El Ejército sirio acabará con el Estado Islámico antes de fin de año

(SOS).- El Ejército de Siria recuperará el control de la frontera oriental del país y acabará con las estructuras militares del Estado Islámico (EI) antes de fin de año, dijo el presidente del Comité de Defensa del Parlamento ruso, Vladimir Shamanov.

“Calculamos que antes de fin de año las tropas gubernamentales restablecerán el control de la frontera oriental de la República Árabe Siria y que el Estado Islámico dejará de existir como una estructura armada organizada”, señaló Shamanov en una reunión con legisladores kazajos.

El general retirado destacó que más de un millón de sirios han vuelto a sus hogares desde el comienzo de las operaciones de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia en Siria, en septiembre de 2015.

Añadió que, solo este año, 660 mil personas que en su momento tuvieron que huir del terrorismo yihadista han regresado a sus casas.

“En general, se puede decir que las principales tareas de la operación militar rusa en Siria prácticamente se han cumplido”, indicó el legislador ruso.

El encuentro interparlamentario ruso-kazajo coincidió con el comienzo de Astaná-7, la séptima ronda de consultas en la capital de Kazajistán sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria, que se prolongará hasta este martes.

Mientras, el Ejército sirio y las FSD, una alianza liderada por milicias kurdas, avanzaron hoy, por separado, frente al Estado Islámico en distintas zonas de la provincia de Deir ez-Zor, en el noreste del país.

Desde septiembre, tanto las tropas gubernamentales sirias como las FSD desarrollan dos ofensivas por separado contra la organización radical suní en Deir ez-Zor, fronteriza con Irak.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

El Gobierno de Siria no reconoce a Al Raqa como una ciudad liberada

(SOS).- El Gobierno de Siria ha recalcado que la coalición que encabeza Estados Unidos “y sus agentes”, en referencia a las FDS, “no tendrán éxito” a la hora de consolidar una situación de facto en Al Raqa.

Damasco ha asegurado que solo reconocerá a Al Raqa como una ciudad liberada después de que el Ejército sirio la tenga bajo su control.

Las FDS, una alianza armada rebelde liderada por milicias kurdas, aseguraron la semana pasada que han completado la toma de la ciudad de Al Raqa, poniendo fin así al dominio del Estado Islámico en esta localidad del norte de Siria.

El Ministerio de Exteriores sirio ha afirmado que la situación “supone una flagrante violación de la soberanía, unidad e integridad territorial de Siria”, según ha recogido la prensa local.

Asimismo, ha acusado a la coalición que lidera Estados Unidos de haber causado “masacres” en Al Raqa, afirmando que “miles de civiles inocentes han muerto” durante sus operaciones.

En este sentido, la Cancillería siria ha manifestado que la coalición “prácticamente ha borrado Al Raqa de la faz de la tierra” y “ha permitido una salida segura a los yihadistas de Al Raqa y Deir ez-Zor para que ataquen al Ejército en Deir ez-Zor”.

Las FSD han entregado la autoridad de la ciudad de Al Raqa y su provincia a un consejo civil tras la expulsión de los extremistas.

En un comunicado, la Comandancia General de las FSD ha anunciado que el Consejo Civil de Al Raqa, creado por la propia alianza armada rebelde, se hará cargo de la administración de la población y su provincia, mientras que traspasa la seguridad a “las fuerzas de seguridad interior” de la zona.

La FSD se han comprometido a “proteger la frontera de la provincia contra todas las amenazas exteriores”.

“Afirmamos que el futuro de la provincia de Al Raqa está determinado por su propia gente, en el marco de una Siria democrática, descentralizada y federal”, han señalado en la nota.

La caída de Al Raqa, donde el grupo yihadista liderado por Abu Bakr al-Baghdadi realizó desfiles militares para festejar sus conquistas de territorios en 2014, tiene un alto peso simbólico en la lucha contra la organización radical suní. Desde esta localidad, los milicianos vestidos de negro planearon varios de los atentados perpetrados en los últimos años.

(Fuente: Agencias)

El Estado Islámico asesina a al menos 116 personas en la ciudad siria de Al Qariatain

(SOS).- Al menos 116 personas fueron asesinadas por el Estado Islámico durante los veinte días que tuvo bajo su control la localidad de Al Qariatain, en el sureste de la provincia central siria de Homs.

Los yihadistas acusaron a la mayor parte de sus víctimas de ser informantes y de colaborar con las autoridades sirias.

Al menos 83 de esas personas fueron asesinadas por los milicianos vestidos de negro durante las últimas 48 horas de su presencia en la población.

Además, hay varios desaparecidos que no se sabe si murieron a manos de los extremistas o si lograron sobrevivir.

El pasado día 21, el Ejército sirio recuperó el control de Al Qariatain, después de que la organización radical suní se retirara la noche anterior.

Unos 200 combatientes del Estado Islámico se replegaron en dirección al desierto.

Mientras, las fuerzas gubernamentales eliminaron a doce miembros del grupo yihadista a su regreso a la localidad.

La mayoría de los integrantes de la organización radical suní que tomaron Al Qariatain el pasado 1 de octubre eran originarios de la población y pertenecían a células durmientes.

Por otra parte, las FSD, una alianza armada liderada por milicias kurdas y apoyada por Estados Unidos, se enfrentaron hoy al Estado Islámico en las inmediaciones del campo de petróleo de Al Omar, el mayor del país.

La portavoz de la campaña de las FSD en la provincia de Deir ez-Zor, Lilwa Ani, explicó que los enfrentamientos están teniendo lugar en la zona donde están las viviendas de los trabajadores del yacimiento, cerca de Al Omar.

“Estamos intentando alejar al Daesh del campo”, señaló Ani.

Las FSD anunciaron ayer que habían arrebatado al grupo yihadista el control del yacimiento, aprovechando un contraataque de los milicianos vestidos de negro contra posiciones de las fuerzas gubernamentales sirias que durante los días anteriores habían intentado progresar hacia el campo.

La portavoz apuntó que por el momento no hay ningún tipo de coordinación entre las FSD y Rusia, aliada el Gobierno de Damasco, pero no descartó que en el futuro pueda existir.

Asimismo, Lilwa Ani aseguró que las FSD no buscan la confrontación con los efectivos gubernamentales sirios.

Deir ez-Zor es escenario de dos ofensivas contra el Estado Islámico, una del Ejército sirio y sus aliados, y otra de las FSD.

(Fuente: Agencias)

La liberación de Al Raqa acelerará la campaña contra el Estado Islámico en el este de Siria

(SOS).- La pérdida de Al Raqa, antigua capital del Califato proclamado por el Estado Islámico, ha supuesto un duro golpe para los extremistas que, como avanzaron hoy las milicias kurdas y sus aliados, permitirá acelerar la campaña contra el grupo yihadista en el este de Siria.

“La liberación de Al Raqa va a hacer que se acelere la ofensiva en Deir ez-Zor y Al Hasaka” en el noreste del país, señaló la portavoz de la operación Tormenta de Al Yazira de las FSD, Lilwa Ani.

En su opinión, “es natural que lleguen refuerzos de las FSD para la campaña Tormenta de Al Yazira”, como se denomina el operativo de esta alianza —liderada por milicias kurdas y apoyada por la coalición internacional— contra el Estado Islámico en el sur de la provincia de Al Hasaka y el este de Deir ez-Zor.

Hace tres días, las FSD anunciaron la derrota de la organización radical suní en Al Raqa, tras más de cuatro meses de asalto a la ciudad.

En declaraciones a la prensa, el portavoz de las FSD, Talal Salu, adelantó que van a concentrar sus esfuerzos en expulsar a los extremistas de Al Hasaka y Deir ez-Zor.

“Tras la victoria en Al Raqa, una parte de nuestras fuerzas se dirigirá a reforzar la campaña lanzada el 9 de septiembre para liberar totalmente Al Yazira y el este del Éufrates”, explicó Salu, en alusión a Al Hasaka y Deir ez-Zor.

El portavoz de las FSD añadió que el resto de sus combatientes permanecerá en Al Raqa, por si los yihadistas regresan y para proteger a los civiles.

Uno de los comandantes de las FSD, Kino Gabriel, dirigente del Consejo Militar Siriaco Sirio (CMSS), apuntó que, tras la derrota del Estado Islámico en Al Raqa, no tienen muchos milicianos en la población.

A partir de ahora, “nos centraremos en defender las zonas que hemos liberado en el último año. Disponemos, además, de grupos en el norte de Deir ez-Zor y continuaremos la batalla, vamos a tomar parte en la liberación de esa provincia”, dijo el comandante Kino Gabriel.

Por su parte, la coalición internacional, comandada por Estados Unidos, aseguró que continuará apoyando a las FSD en la batalla contra los yihadistas.

“La coalición seguirá respaldando a nuestros socios probados, las FSD, en la lucha contra el Estado Islámico en la región hasta que sea completamente vencido”, manifestó una fuente de la Oficina de Asuntos Públicos de la alianza internacional.

Esta ayuda a las FSD se materializa en el empleo de “todos los activos de inteligencia, bombardeos de precisión y asesoramiento de combate”, explicó la citada fuente, que no precisó cuál será el siguiente objetivo después de Al Raqa.

Si las facciones kurdas y sus aliados toman la ciudad de Markada, localizada en el sur de Al Hasaka y cerca de la frontera con Irak, tan solo quedarán en manos de la organización radical suní en la provincia algunos pueblos y aldeas situados en la línea de suministros desde el territorio iraquí.

Tras su derrota en Al Raqa, los extremistas actualmente están confinados en áreas de Al Hasaka y Deir ez-Zor, así como en el este de la provincia central de Homs.

En paralelo a las operaciones de las FSD, el Ejército sirio está desarrollando su propia ofensiva contra el Estado Islámico en las dos últimas regiones.

Unidades castrenses gubernamentales comenzaron ayer un ataque a gran escala contra los milicianos vestidos de negro en la zona de Huiya Sakr, en la estratégica urbe de Deir ez-Zor.

Pese a su retroceso en Siria, todavía resulta difícil vislumbrar el fin del grupo yihadista, que aún mantiene territorio en Irak, donde el pasado 10 de julio perdió su feudo más importante en este país, la ciudad de Mosul.

Además, varios dirigentes y miembros de la organización radical suní, tanto sirios como extranjeros, huyeron en los últimos días y semanas de Siria —desde Al Raqa, Deir ez-Zor y Homs— a Turquía.

Los extremistas se dirigieron desde esas provincias a áreas bajo control de facciones rebeldes aliadas de Ankara en el norte y el noroeste de Alepo, y desde allí alcanzaron el territorio turco.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio expulsa al Estado Islámico de una zona fronteriza con Jordania

(SOS).- El Ejército sirio ha expulsado al Estado Islámico de una zona fronteriza entre la provincia de Rif Damasco y Jordania.

Unidades de las Fuerzas Armadas han retomado un total de 8.000 kilómetros cuadrados en el sureste de la región de Rif Damasco, que ya está libre de cualquier presencia de los yihadistas.

Este logro se ha culminado con la conquista de varios montes y puntos en una área fronteriza con Jordania.

Actualmente, los efectivos gubernamentales desarrollan varias ofensivas contra los milicianos vestidos de negro en distintas partes de Siria, como la provincia nororiental de Deir ez-Zor.

También hay choques intensos entre los extremistas y las fuerzas leales a Damasco, en la ciudad de Al Mayadín, “capital de la provincia de Al Jair”, una de las divisiones territoriales impuestas por los radicales en las zonas que controlan.

Hace dos días, las autoridades anunciaron que habían conseguido cercar Al Mayadín, donde el Ejército sirio entró el viernes pero fue repelido por el grupo yihadista durante el pasado fin de semana.

Por su parte, las FSD —una alianza rebelde liderada por milicias kurdas y apoyada por Estados Unidos— han afirmado hoy que controlan el 90 % de la ciudad siria de Al Raqa (noreste), “antigua capital del Califato” del Estado Islámico.

La portavoz de las FSD, Yihan al Sheij Ahmed, ha explicado a la prensa que hay combates en el 10 % de la población, donde las milicias rebeldes avanzan en dirección al centro de la localidad para estrechar aún más el cerco en torno a los yihadistas.

“En los próximos días, seremos testigos de la liberación de Al Raqa, pero no es seguro que sea en el plazo de una semana, puede que un poco más”, ha apuntado.

Ahmed ha precisado que hay enfrentamientos en los barrios de Al Nahda, el de los kurdos, Al Barid, así como en los alrededores del Hospital Nacional, el estadio municipal y la intersección de Al Naim.

La portavoz ha indicado que al menos diez miembros del grupo radical suní han muerto hoy en los choques, mientras que uno de los radicales se ha entregado a las FSD.

Ahmed ha destacado que desde anoche las FSD han liberado a 195 civiles que estaban atrapados en la urbe y se han incautado de armas y municiones de los extremistas.

“Entre ellos, había mercenarios del Daesh heridos que intentaron huir entre los civiles”, ha detallado.

Las FSD iniciaron el pasado 6 de junio una ofensiva contra el Estado Islámico en Al Raqa con el apoyo de la coalición internacional, comandada por Washington, y de efectivos especiales estadounidenses sobre el terreno.

Ayer, el portavoz de la coalición, el coronel Ryan Dillon, aseguró en Twitter que el 80 % de Al Raqa estaba en manos de las FSD.

(Fuente: Agencias)

Ejército sirio y milicias rebeldes intensifican su acoso al Estado Islámico en Deir ez-Zor

(SOS).- Las fuerzas gubernamentales y las milicias aliadas de la coalición internacional intensificaron este fin de semana su acoso al Estado Islámico en la provincia oriental de Deir ez-Zor, uno de sus últimos bastiones en Siria.

El Ejército sirio rompió ayer el asedio al aeropuerto de Deir ez-Zor que el grupo yihadista mantenía desde 2014, mientras que una facción de las FSD lanzó una ofensiva contra los milicianos vestidos de negro al norte y al noroeste de la ciudad.

Las fuerzas gubernamentales sirias también entraron en los barrios de Harabesh y Tahtuh, asediados por los extremistas y situados en el sur de Deir ez-Zor, al igual que el aeródromo.

El nuevo logro del Ejército sirio y sus aliados se consiguió avanzando desde el frente que conecta la base Brigada 137 con la zona de Al Maqaber, donde están los cementerios, en el suroeste de la ciudad. La ofensiva contó con cobertura aérea y de la artillería.

Además, las tropas leales a Damasco se hicieron con gran parte del distrito de Al Rusafa, en el sureste de la urbe. En esa zona, retomaron partes de los barrios de Al Rashidiya, al Huwiqa y Yubailiya.

Los nuevos avances del Ejército sirio se producen cuatro días después de que acabaran con el asedio que el Estado Islámico mantenía sobre la base militar Brigada 137 y sobre otros barrios de la ciudad, que llegó a estar controlada casi en su totalidad por los yihadistas.

Esta ofensiva de las fuerzas gubernamentales sirias en la provincia de Deir ez-Zor comenzó el pasado día 2 y fue lanzada en dos frentes desde la vecina Homs, donde las tropas leales a Damasco también han ganado terreno recientemente a los milicianos vestidos de negro.

Otro amplio ataque contra la organización radical suní fue conducido por las milicias rebeldes del denominado Consejo Militar de Deir ez-Zor, que combate bajo el estandarte de las FSD y que cuenta con el apoyo de la aviación de la coalición internacional y de fuerzas especiales estadounidenses.

La coalición internacional dio la bienvenida al asalto de las milicias rebeldes a las que denominó Coalición Árabe Siria (CAS) y precisó que ha sido bautizado como Operación Tormenta de Al Yazira, en referencia al nombre por el que se conoce a la región siria donde se desarrolla.

El mando de las fuerzas de la coalición indicó en un comunicado que el objetivo es derrotar al Estado Islámico en el valle del río Jabur, afluente del Éufrates y controlado por los yihadistas en la zona comprendida entre Deir ez-Zor y la localidad de Al Shadadi, en la vecina provincia de Al Hasaka.

“La lucha por el valle del río Jabur —puntualizó— supone un eje estratégico de avance hacia el curso medio del valle del Éufrates, uno de las últimas plazas fuertes del Estado Islámico”.

La nota añadió que “las fuerzas de la coalición respaldarán a las CAS durante la ofensiva del valle del río Jabur como parte de su misión de ayuda y asistencia, con equipamiento, entrenamiento y apoyo de inteligencia y logístico, así como con fuego preciso y asesoramiento en el campo de batalla”.

La comandancia de la coalición adelantó que, una vez expulsados los extremistas, la región será entregada a “los cuerpos representativos de los habitantes de la zona que se encargarán de la seguridad y del gobierno”.

Los rebeldes han logrado hacerse con el control de varias colinas y de un pueblo después de intensos combates, en los que los yihadistas emplearon a suicidas cargados de explosivos y coches bomba.

En los enfrentamientos participa una unidad de unos 300 combatientes, denominada Al Bakara, que se separó recientemente de la ofensiva Furia del Eúfrates, la cual, encabezada por milicias kurdas, intenta arrebatar al Estado Islámico la ciudad de Al Raqa, a unos 140 kilómetros al norte de Deir ez-Zor.

La ofensiva tiene dos frentes, uno al norte de la ciudad de Deir ez-Zor y otro que avanza desde la vecina Al Hasaka, al noreste de la provincia.

Deir ez-Zor es uno de los últimos feudos de la organización radical suní en Siria, después de que el Estado Islámico haya perdido parte de sus dominios en la capital de su Califato, Al Raqa.

(Fuente: Agencias)

Se acelera la guerra en Siria

(SOS).- Se inflama el frente sirio. Dos, las noticias más importantes a esta hora: el derribo de un caza sirio y el bombardeo con misiles de medio alcance de algunas posiciones yihadistas en Deir Ezzor por parte de los Pasdarán iraníes.

El caza derribado

Según la televisión estatal, un caza estadounidense derribó ayer por la tarde un avión de combate sirio en las proximidades de Al Rasafa, en la provincia de Al Raqa. El Gobierno de Damasco ha asegurado que el Sukhoi estaba bombardeando posiciones yihadistas, pero Estados Unidos ha indicado que se trataba de posiciones de las FSD, una alianza liderada por milicias kurdas. El Pentágono ha confirmado la noticia justificando el ataque como un acto de defensa tras los bombardeos sirios. También ha apuntado que está en contacto con las fuerzas rusas en la región, para evitar una escalada después de este episodio. Este ataque es sólo el último de los cometidos por Estados Unidos contra el Ejército de Damasco. Hace diez días, por ejemplo, aviones estadounidenses bombardearon posiciones de las fuerzas sirias en Al Tanf. Antes, las bombas habían caído sobre la frontera entre Siria e Irak, donde el Ejército de Damasco y el de Bagdad se habían encontrado.

Moscú: “Una escalada peligrosa”

Tras el ataque al caza de Damasco, Rusia ha dejado claro que: “La destrucción de un avión militar sirio por parte de Estados Unidos es un paso hacia una peligrosa escalada y Moscú ha advertido a Washington que no use la fuerza contra las tropas del Gobierno de Damasco”.

Los misiles de los Pasdarán

Ayer por la noche, Irán lanzó una serie de misiles contra algunas “bases terroristas” presentes en Siria. El objetivo de los Pasdarán eran los grupos yihadistas responsables de los ataques del pasado 7 de junio en Teherán. La agencia de noticias iraní, Tasnim, ha informado que fueron los Guardianes de la Revolución los que lanzaron los misiles tierra-tierra de medio alcance desde el oeste de Irán hacia la región de Deir Ezzor y que fueron abatidos “un gran número” de terroristas. Los misiles se dirigieron a los “centros logísticos de los terroristas takfiríes”, ha explicado Tasnim. El lanzamiento de los misiles se coordinó con las autoridades de Damasco. Amir Hussein Abdallahian, asesor de política exterior del Parlamento iraní, ha dicho que los misiles que fueron lanzados contra el cuartel general del ISIS en Siria son sólo un “aviso”. Los Guardianes de la Revolución iraní han amenazado con nuevos ataques misilísticos si la seguridad de la República Islámica peligrara con nuevos atentados. “Si (el ISIS, ndr) lleva a cabo una acción específica para violar nuestra seguridad, seguramente habrá otros lanzamientos, aún con más fuerza”, ha declarado el general Ramzan Sharif, al tiempo que ha indicado que en el ataque de ayer se lanzaron seis misiles con un alcance máximo de 700 kilómetros.

La guerra en Siria

Bashar al-Assad ya ha ganado la guerra en Siria. Basta con mirar el mapa de Siria para entender que los rebeldes están aislados en dos grandes cuadrantes: uno en el norte, en la provincia de Idlib, y otro en el sur, en la frontera con Jordania.

La partida que hay que jugar ahora es la de Al Raqa, la “capital” del Estado Islámico en Siria. Las FSD están ganando terreno y están eliminando cada vez más yihadistas. Lo mismo ocurre con el Ejército sirio.

La liberación de Al Raqa tiene un valor simbólico: significa el final del ISIS. La guerra en Siria está experimentando una aceleración en los últimos meses que no se había visto desde que comenzó el conflicto. El derribo del caza sirio y el lanzamiento de los misiles iraníes, sin embargo, evidencian que serán las potencias internacionales las que determinen el futuro del país.

(Fuente: Gli Occhi Della Guerra)