Egipto se compromete a trabajar para lograr una solución política a la guerra en Siria

(SOS).- El presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, prometió hoy que su país continuará sus esfuerzos para detener el deterioro de la situación en Siria, durante una reunión con el enviado especial de la ONU para el país árabe, Staffan de Mistura.

En el encuentro, Al Sisi destacó la importancia de la solidaridad de la comunidad internacional para trabajar en aras de “una solución integral y duradera a la crisis siria”, según un comunicado de la presidencia.

Asimismo, el mandatario subrayó el apoyo de Egipto a los esfuerzos de la ONU.

Según la misma fuente, De Mistura resaltó la importancia del papel de Egipto en Oriente Medio y señaló que aspira a coordinarse más con las autoridades de El Cairo en el próximo periodo, “especialmente porque puede jugar un papel principal para llegar a una solución a la crisis en Siria”.

El mediador de la ONU se reunió ayer con el titular egipcio de Exteriores, Sameh Shukri, a su llegada a El Cairo, después de haber visitado Irán, uno de los principales valedores del Gobierno sirio.

El portavoz de Exteriores, Ahmed Abu Zeid, detalló en una nota que la visita de De Mistura se produce en el marco de “el interés de la ONU para intercambiar opiniones e intensificar la coordinación con Egipto sobre la forma de lograr una solución política a la crisis siria y acabar con el retroceso actual”.

Al comienzo de la reunión, el diplomático ítalo-sueco informó a Shukri de los últimos acontecimientos políticos, de seguridad y humanitarios en el país árabe, y dio su evaluación a los esfuerzos realizados a nivel internacional y regional para impulsar el proceso político, según el texto de la Cancillería egipcia.

Por su parte, el ministro recalcó la continuación de los esfuerzos de Egipto para “establecer una solución política a la crisis siria de una manera que preserve la entidad y la unidad del Estado sirio y su integridad territorial”.

En Teherán, De Mistura trató con la autoridades iraníes la situación en Siria y propuestas para formar el comité constitucional para hallar una solución a la guerra.

El mediador de la ONU abordó con el principal negociador iraní para los asuntos de Siria, Hosein Yaberi Ansari, iniciativas y medidas ejecutivas específicas para comenzar a trabajar en el citado comité.

Ansari dijo tras la reunión, celebrada el domingo, que discutieron sobre la nueva ronda de consultas que se celebrará en Ginebra entre el 18 y 19 de junio.

A esa ronda acudirán, además de De Mistura, altos funcionarios de los tres países garantes del proceso de Astaná: Rusia, Irán y Turquía.

El diplomático ítalo-sueco insistió en la necesidad de continuar las consultas entre esos tres países, el Gobierno y los grupos armados y la ONU para formar y activar el comité constitucional.

Otro tema tratado en la reunión de Teherán fueron los esfuerzos para llevar a cabo un intercambio de presos entre las partes en conflicto.

La ONU sigue trabajando en la formación del comité constitucional sirio, pactado a finales de enero en la localidad rusa de Sochi.

Anuncios

El Ejército sirio sigue liberando las zonas ocupadas por los grupos armados en Alepo

Damasco (Agencias).- El Ejército gubernamental sirio ha lanzado a mediados de noviembre una gran ofensiva contra las posiciones de los grupos radicales en los barrios orientales de Alepo, en el noreste de la ciudad. Los militares se están abriendo paso hacia las zonas ocupadas por los diferentes grupos armados y han logrado un sustancial progreso al tomar bajo control el área de Masakin-Hanano, un importante baluarte de las milicias yihadistas. Se trata del avance más importante del Gobierno de Bashar al-Assad hasta la fecha.

Cinco barrios y más de dos mil edificios han sido liberados de los terroristas del Frente Al Nusra (actualmente, Fatah al Sham) y otros grupos armados afiliados, según han informado fuentes locales. También más de 900 civiles, entre ellos 119 menores, han huido en las últimas 48 horas de un barrio controlado por los milicianos extremistas.

La semana pasada, los altos mandos de las Fuerzas Armadas sirias instaron a los miembros de los grupos armados que retienen los barrios orientales de Alepo a aprovechar el decreto de amnistía y volver a una vida normal, además exigieron que dejen de derramar sangre, bombardear barrios residenciales y atacar a civiles.

Los grupos terroristas como Harakat Noural-Din al-Zenki y Ahrar al Sham, que integran el Frente al Nusra, retienen a civiles en el este de la ciudad y no les dejan salir por los corredores humanitarios abiertos por el Ejército sirio. Actualmente, están atrapadas de 200 mil a 300 mil personas.

Desde marzo de 2011, el país vive un conflicto en el que las tropas gubernamentales se enfrenta a grupos armados y organizaciones terroristas, entre ellas el autodenominado Estado Islámico (EI o Daesh, por su acrónimo en árabe) y el Frente al Nusra. En los últimos meses los combates más intensos se libran en Alepo y sus alrededores.

La guerra siria ha provocado entre 300 mil y 400 mil muertos, según datos facilitados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Conflicto sirio, ONU: un millón de personas sitiadas en Alepo, las condiciones son aterradoras

Damasco (AsiaNews/Agencias).- El número de personas que viven bajo el asedio en Siria se duplicó en el último año, pasando de 486.700 a 974.080 en los últimos seis meses. Es cuanto afirmó el coordinador de las operaciones humanitarias de la ONU en Siria, Stephen O´Brien, durante su intervención de este lunes en el Consejo de seguridad de las Naciones Unidas. El alto diplomático habló de personas “aisladas, hambrientas, bombardeadas y privadas de curas médicas y de asistencia humanitaria, para obligarlos a rendirse o a escapar”. Todo se suma a la gravísima crisis humanitaria a causa de la falta de comida y la interrupción -prolongada- de la provisión de ayudas.

En la ciudad de Alepo, se registran actos de violencia contra el sector occidental, controlado por el gobierno y habitado por la gran mayoría de la población (más o menos 1,2 millones de personas). Sólo en noviembre, se produjeron más de 350 ataques con morteros y cayeron cohetes lanzados por los rebeldes de modo indiscriminado, proyectiles que alcanzaron en la mayor parte de los casos objetivos civiles.

En la últimas tres semanas, serían al menos 60 las personas muertas en la zona oeste y unas 350 las heridas. Entre los varios objetivos civiles en el punto de mira de los cohetes lanzados por los rebeldes se encontraba también una escuela pública, ya atacada el pasado 20 de noviembre. Según fuentes gubernamentales, en este ataque habrían muerto al menos 8 niños.

Además de en la capital, la situación más crítica -según el alto funcionario de la ONU- se registra justamente en Alepo, sobre todo en el sector oriental, donde las condiciones humanitarias pasaron “de terribles a terroríficas” y ahora “es difícil sobrevivir”. En concreto, O´Brien no ahorró críticas ni siquiera al mismo Consejo de seguridad de las Naciones Unidas, desde su punto de vista “aparentemente incapaz o reticente” en el intento de poner fin a la guerra.

Por otro lado, el veto puesto por Rusia bloqueó hasta ahora todas las iniciativas inherentes a la cuestión siria, elevando la tensión entre las varias potencias. A su vez, la administración estadounidense se muestra cada vez más débil en el tablero sirio, donde el presidente saliente Barack Obama no quiso nunca comprometerse realmente a fondo en una campaña militar. Esto favoreció la resistencia del gobierno de Damasco, reforzado en el último año por la intervención del aliado ruso y el intervencionismo del presidente Vladimir Putin. En este contexto, la conquista de Alepo parece ser -según los expertos- “cuestión de semanas” y se podría lograr antes de la asunción de la nueva administración de los EEUU, el 20 de enero próximo.

En el trasfondo, el presidente electo de EEUU, Donald Trump, que parece intencionado en sanar las relaciones con el Kremlin después de años de hielo. La victoria en las primarias del centro derecha francés de François Fillon, candidato de los republicanos al Elíseo en las próximas presidenciales, parece ser otro elemento a favor del gobierno sirio. En estas semanas, Fillon repitió varias veces que frente “al totalitarismo islámico” se necesita reunir “todas las fuerzas posibles, todos los Estados posibles, que sean ellos democráticos o menos”.

Las devastadoras consecuencias del Estado Islámico en Siria

Numerosas iglesias de las regiones cristianas en Siria han sido destruidas como resultado de la cruenta guerra encabezada por el Estado Islámico en gran parte de Oriente Medio.

Iglesia-ISIS

Las consecuencias de los ataques son desoladoras, al menos 300.000 personas han sido asesinadas a manos de los grupos yihadistas, cuatro millones de refugiados se han visto obligados a huir del país y cerca de ocho millones de personas han abandonados sus casas.

A estas atrocidades se le suman los diversos ataques a iglesias y santuarios que han sido destruidos por los terroristas. Al menos 60 iglesias cristianas han sido ocupadas o demolidas. La mayoría de ellas estaban ubicadas en las aldeas cristianas del Valle de Khabour.

Según la Assyrian International News Agency, desde que comenzó la guerra, los objetivos de los extremistas han sido las villas, las iglesias, los monasterios y el clero. Los yihadistas persiguen acabar con la historia y memoria de todas las comunidades cristianas, destruyendo cualquier símbolo que sea reflejo de su religión.

Destruyen los templos con explosiones o simplemente entran en ellos con el objetivo de acabar con todo. Arrancan las cruces, golpean el mobiliario y saquean todo aquello que se encuentran a su paso.

Es el ejemplo de la Iglesia Mariana de la villa asiria de Tel Nasri, al noroeste de Siria. El templo cristiano fue destruido por el Estado Islámico el pasado mes de abril el Domingo de Resurrección, después de que los yihadistas  asesinaran y secuestraran todos los cristianos de la zona.

“¿Mamá, regresaron las palomas?”

La guerra es una espantosa agonía. Y los niños, por ser los más vulnerables, la sufren de modo particular.

Nos contaba apenada una maestra que en los recreos los niños no hablan de otra cosa: “Mi mamá no pudo lavarnos la ropa porque no teníamos agua. Por eso no vine a la escuela”… “En mi barrio no tenemos luz desde hace dos semanas”… “Ayer cayó un misil en la casa de mi vecino y hubo muchos muertos. Yo los vi desde el balcón”… No son temas de conversación apropiados para estos pequeños, pero es lo que respiran desde hace 3 años.

08

Han olvidado las carreritas en la plaza y los juegos en el patio; compiten adivinando qué armas están disparando durante los bombardeos; y ya no coleccionan figuritas, juntan balas. Al caer la tarde, Sigue leyendo

Siria: ‘Peor que las armas son los predicadores de violencia’

El vicario apostólico de Alepo, explica la actual situación de la ciudad, en un país de musulmanes moderados. Y la evolución de la primavera árabe a la guerra de las milicias extranjeras

sirianino

Por H. Sergio Mora

RIMINI, 27 de agosto de 2014 (Zenit.org) – Lo peor no es solo la ocupación armada, sino también que las milicias del Estado Islámico llevan a los predicadores que se establecen en las mezquitas y templos para predicar el odio, y enrolar a los pequeños.

Lo indicó este martes en una rueda de prensa durante el Meeting de Rimini, el vicario apostólico de Alepo, Mons. George Abou Khazen, acompañado por su antecesor, el obispo Giuseppe Nazzaro.

Respondiendo a ZENIT sobre la impresión existente de que los musulmanes de estos países sean todos extremistas, indicó: “En Siria la población musulmana es muy moderada y siguen siéndolo, están convencidos, predican esto en las mezquitas”, dijo.

Y Mons. Khazen añadió que ahora las milicias extranjeras “no solamente trajeron las tropas, sino también los ulemas y sauditas que comenzaron a predicar un islam absolutamente diverso, e incluso enrolan a los niños”. Además, indicó que instituyeron los tribunales islámicos en los cuales un sirio puede ser juzgado por un extremista ceceno. O sea si un papá ve que su hija está siendo secuestrada por un islámico, al dirigirse al tribunal encontrará a otro miliciano igual al agresor.

Para tener idea de quienes son –indicó Mons. Nazzario– el año pasado, el Gran Muftí de Arabia Saudita, emitió una fatua publicada en los periódicos, en la que declara: ‘Quien crea que la tierra gira entorno al sol es un infiel porque así lo dijo mi predecesor de los años 70, y quien omite esto no merece vivir’, en base a esto pueden imaginarse lo que es el ejército del Isis.

Interrogado por ZENIT sobre la situación actual de Alepo, después de tres años de guerra, Mons. Kazhen, precisó que se trata de situación difícil, con problemas de agua, luz y falta de seguridad, donde hay golpes de morteros y cada día nuevos muertos. La ciudad está dividida, hay barrios dominados por los rebeldes y otros con el Gobierno. Los rebeldes habían sitiado y dominado la ciudad, hoy el Ejército ha abierto una zona y logran abastecerla. El aeropuerto está cerrado porque “esos disparan también sobre los vuelos civiles”. Recordó que hasta hoy de los obispos y sacerdotes secuestrados no se sabe nada y que los monasterios de religiosas residentes en Alepo siguen siempre allí.

Sobre el financiamiento a estas milicias le indicó a ZENIT que “todos lo saben, llega desde Arabia Saudita y Qatar. Turquía en cambio da menos apoyo, solamente de tipo logístico. Si realmente quisieran que la situación terminara, no enviarían gente, no adestrarían gente, no armarían a estos”. Y precisó que se encuentra involucrado “También algún otro país”.

“Hasta hace un año atrás –prosiguió el vicario apostólico– cuando los rebeldes eran solamente sirios las cosas eran otras, había respeto, no había esta violencia ni este extremismo, ahora son los milicianos mayoritariamente extranjeros. Ahora hay mucha gente que antes esperaba que esta primavera floreciera, se dieron cuenta que no era así”.

Sobre la visita del Papa en Tierra Santa, indicó que la población lo ha sabido. Las informaciones llegan cuando hay y luz pueden ver las noticias, “además lo hemos transmitido también nosotros” dijo. Precisó que la gente decía: ‘ojalá el Papa viniera también aquí’.

Sobre la emigración de los cristianos, indicó que en 1968 cuando el gobierno anterior al padre de Assad nacionalizó las escuelas fue el primer éxodo de cristianos hacia el Líbano, porque querían poder dar instrucción cristianas a sus hijos, una época de terror. El padre de Assad al inicio fue duro, aunque fue el último que hizo un golpe de estado para tomar el poder. No era sunita sino alawita. El padre de Assad en los últimos años de su vida inició a aflojar, y con su hijo la apertura fue más grande, casi total en alguno sectores, como turismo, comercio y con bastante seguridad”.

Mons. Khazen añadió que “no hay estadísticas de los cristianos que han quedado en Siria, aunque precisó que antes de la Guerra los cristianos total eran unos 250 mil, en una ciudad con 4,5 millones. Hoy aproximadamente el 60 por ciento de los cristianos se han ido”.

Y concluyó expresando un deseo: “Que Siria actual como país laico, pluralista y moderado pueda seguir existiendo”.

De nuevo en Siria

Queridos todos:

Perdón por nuestro retraso en escribirles. Gracias a todos por sus mensajes y saludos. Y sobre todo por sus oraciones. Hemos aprovechado mucho este tiempo de descanso rodeados de nuestros seres queridos y amigos y ahora nos encontramos de nuevo en nuestra querida misión de Alepo.

siria1

Paisaje de Damasco a Siria

Después de haber vivido dos años tan “agitados”, fue raro poder gozar de nuevo de tanta tranquilidad! Viviendo en la guerra a uno le llega a parecer que no hay rincón de la tierra que escape al bombardeo diario y que esté libre del miedo y el peligro. Y por eso al salir resulta extraño poder dormir toda la noche “de un tirón”, sin la interrupción constante de cañonazos… Ver andar a la gente por la calle: paseando, conversando y deteniéndose sin apuro a mirar vidrieras! Poder sentarse a tomar unos mates al aire libre… Y que haya electricidad tantas horas… ¡las 24 horas!

También parece increíble que hayamos podido salir.

Alepo sufría ya dos años de asfixia sitiada por los terroristas. Acercándonos a fin de año el ejército logró liberar algunas rutas y mucha gente se arriesgó a salir de la ciudad intentando escapar de esta pesadilla. Había quienes lograban llegar a la frontera, y había quienes no…
En los primeros meses de este año, la situación se fue calmando y supimos de varias familias de la catedral que habían logrado viajar, recorriendo un camino medianamente seguro que llevaba al aeropuerto de Damasco. Por lo que también en nosotros fue madurando la idea de salir por un tiempo para recuperar fuerzas…

El primer paso fue tramitar los permisos para viajar (sin los cuales los extranjeros no podemos salir ni volver a entrar al país). Para ello nos llegamos a la oficina de pasaportes: un edificio imponente por su altura, con vestigios de haber sido elegante y moderno, pero que ya no tenía un vidrio sano. Dañado y bombardeado había pasado a ser parte del uniforme y sombrío paisaje de esta guerra.
Todas las oficinas funcionan en planta baja, la parte más segura del edificio, por lo que el amontonamiento era insoportable. ¡Parecía que medio Alepo estaba allí haciendo trámites! En el mundo árabe hay que tener mucha paciencia al momento de tener que hacer papeles, pero aquí se suma el factor de la guerra que hace todo más caótico e interminable. Después de muchas idas y venidas, imposibles de describir en estas líneas, obtuvimos nuestros permisos, y aunque tuvimos que esperar todavía para poder salir del edificio –porque afuera estaban en pleno bombardeo- ya teníamos los papeles en mano.

Todo estaba ya previsto para el viaje. Llegamos muy temprano en la mañana a la improvisada estación y abordamos el autobús. El parabrisas completamente trisado con un vistoso agujero de bala delataba haber sido testigo de un intenso tiroteo… ¡No era muy alentador el panorama!

CONTINUARÁ….