Al menos 36 efectivos progubernamentales sirios fallecen en un bombardeo turco en Afrin

(SOS).- Al menos 36 efectivos progubernamentales sirios murieron este sábado por un bombardeo de aviones turcos en el enclave de Afrin, en el noroeste de Siria, una semana después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas votara a favor de un alto el fuego de 30 días en el país árabe.

El bombardeo, el más grave realizado por Turquía contra las fuerzas leales al Gobierno sirio, tuvo lugar contra un campamento de las fuerzas de defensa popular en la localidad de Kafr Yana, en el noreste de Afrin.

El número de muertos puede aumentar porque, según fuentes locales, “hay muchos cadáveres bajo los escombros” por el bombardeo contra el campamento, llamado Al Talaa.

La noche del jueves otro bombardeo turco causó la muerte de al menos 14 combatientes de esas mismas fuerzas sirias en la zona de Yama, en el norte de Afrin.

Desde el pasado 20 de enero, Turquía y facciones rebeldes pro Ankara desarrollan una ofensiva en la región siria de Afrin, controlada por las Unidades de Protección de Pueblo (YPG), consideradas terroristas por el Gobierno turco por sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Las fuerzas de defensa popular entraron hace once días en Afrin, en aplicación de un acuerdo entre las autoridades sirias y las YPG para proteger la región del ataque turco.

Al menos 58 efectivos progubernamentales sirios han perecido en los combates y bombardeos turcos, incluyendo las víctimas de este sábado.

Las fuerzas turcas y los grupos armados aliados del Gobierno de Ankara irrumpieron ayer en la localidad de Rayu, considerada estratégica porque es el paso que comunica el norte de Afrin con el oeste de la provincia de Alepo.

Desde el inicio de la operación militar denominada Rama de Olivo, Turquía y sus aliados han tomado 82 poblaciones de Afrin, que suponen el 23 por ciento de la zonas rurales de esa región siria.

(Fuente: Agencias)

Anuncios