos mandatarios han ratificado la importancia de mantener el alto el fuego que entró en vigor el pasado 30 de diciembre para todo Siria, y han acordado reforzar la cooperación bilateral en materia de lucha contra el terrorismo.

Erdogan ha aprovechado la llamada telefónica para trasladar a Putin su pésame por el atentado perpetrado el lunes en el metro de San Petersburgo, al parecer, por terrorista suicida nacido en Kirguistán, que ha dejado 14 muertos y decenas de heridos.

(Fuente: Agencias)