Las fuerzas turcas controlan 25 localidades de Afrin en Siria

(SOS).- Las fuerzas turcas y facciones rebeldes aliadas de Ankara controlan ya 25 localidades del enclave de Afrin, lo que supone el 7 % del total de poblaciones de esa región del norte de Siria.

Los combates entre el Ejército turco y los insurgentes, por un lado, y la principal milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) se desarrollan en el pueblo de Sheij Jurz, en la zona de Yindiris, que las tropas turcas intentan conquistar, según fuentes locales.

Desde el pasado 20 de enero, Turquía y sus aliados desarrollan una ofensiva en Afrin, yerritorio controlado por las YPG, a las que Ankara considera terroristas por sus vínculos con la guerrilla kurda presente en suelo turco, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

La artillería y la aviación turca golpearon hoy distintas partes de Afrin, como Yindiris y Al Sheij Yidid, en el suroeste, así como el monte de Barsaya y otras partes del área de Bilbile, en el norte de la región, situada en la provincia de Alepo.

Desde el inicio de la llamada Operación Rama de Olivo, al menos 77 civiles, 34 soldados turcos, 211 combatientes de facciones proturcas y 163 milicianos de las YPG han perdido la vida.

Al menos 833 familias procedentes del enclave kurdosirio de Afrín han alcanzado, a través de pasos no oficiales, zonas bajo el control del Gobierno sirio a causa de la ofensiva turca en esa región del norte de país, informó hoy la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU (OCHA).

Desde el comienzo de la operación militar de Turquía en Afrin, al menos 174 familias originarias de ese enclave han llegado a los pueblos de mayoría chií de Nubul y Zahrá, bajo el control de milicias progubernamentales sirias y en el norte de la provincia de Alepo, precisó la OCHA en un comunicado.

Además, otras 659 familias han alcanzado la ciudad de Alepo, capital homónima de la provincia.

La OCHA destacó que se está impidiendo a los desplazados que están en Nubul y Zahrá proseguir camino hasta la urbe de Alepo.

Las familias que han salido de Afrin lo han hecho a través de pasos no oficiales, ya que, según la OCHA, hay informaciones que apuntan a que las autoridades locales del enclave, gobernado por la autoproclamada administración autónoma kurdosiria, obstruyen la marcha de personas de la región, excepto los casos médicos graves.

En el texto se subraya que sí se permite el movimiento comercial, de civiles y de ayuda humanitaria, proporcionada por la Media Luna Roja Siria, hacia el interior en Afrin, mediante el paso de Nubul-Ziyara.

La situación en Afrin sigue siendo de “gran preocupación, ya que mientras que hubo una disminución de las hostilidades entre los pasados 4 y 7 de febrero, la violencia se reanudó el pasado día 8”, indicó la OCHA.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Dos soldados turcos fallecen al caer su helicóptero en el enclave sirio de Afrin

(SOS).- Dos soldados turcos fallecieron al caer un helicóptero de las Fuerzas Armadas de Turquía en la operación en Afrin, el enclave en el extremo noroccidental de Siria, ha informado el primer ministro turco, Binali Yildirim.

“No disponemos en este momento de ninguna prueba de que haya caído por intervención externa”, dijo el jefe del Gobierno, en declaraciones recogidas por la prensa turca.

Yildirim aclaró, en un discurso en la ciudad de Mugla, en Anatolia occidental, que se trata de un helicóptero Atak, un modelo de aeronave de ataque desarrollado y fabricado en Turquía, que sobrevolaba la región siria de Afrin en un vuelo de patrulla junto a otro helicóptero del mismo tipo.

No obstante, el ataque fue reivindicado por las FDS, una alianza de combatientes kurdos y árabes liderada por las Unidades de Protección Popular (YPG), según el Partido de la Unión Democrática (PYD), la principal fuerza política kurdosiria. El PYD, en un breve comunicado, señaló que “las FDS derribaron un helicóptero del tipo Sikorski del ejército de ocupación turco cuando bombardeaba viviendas civiles en una población de la comarca de Rayu”.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, mencionó el derribo al evaluar la operación militar turca en Afrin. “Lo pagarán muy caro”, advirtió el presidente sin aportar más detalles sobre el suceso, que sería una de las pérdidas más graves de las Fuerzas Armadas turcas desde que lanzaron el 20 de enero pasado la operación Rama de Olivo para expulsar a las YPG de Afrin.

El mandatario añadió que desde el inicio de la operación, las tropas turcas han “neutralizado (abatido, herido o capturado) a 1.141 terroristas (militantes kurdosirios)”, una cifra avanzada horas antes por un comunicado de la cúpula militar.

El sábado pasado murieron 8 soldados turcos en lo que fue hasta ahora la jornada más desastrosa para las Fuerzas Armadas de Turquía, seis de ellos al ser destruido su tanque.

Hasta el momento, unos 20 militares turcos han muerto en la operación, junto a un número probablemente superior, pero no declarado, de combatientes sirios aliados con Ankara, traídos desde otras zonas de Siria.

Las tropas turcas intentan avanzar hacia Afrin desde varios puntos de la frontera turca en el norte y oeste, en una operación respaldada con incursiones diarias de cazas para bombardear las posiciones de las YPG desde el aire.

(Fuente: Agencias)