EEUU y Turquía: El acuerdo sobre Manbij es importante para solucionar el conflicto en Siria

(SOS).- Los presidentes de Estados Unidos y Turquía, Donald Trump y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, han destacado la importancia del acuerdo bilateral en torno a la localidad siria de Manbij para lograr solucionar el conflicto en el país árabe.

Según la información facilitada por la agencia estatal turca Anatolia, ambos mandatarios han resaltado durante una conversación telefónica que el acuerdo es un paso “significativo” en esta dirección.

La conversación ha tenido lugar horas después de que Ankara negara que la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) se hayan retirado de la localidad siria de Manbij y resaltara que el proceso “sigue en marcha”.

“Consideramos exageradas las noticias que afirman que las YPG se han retirado totalmente de Manbij”, indicaron fuentes del Ministerio de Exteriores de Turquía.

Así, recalcaron que “las noticias que afirman que las YPG se han retirado totalmente de la región no reflejan la verdad”, en respuesta al comunicado publicado el domingo por el Consejo Militar de Manbij, la milicia integrada en las FDS que controla el cantón de Manbij.

Estados Unidos —aliado de las FDS en la ofensiva contra el Estado Islámico— y Turquía alcanzaron en junio un acuerdo que incluye la retirada de las YPG de Manbij. Fuerzas turcas y estadounidenses serían las garantes de la seguridad y estabilidad en la zona.

El Ejército turco lanzó en enero la Operación Rama de Olivo para expulsar a las YPG de la región de Afrin y marcó como próximo objetivo militar Manbij si no había evacuación de las YPG.

Ankara considera a las YPG —brazo armado del Partido de la Unión Democrática (PYD)— como un grupo vinculado al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que cataloga como una organización terrorista.

Anuncios

Las fuerzas turcas toman el centro de la ciudad siria de Afrin

(SOS).- Las fuerzas turcas y las milicias aliadas de Ankara se hicieron hoy con el control de varios barrios de la ciudad de Afrin, la más importante de la región homónima, un enclave ubicado en el extremo noroeste de Siria.

Fuentes locales informaron de la entrada de tropas turcas en Afrin, pero sin detallar qué barrios han sido tomados por estas fuerzas.

Los efectivos que integran la operación Rama de Olivo, como han denominado las autoridades de Ankara a la ofensiva, ya controlan el 87 % del territorio de la región de Afrin, han añadido esas mismas fuentes.

“Unidades de las ELS, apoyadas por el Ejército turco, han tomado hoy temprano, a las 08.30, el control total sobre el centro de Afrin”, ha asegurado el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en una declaración pública.

El Estado mayor turco ha informado también de la toma del centro de la ciudad en un comunicado, en el que han señalado que ya habían comenzado los trabajos para localizar posibles minas y explosivos caseros.

Los avances de hoy han estado precedidos en las últimas horas de intensos bombardeos y de fuego de artillería contra la ciudad de Afrin y sus alrededores, además de por intensos combates entre las tropas turcas y las Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

Desde el inicio de la operación militar turca, el pasado 20 de enero, han fallecido al menos 289 civiles, entre ellos 43 menores de edad y 28 mujeres, según el último recuento de víctimas.

Los continuos bombardeos y los enfrentamientos armados han provocado la huida de la zona de más de 150 mil personas en los últimos días.

(Fuente: Agencias)

Las fuerzas turcas se acercan a las puertas de la ciudad siria de Afrin

(SOS).- Las fuerzas turcas y las facciones rebeldes aliadas de Ankara se hicieron con el control de nueve poblaciones en el enclave sirio de Afrin, en el noroeste del país árabe, y se situaron a las puertas de su capital homónima.

Los soldados turcos ya dominan casi el 38% del total de los pueblos de Afrin, entre ellos cinco localidades importantes: Yindiris, Rayu, Al Sheij Hadid, Sharran y Bolbola.

Con este nuevo avance, aumenta a 130 el número de localidades controladas por las fuerzas turcas desde el inicio de la operación militar denominada Rama de Olivo, que arrancó el pasado 20 de enero.

En las últimas horas han continuado los intensos combates entre las tropas turcas y sus aliados contra las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) en las afueras del noreste y noroeste de Afrin, así como en el este y suroeste de la ciudad en un intento de cercarla por completo.

Tras el nuevo avance, las fuerzas turcas y los rebeldes están solo a “unos cientos de metros” de la entrada noreste de Afrin, tras haberse hecho con el control de la cercana colina de Quibar.

Al menos doce mil personas originarias del enclave sirio de Afrin han huido de los combates desde el comienzo de la ofensiva y unos 205 civiles han fallecido, entre ellos 32 menores.

Desde el inicio de la ofensiva, al menos 409 combatientes de la operación Rama de Olivo han muerto, entre ellos 71 soldados turcos.

Además, 359 milicianos de las YPG han perdido la vida, así como 81 de las fuerzas de Defensa Popular, milicias progubernamentales sirias que han acudido a defender Afrin del ataque turco, tras un acuerdo entre el Gobierno de Damasco y las milicias kurdosirias.

(Fuente: Agencias)

Rusia, Turquía e Irán logran detener el despliegue de fuerzas sirias en la región de Afrin

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha dicho este martes que ha logrado detener el despliegue de fuerzas leales al Gobierno sirio en la región de Afrin, en el noroeste del país, tras hablar por teléfono con su homólogo ruso, Vladimir Putin.

Además, el mandatario ha afirmado que sus efectivos van a comenzar en los próximos días el asedio en Afrin, de donde las Fuerzas Armadas turcas quieren expulsar a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) con el argumento de que pretenden eliminar las amenazas en la frontera sur de Turquía.

Un alto cargo kurdo anunció que las YPG habían llegado a un acuerdo con el Ejército sirio para que entrara en Afrin y repeliera el ataque de las fuerzas turcas. El lunes por la mañana, fuentes oficiales sirias señalaron que las milicias progubernamentales sirias entrarían en cuestión de horas en Afrin, aunque ese avance no llegó a materializarse.

El despliegue “fue claramente detenido ayer… Fue detenido”, ha asegurado Erdogan, en declaraciones a la prensa tras un discurso en el Parlamento. Preguntado directamente por si el despliegue se había cancelado tras la conversación telefónica que mantuvo con Putin, el presidente turco ha reconocido que así ha sido. “Sí, se detuvo después de esas conversaciones”, ha indicado.

Rusia, Turquía e Irán son los tres grandes impulsores del proceso de Astaná, un foro alternativo al que lidera Naciones Unidas en Ginebra, que busca reconducir la situación en Siria y que hasta ahora ha sido más efectivo que el proceso apadrinado por la ONU.

El lunes, Erdogan habló por teléfono con el presidente ruso y también con su homólogo iraní, Hasan Rohani, sobre la situación en Siria, según explicó un portavoz del Ejecutivo de Ankara. Los tres países han acordado una reunión de sus ministros de Asuntos Exteriores el 14 de marzo.

En un discurso en el Parlamento ante los miembros de su formación, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), el presidente de Turquía ha informado que el asedio en Afrin comenzará pronto. “El asedio del centro de la ciudad de Afrin comenzará rápidamente en los próximos días. De este modo, la ayuda exterior a la región y la ciudad serán desconectadas, por lo que las organizaciones terroristas no tendrán medidas para negociar con nadie”, ha aseverado.

Erdogan ha manifestado en varias ocasiones que Turquía no tiene intención de suspender su operación en Afrin, destinada a acabar con los milicianos de las YPG situados cerca de la frontera sur del territorio turco.

La campaña militar de las autoridades de Ankara ha puesto de manifiesto la compleja trama de rivalidades y alianzas en el norte de Siria entre las milicias kurdas, el Gobierno sirio, las facciones rebeldes y las fuerzas militares de Turquía, Irán, Estados Unidos y Rusia.

(Fuente: Agencias)

Turquía dice que la operación en el enclave sirio de Afrin está cada día más cerca de la victoria

(SOS).- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado este sábado que con cada día que pasa están más cerca de la victoria militar sobre las milicias kurdas de la región de Afrin, en Siria.

“Siempre hemos sido pacientes y les hemos dicho (a los milicianos) que deben saber cuál es su lugar. Nuestra nación ha sufrido durante 40 años a los terroristas dentro de nuestras fronteras. Ahora los de dentro de las fronteras (PKK) han unido fuerzas con los terroristas en Siria, pero estamos más cerca de la victoria con cada día que pasa”, ha afirmado Erdogan durante un congreso de su formación política, el Partido Justicia y Desarrollo.

Concretamente, el mandatario ha anunciado que el Ejército turco ha avanzado ya sobre 300 kilómetros cuadrados. El distrito de Afrin suma un total de 1.841 kilómetros cuadrados.

Erdogan ha recordado que uno de los objetivos de la ofensiva es facilitar la repatriación de tres millones de refugiados sirios. “Por eso luchamos. No queremos las tierras sirias”, ha insistido.

Por su parte, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) han informado de la muerte de siete miembros de las fuerzas turcas y sus aliados en la localidad de Qude, en la región de Rajo. Otros seis combatientes de la Operación Rama de Olivo han muerto en la localidad de Bilinka.

Las Fuerzas Armadas turcas lanzaron el pasado 20 de enero en Afrin una ofensiva militar para expulsar a las milicias kurdas de la zona, fronteriza con Turquía.

El Gobierno turco considera a las YPG como una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado un grupo terrorista tanto por Turquía como por la UE y Estados Unidos.

La Operación Rama de Olivo ha dejado hasta la fecha más de 1.200 “terroristas” muertos, según las cifras aportadas por el Ejército turco —que han sido calificadas como exageradas por parte de las fuerzas kurdas—, así como unos 15 mil desplazados, de acuerdo con las estimaciones de la ONU.

(Fuente: Agencias)

Las fuerzas turcas lanzan una ofensiva terrestre en el enclave sirio de Afrin

(SOS).- Los soldados turcos entraron este domingo en el enclave sirio de Afrin para apoyar el avance de las últimas horas sobre el terreno de facciones rebeldes aliadas de Ankara, mientras las milicias kurdas aseguraron que han repelido los intentos de las tropas de Turquía de entrar en la zona.

Las fuerzas turcas y sus aliados tomaron hoy el control del pueblo de Shenkal, la primera localidad que arrebatan a las milicias kurdas en Afrin, en el noroeste de Siria, según fuentes locales.

Los enfrentamientos continúan en Shenkal, en el norte del enclave, donde las FDS, una alianza armada encabezada por milicias kurdas y respaldada por Estados Unidos, intentan recuperar el terreno perdido.

El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, había anunciado unas horas antes que los primeros soldados turcos entraron en Afrin a las 11:05 hora local y que la operación continuaría en cuatro fases para establecer una zona de seguridad de 30 kilómetros de ancho.

Las milicias apoyadas por Ankara, conocidas como las ELS, “han entrado en Afrin junto a nuestras unidades. Nuestro objetivo son vehículos, equipo y refugios (de las milicias kurdosirias)”, dijo, al destacar que la lucha “se dirige al mismo tiempo contra el Estado Islámico”, pese a que el grupo yihadista no tiene presencia en esa zona.

Según Yildirim, la entrada se realizó desde el municipio de Gülbaba, en la provincia de Kilis, el punto más al norte de la zona bajo control kurdo, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Afrin.

Sin embargo, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), unas milicias kurdas apoyadas por Estados Unidos, negaron poco después que los soldados turcos hayan logrado penetrar en Afrin y precisaron que los intentos en ese sentido habían sido repelidos.

“No ha habido ningún avance de las fuerzas turcas”, aseveró el director de la Oficina de Información de las FDS, la alianza liderada por las YPG, Mustafa Bali.

Bali explicó que “hay intentos por parte del Ejército turco y el Frente al Nusra de penetrar en Afrin desde Yindiris” y también desde el norte por el área de Bibile, pero “las FDS han frenado el ataque”.

Al cierre de esta edición, hay combates entre las fuerzas turcas y las FDS en Bilbile y en Yindiris. Los efectivos turcos han abierto doce pasos en la frontera entre su país y Afrin para facilitar el cruce de civiles que quieran abandonar ese enclave.

En las últimas 24 horas, al menos siete civiles han fallecido por los ataques aéreos y de artillería de Turquía contra Afrin.

Por su parte, el Gobierno sirio instó a la comunidad internacional a detener “de inmediato” la ofensiva de Turquía.

“Siria pide a la comunidad internacional que condene la agresión turca y adopte medidas para detenerla de inmediato”, pues Afrín “es una parte que no se puede separar del territorio sirio”, manifestó el Ministerio sirio de Exteriores.

La operación “Rama de olivo” de Turquía comenzó ayer por la tarde con masivos bombardeos aéreos y durante toda la noche ha continuado el fuego de artillería desde la frontera turca, así como el traslado de un gran número de tanques y blindados.

La cúpula militar turca, en un comunicado, informó hoy de que la operación “continúa de la forma planificada” y que se han bombardeado 153 posiciones enemigas, entre ellas refugios y depósitos de municiones.

El primer ministro turco había anunciado anoche que la operación terrestre, con la participación de tanques, podría comenzar el domingo.

(Fuente: Agencias)