Siria, el conflicto donde Occidente mintió más

(SOS).- El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Igor Konashenkov, criticó los recientes informes sobre la situación humanitaria en Siria.

“Los informes repetidos sobre la situación humanitaria siria que se basan en ‘testimonios’ de supuestos ‘activistas’ locales recogidos de las redes sociales hacen más daño a la reputación de los propios organismos internacionales y los medios que ayudan a resolver los problemas humanitarios”, dijo Konashenkov.

El portavoz militar sostuvo que “estas publicaciones tratan de legitimar cuanto antes el montón de noticias falsas y el engaño manifiesto de la propaganda occidental que gastó montos colosales este último año”.

Estos informes “no podrán sustituirles el pan, las medicinas y el techo a los sirios”, subrayó Konashenkov.

“Las grandes sumas de dinero que se gastan para escribir esa gran cantidad de folios sería mejor destinarlas para prestar ayuda real”, insistió.

Por otra parte, el Mando Central de EEUU (Centcom) que realiza las operaciones militares en la región de Oriente Medio, confirmó que las fuerzas estadounidenses perpetraron el 16 de marzo un ataque cerca de una mezquita en la localidad siria de Al Jinah, situada al suroeste de la ciudad de Al Atarib.

“El blanco del ataque no fue la mezquita, sino el edificio donde se celebró una reunión de los radicales, a 15 metros de la mezquita”, explicó el coronel John Thomas, portavoz del Centcom.

Además, el militar de alto rango comunicó que actualmente el Mando Central de EEUU está comprobando la información sobre la muerte de más de 40 civiles a causa de este bombardeo.

A su vez, el representante del Ministerio de Exteriores de Alemania, Sebastian Fisher, declaró que el ataque aéreo contra una mezquita en la provincia siria de Alepo debe investigarse lo antes posible.

“Este incidente se debe investigar de manera pronta, no dudamos que EEUU realizará una investigación tan exhaustiva como sea posible”, aseveró Fisher.

Un testigo, que aseguró haber estado en el lugar del ataque, cree que fue un avión estadounidense el que lanzó el bombardeo. “La mezquita quedó reducida a escombros por el bombardeo”, afirmó.

(Fuente: Agencias)

Una congresista insta a EEUU a “dejar de apoyar a los terroristas” tras su viaje a Siria

(SOS).- La congresista estadounidense Tulsi Gabbard desveló este miércoles que se reunió con el presidente de Siria, Bashar al-Assad, durante un viaje de cuatro días al país árabe para discutir la posibilidad de un acuerdo de paz.

Tras su viaje a Siria, la representante demócrata de la Cámara Baja de Estados Unidos aseguró que su compromiso es “poner fin a esta guerra que ha causado tanto sufrimiento al pueblo sirio”.

“Debemos terminar nuestra guerra [dirigida] a derrocar al Gobierno sirio y concentrar nuestra atención en la derrota de Al Qaeda y el Estado Islámico”, afirmó la legisladora demócrata, en declaraciones a una conocida cadena de televisión estadounidense.

“Los sirios me preguntaron: ‘¿Por qué Estados Unidos y sus aliados apoyan a estos grupos terroristas que están destruyendo Siria, cuando fue Al Qaeda el que atacó Estados Unidos el 11-S, no Siria?’ No tuve una respuesta”, reconoció Gabbard, que también es miembro del Comité de Asuntos Exteriores y Servicios Armados de la Cámara de Representantes.

Aunque las autoridades estadounidenses manifestaron en varias ocasiones que no han financiado a grupos terroristas y solo apoyan a los rebeldes “moderados”, la congresista aseveró que para los sirios que conoció no hay rebeldes “moderados”.

Asimismo, la política demócrata dijo haber escuchado durante su visita testimonios sobre cómo las supuestas protestas pacíficas contra el Gobierno que comenzaron en 2011 fueron rápidamente alcanzadas por grupos yihadistas como Al Nusra, financiados y apoyados por Arabia Saudita, Turquía, Qatar o Estados Unidos.

“Explotaron a los manifestantes pacíficos, ocuparon sus comunidades y mataron y torturaron a los sirios que no cooperaron con ellos en su lucha para derrocar al Gobierno”, explicó la congresista.

“Se trata de una guerra entre los terroristas bajo el mando de grupos como el Estado Islámico y Al Qaeda y el Gobierno sirio. Estados Unidos y otros países deben dejar de apoyar a los terroristas que están destruyendo a Siria y a su pueblo”, subrayó Gabbard.

“Dejemos que sea el pueblo sirio el que determine su futuro, no Estados Unidos ni otro país extranjero”, insistió la representante demócrata por el estado de Hawái.

Finalmente, la congresista estadounidense señaló que Al Assad es esencial para devolver la paz al país árabe y concluyó que cualquier posibilidad de llegar a un acuerdo viable supone una discusión con él, porque “es el presidente de Siria”.

(Fuente: Agencias)

Fotoreportero italiano que cubrió el conflicto en Siria: “Los medios usaron esta tragedia de manera absurda, populista e inaceptable”

(SOS/The Clinic).- Desde que decidió dedicarse a tiempo completo al fotoperiodismo, Giorgio Bianchi ha recorrido el mundo cubriendo conflictos armados. Últimamente, ha estado en Siria.

En unas declaraciones recogidas por The Clinic, el premiado fotógrafo relata lo que realmente está sucediendo en Alepo y sus alrededores. Bianchi desmitifica el trabajo de sus colegas, la prensa en general y los verdaderos malvados de esta guerra sin cuartel. Asegura que Estados Unidos impone su propia ley con la violencia más insoportable.

En su opinión, el gobierno sirio “perdió la guerra mediática 10-0 sin tocar nunca la pelota”. Para la prensa, “Al Assad es un genocida, un psicópata”. “La verdad –explica– es que el asedio de Mosul y el de Alepo son lo mismo”. “El barrio de Alepo Este, el que recién lograron liberar, estaba lleno de mercenarios occidentales, miembros de servicios secretos de Arabia Saudita, Inglaterra, Francia, USA, Turquía, que estaban ayudando a los terroristas… lo dijo hasta el enviado de Marruecos en la última reunión del Consejo de Seguridad de la ONU; nos dijeron hasta los nombres de estos asesinos mercenarios”, añade. “Hay una doble moral sobre como se está hablando de Alepo, y esta se está usando de manera populista, asquerosa, casi pornográfica”, denuncia.

“Los soldados del ejército regular sirio –señala– están equipados con uniformes improvisados, kalashnikov de los años 70 y tanques de los años 50”. Si embargo, “los milicianos de ISIS, del Frente Al Nusra y de otros grupos están equipados con armas de la OTAN”. “Si los rusos no hubiesen llegado a rescatarlos [a los militares sirios] esto habría terminado ya hace varios años y tendríamos otra Arabia Saudita en Medio Oriente”, asegura.

Preguntado por la diferencia existente entre el ISIS (acrónimo del Estado Islámico en inglés) y los grupos revolucionarios que están luchando contra Al Assad, el fotoperiodista afirma que “ninguna, son exactamente lo mismo”. “Los medios construyeron la imagen del ISIS como los carniceros, mientras que a estos otros grupos los llaman los “rebeldes” y son iguales”, añade. “Dentro de Alepo Este hay tribunales islámicos que pocos días atrás seguían condenando a muerte personas, no obstante el asedio y la atención de los medios, que nunca reportarán esta noticia”, apunta.

Durante la conversación, Bianchi sigue desenmascarando la manipulación de los medios de comunicación: “Mientras yo estaba ahí salió la noticia que habían bombardeado el último hospital pediátrico de Alepo, cosa absolutamente falsa”. En Alepo Este, “el hospital estaba funcionando, lo vi el mismo día que salió la noticia”.

En esta línea, aporta otro ejemplo sobre la situación en Alepo: “Se ha estado diciendo que los civiles no pueden salir, que están acorralados por el ejército que le dispara hasta a los niños… otra basura absurda. Los milicianos terroristas les impiden salir, hasta piden dinero para dejarlos pasar por los corredores humanitarios. Los milicianos islamistas anti Asad, que ahora se llaman Fuerzas Democráticas de Siria –les cambiaron el nombre por novena vez– le disparan a los camiones que llevan ayuda a la población. Esto me lo contó gente que logró escapar de ahí”.

“Los medios usaron esta tragedia de manera absurda, populista e inaceptable. Yo estuve en Alepo y era imposible saber qué estaba sucediendo al interior del barrio Este, que estaba bajo asedio. Ningún periodista pudo entrar y ver esa batalla con sus ojos. Pero resulta que Facebook, Twitter y otros si sabían qué estaba pasando. Lo sabían tan bien que leí de todo sobre el tema”, prosigue. “Eso es humillante para quienes trabajan con pasión informando y arriesgando sus vidas”, lamenta. “Es todo falso: el uso de armas químicas en Alepo Este, el genocidio, las violaciones, es todo una mentira. Es tan falso que tras la liberación la población entera salió a celebrar con las tropas de Al Assad”, subraya.

Para el reportero de guerra, “Al Assad no es bueno, no es un santo, pero tampoco es el malo de esta desagradable película”. Eso sí, “la población civil está con su presidente”. “La gente simplemente quiere volver a 6 años atrás, nada más que eso”, incide.

Sobre la situación de los combates en la zona, Bianchi indica que “Palmyra es estratégicamente clave para llegar a Deir ez-Zor, otra ciudad estratégicamente crucial en el conflicto: es la única vía para llegar a al-Raqa, la capital del Estado Islámico en Siria”. Deir ez-Zor, recuerda, “es famosa porque es aquella ciudad donde la coalición anti-ISIS, en particular Estados Unidos, organizó un bombardeo asesinando a más de 80 soldados del ejército sirio “por error”… lo hicieron a propósito porque los aviones, por ejemplo de Dinamarca, se retiraron cuando les llegó la comunicación de que ahí no habían milicianos del Estado Islámico. Una porquería increíble”. “Esta guerra en Siria ha sido un grave error desde todos los puntos de vista, sobre todo periodístico”, arguye.

Por otra parte, advierte, “la situación en Mosul es mucho más crítica y violenta respecto a Alepo”. “Tengo un colega que está trabajando ahí y me logré comunicar con él. Se lucha casa por casa y es una masacre. Nadie está hablando sobre el tema, como nadie habla más del ISIS”, afirma. “Mosul era la ciudad desde donde partían todos los vídeos publicitarios del ejército de Al Baghdadi y es un hecho bastante claro entre los que trabajamos aquí que esos vídeos han sido realizados por una agencia publicitaria inglesa que tiene una sucursal en Irak”, apunta. “Desde un principio era muy claro que si una fuerza occidental conjunta se hubiera esforzado contra el ISIS, este habría desaparecido en muy poco tiempo, como es claro que los occidentales fueron cómplices del ISIS o creadores directos de este grupo paramilitar con capital en Mosul”, enfatiza.

El fotógrafo de origen italiano también demuestra la colaboración Occidental con el Estado Islámico a partir de un testimonio directo: “Tuvimos la suerte de encontrarnos con un sirio cristiano que estuvo un año prisionero del ISIS. Hay que entender que en Siria los cristianos, en general, pertenecían a la burguesía medio alta del país y que raptarlos para pedir rescates en dinero era un gran negocio para los paramilitares del Estado Islámico. Este señor nos contó que había cientos de occidentales combatiendo y ayudándolos logísticamente. Él fue medicado por un médico francés blanco. Nos contó que había “agentes” occidentales entrenándolos, sobre todo ingleses y gringos. Yo le pregunté si querría enviarle un mensaje a Occidente y me contestó “detengan a sus medios, estos nos han hecho más daños que con las armas que le vendieron o regalaron a las milicias que están destrozando nuestro país””.

Por último, Bianchi cree que “la agenda Obama de estos últimos ocho años le ha dado un enorme poder a Estados Unidos, con gastos muy bajos y sin una implicación directa”. “Apoyaron las primaveras árabes en Túnez donde ganaron, en Libia donde ganaron dividiendo un país relativamente sano en tres países de los cuales solo el que aplica la sharia está reconocido por Occidente, en Egipto donde en un principio iban a ganar, después salió este general Al Sisi que reprimió violentamente la revolución y en Siria donde crearon una [mal llamada, ndr] guerra civil que lleva ya 5 años”, considera. “Todos los migrantes que están llegando a Europa y que están creando un conflicto ideológico y sociopolítico en la Unión Europea escapan de desastres provocados por Estados Unidos, que ha sido el verdadero enemigo de la UE en estos años”, argumenta. “En el fondo imaginarse una geopolítica como la de Occidente en la que los intereses europeos y los de Estados Unidos son los mismos, es no entender qué es la geopolítica”, concluye.

giorgio-bianchi5

giorgio-bianchi10

giorgio-bianchi1

giorgio-bianchi4

giorgio-bianchi6

Conflicto sirio, ONU: un millón de personas sitiadas en Alepo, las condiciones son aterradoras

Damasco (AsiaNews/Agencias).- El número de personas que viven bajo el asedio en Siria se duplicó en el último año, pasando de 486.700 a 974.080 en los últimos seis meses. Es cuanto afirmó el coordinador de las operaciones humanitarias de la ONU en Siria, Stephen O´Brien, durante su intervención de este lunes en el Consejo de seguridad de las Naciones Unidas. El alto diplomático habló de personas “aisladas, hambrientas, bombardeadas y privadas de curas médicas y de asistencia humanitaria, para obligarlos a rendirse o a escapar”. Todo se suma a la gravísima crisis humanitaria a causa de la falta de comida y la interrupción -prolongada- de la provisión de ayudas.

En la ciudad de Alepo, se registran actos de violencia contra el sector occidental, controlado por el gobierno y habitado por la gran mayoría de la población (más o menos 1,2 millones de personas). Sólo en noviembre, se produjeron más de 350 ataques con morteros y cayeron cohetes lanzados por los rebeldes de modo indiscriminado, proyectiles que alcanzaron en la mayor parte de los casos objetivos civiles.

En la últimas tres semanas, serían al menos 60 las personas muertas en la zona oeste y unas 350 las heridas. Entre los varios objetivos civiles en el punto de mira de los cohetes lanzados por los rebeldes se encontraba también una escuela pública, ya atacada el pasado 20 de noviembre. Según fuentes gubernamentales, en este ataque habrían muerto al menos 8 niños.

Además de en la capital, la situación más crítica -según el alto funcionario de la ONU- se registra justamente en Alepo, sobre todo en el sector oriental, donde las condiciones humanitarias pasaron “de terribles a terroríficas” y ahora “es difícil sobrevivir”. En concreto, O´Brien no ahorró críticas ni siquiera al mismo Consejo de seguridad de las Naciones Unidas, desde su punto de vista “aparentemente incapaz o reticente” en el intento de poner fin a la guerra.

Por otro lado, el veto puesto por Rusia bloqueó hasta ahora todas las iniciativas inherentes a la cuestión siria, elevando la tensión entre las varias potencias. A su vez, la administración estadounidense se muestra cada vez más débil en el tablero sirio, donde el presidente saliente Barack Obama no quiso nunca comprometerse realmente a fondo en una campaña militar. Esto favoreció la resistencia del gobierno de Damasco, reforzado en el último año por la intervención del aliado ruso y el intervencionismo del presidente Vladimir Putin. En este contexto, la conquista de Alepo parece ser -según los expertos- “cuestión de semanas” y se podría lograr antes de la asunción de la nueva administración de los EEUU, el 20 de enero próximo.

En el trasfondo, el presidente electo de EEUU, Donald Trump, que parece intencionado en sanar las relaciones con el Kremlin después de años de hielo. La victoria en las primarias del centro derecha francés de François Fillon, candidato de los republicanos al Elíseo en las próximas presidenciales, parece ser otro elemento a favor del gobierno sirio. En estas semanas, Fillon repitió varias veces que frente “al totalitarismo islámico” se necesita reunir “todas las fuerzas posibles, todos los Estados posibles, que sean ellos democráticos o menos”.