Rusia propone rematar a los terroristas de la provincia siria de Idlib

(SOS).- El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, se ha mostrado partidario este jueves de “rematar” a los “terroristas” que actúan en la provincia de Idlib, en el norte de Siria, último feudo de los grupos yihadistas.

Preguntado sobre la guerra en el país árabe, Lavrov ha dicho en declaraciones a los medios de comunicación que “se debe rematar a los terroristas que todavía actúan en la región de Idlib”.

En Idlib hay presencia de organizaciones como el Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria, y también se concentra el grueso de los combatientes que han sido evacuados de otras zonas liberadas por las fuerzas gubernamentales y sus aliados.

Según ha confirmado el general Serguei Rudskoi, jefe de operaciones del Estado Mayor ruso, las autoridades sirias han dado por concluida su ofensiva de las últimas semanas para recuperar el control total sobre las provincias de Deraa, Al Quneitra y Al Sueida, en el sureste del país.

Los milicianos pudieron elegir entre acogerse a una amnistía y deponer las armas, o ser evacuados junto a sus familias a la provincia de Idlib.

El general ruso ha detallado que más de 4.300 combatientes fueron evacuados a esa provincia fronteriza con Turquía, en la que están desplegadas las tropas turcas que garantizan su seguridad.

Ahora que el Ejército sirio ha liberado prácticamente todo el país, con la salvedad de los territorios donde están desplegadas tropas de Estados Unidos y sus aliados, Damasco y Moscú, ya preparan el terreno para librar la que podría ser la última batalla de la guerra.

Siria y Rusia han advertido —tanto públicamente como a través de los canales apropiados— que el próximo objetivo es recuperar Idlib, aunque deberán negociar con Ankara para que retire a sus soldados de la provincia.

Anuncios

El primer convoy que traslada a milicianos evacuados de Duma llega al noroeste de Siria

(SOS).- El primer convoy de autobuses que traslada a milicianos y sus familiares evacuados de la localidad siria de Duma, ubicada en Guta Oriental, ha llegado este martes al cruce que conecta la provincia de Alepo con la de Idlib, su destino final.

Al paso de Abu al Zandain han arribado un total de 65 autobuses en los que viajan cientos de extremistas junto a sus allegados.

Al menos tres mil miembros del grupo Jaish al Islam han abandonado Duma hasta la fecha. Los autobuses están acompañados por vehículos de los servicios de seguridad sirios y ambulancias de la Media Luna Roja Árabe Siria y se dirigen ya al norte de la provincia de Alepo.

Cerca de 40 mil milicianos y sus familiares serán evacuados de Duma, tal y como han recogido las principales agencias de noticias.

El Ejército sirio se ha hecho con el control de la práctica totalidad de Guta Oriental tras una ofensiva que lanzó en febrero y que derivó en acuerdos de evacuación de los extremistas hacia la provincia de Idlib a cambio de que pusieran fin a los combates y entregaran las armas.

La derrota en Guta Oriental marcaría el peor revés para los terroristas desde que las facciones armadas fueron expulsadas de la zona oriental de Alepo a finales de 2016, después de una campaña similar y la promesa de una salida segura.

(Fuente: Agencias)

Más de 100 muertos en un atentado contra un convoy de evacuados cerca de Alepo

(SOS).- Los 5.000 residentes evacuados el viernes de los pueblos chiíes de Fua y Kefraya, en la provincia siria de Idleb, fueron blanco ayer de un ataque suicida con coche bomba, que dejó más de un centenar de muertos y decenas de heridos.

La explosión se produjo en la zona de Al Rashidin, a las afueras de la la ciudad de Alepo, donde las víctimas estaban esperando a ser trasladadas a su destino final.

El vehículo que estalló es un cuatro por cuatro tipo pick-up y provocó una gran destrucción en los autobuses a bordo de los cuales los evacuados llegaron a Alepo y esperaban ser llevados al pueblo de Yebrin, cercano a la urbe.

La mayoría de las víctimas son niños y mujeres, de las familias evacuadas de Fua y Kefraya, que abandonaron sus hogares después de haber permanecido cercados durante más de dos años por varios grupos armados extremistas. El coche bomba se introdujo en la zona con el pretexto de entregar ayuda humanitaria.

Poco después de la explosión, se reanudó el proceso pactado de evacuación, tanto de los residentes de Fua y Kefraya, como de los 2.200 civiles y combatientes que salieron ayer de Madaya y que también se habían quedado a las afueras de Alepo.

Los vehículos que transportaban a los evacuados de Madaya emprendieron el camino desde la zona de Al Ramusa hacia la provincia de Idleb, controlada por los grupos armados rebeldes. Mientras que el convoy de Fua y Kefraya se dirigió a la ciudad de Alepo, en manos de las autoridades sirias.

La evacuación de civiles y milicianos de las poblaciones de Madaya, Fua y Kefraya tuvo lugar en aplicación de un acuerdo entre el Gobierno sirio y los rebeldes para pacificar estas localidades.

(Fuente: Agencias)