Las fuerzas gubernamentales liberan el último bastión del Estado Islámico en Siria

(SOS).- El Ejército Árabe Sirio y sus aliados han logrado recuperar este jueves la localidad de Abu Kamal, ubicada cerca de la frontera con Irak, que constituía el último bastión del Estado Islámico en Siria.

“El último bastión del Estado Islámico, Abu Kamal, ha sido liberado”, ha anunciado un comandante de la alianza militar que respalda al Gobierno de Siria.

El jefe militar ha detallado que la batalla ha estado liderada por los combatientes libaneses de Hezbolá y que en ella también han participado las Fuerzas de Movilización Popular de Irak, una milicia chií del país vecino apoyada por Irán.

Horas antes, la prensa había informado de que las tropas gubernamentales y sus aliados tenían completamente rodeada Abu Kamal y habían empezado a entrar en la localidad.

La pérdida de Abu kamal significa la desaparición casi total del autoproclamado Califato, que su líder, el desaparecido Abu Bakr al-Baghdadi, proclamó en el verano de 2014, y condena a la organización radical suní al ostracismo territorial.

En apenas un mes, los extremistas han retrocedido en Al Raqa, la principal ciudad que controlaban en Siria, Deir ez-Zor, la mayor ciudad del este del país, la cercana Al Mayadin y, hoy mismo, Abu Kamal.

Las huestes del grupo yihadista, en plena desbandada, se han refugiado en las amplias zonas desérticas de las provincias de Deir ez-Zor y Homs, en el centro del Siria, desde donde pueden seguir hostigando al oponente.

Por otra parte, miles de miembros extranjeros del Estado Islámico, así como sus familias, están tratando de regresar a sus países de origen. El paradero de los principales dirigentes de la organización sigue siendo un misterio.

Al cierre de esta edición, las fuerzas de seguridad sirias han tomado el control de varios pueblos en el noreste de la provincia central de Hama tras mantener intensos combates con diferentes facciones islamistas.

“Las unidades del Ejército con las unidades de Intervención Rápida empezaron a avanzar y las operaciones llevaron a tomar el control de un gran número de pueblos”, han informado fuentes militares.

En un comunicado, el Mando General de las Fuerzas Armadas sirias ha elogiado a las “valientes” tropas gubernamentales y ha asegurado que continuarán siendo “la fortaleza inmune” de la patria en la lucha contra los grupos terroristas, defendiendo la “integridad y la seguridad territorial” del país árabe.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

El Ejército sirio arrebata al Estado Islámico uno de sus principales feudos

(SOS).- Las fuerzas especiales Tigre del Ejército sirio arrebataron hoy al Estado Islámico el control de la ciudad de Al Mayadin, el que era el bastión principal de los yihadistas en la provincia nororiental de Deir ez-Zor.

“Unidades de las fuerzas armadas sirias, junto a las fuerzas aliadas, recuperaron el control de Al Mayadin”, aseguró una fuente militar.

La liberación de esta urbe y la inminente caída de Al Raqa, considerada la capital del grupo yihadista en Siria, dejan a los extremistas con el control de apenas unos pocos enclaves en el norte y centro del país y con las localidades de escasa entidad situadas a lo largo del Éufrates entre Al Mayadin y la frontera con Irak.

Las milicias kurdas que combaten contra la organización radical suní en la ciudad de Al Raqa están convencidas de que esta localidad será liberada “hoy o mañana”, según un portavoz de las Unidades de Protección Popular (YPG).

“Las batallas continúan en Al Raqa. El Estado Islámico está a punto de acabarse. Hoy o mañana la ciudad podría ser liberada”, informó Nouri Mahmoud, portavoz del grupo armado kurdo que combate contra los yihadistas.

Poco antes del anuncio del portavoz de las YPG, varios testigos vieron cómo un pelotón de autobuses —docenas, según estos observadores— entraban sin ningún tipo de peligro en la ciudad, procedentes de la campiña septentrional. Todo apunta a una evacuación masiva de los combatientes islamistas y sus familiares.

ACNUR alertó de que al menos ocho mil personas permanecen atrapadas en esta ciudad, conquistada por los milicianos vestidos de negro en 2014, y donde ahora el grupo yihadista está atrincherado en dos puntos en particular: el estadio de la ciudad y el hospital anexo, donde según las milicias kurdas mantienen como rehenes y escudos humanos a cientos de personas.

(Fuente: Agencias)