India – Arzobispo en Orissa: somos perseguidos, pero el Espíritu Santo nos fortalece

(SOS).- La Iglesia católica en Orissa fue bendecida por el Señor con 19 confirmaciones y tres primeras comuniones. La celebración tuvo lugar en la parroquia de San Antonio de Padua en Nayabazar, un barrio de Cuttak, capital estatal. El acontecimiento asume aún mayor significado si se considera que en 2008 el Estado indio fue teatro de una de las más feroces masacres de los extremistas hindúes contra los cristianos. Durante la homilía, Mons. John Barwa, arzobispo de Cuttack-Bhubaneshwar, afirmó que “la Iglesia de Orissa es una Iglesia perseguida, pero el Espíritu Santo nos fortalece”.

La ceremonia religiosa contó con la presencia de 250 fieles, tres sacerdotes y siete religiosas. La fecha del santo patrono se celebra el 13 de junio, pero la parroquia decidió anticipar las comuniones y las confirmaciones para hacerlas coincidir con la solemnidad de la Santísima Trinidad. Los parroquianos recibieron al Arzobispo con una danza tradicional, a la cual siguió la Santa Misa. Nambrana Bage, una de las confirmandas, dijo: “Estoy feliz de recibir la confirmación y agradezco a Dios por el don de la sabiduría, del conocimiento y del temor de Dios”. La Madre Reena aseguró que la joven “a partir de ahora recibirá el apoyo de la familia y de los ancianos para ser una buena persona”.

“La Santa Trinidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, único Dios en tres personas divinas y unidas en el perfecto amor, se revela a nosotros a través de su amor por nosotros seres humanos. A través de la acción y la intervención del Espíritu Santo, el pueblo de Dios continúa hoy experimentando el amor de Dios”, explicó Mons. Barwa. “El Espíritu -subrayó- alienta, santifica, enseña, ilumina al fiel en la vida cristiana, en particular en situaciones de dificultades, tentaciones y persecuciones”.

El Arzobispo evidenció que “la vida podría terminar de un momento al otro, pero la fe es eterna y el amor de Dios se muestra de manera incondicional a través del Espíritu Santo”. Luego invitó a los presentes a “imitar las cualidades divinas de San Antonio de Padua, que es invocado y venerado en todo el mundo como el patrono de las causas perdidas”. “A él se le atribuyen muchos milagros por parte de personas que se habían perdido o por las cosas y los bienes espirituales perdidos”. Ungiendo con el sagrado crisma a los jóvenes, Mons. Barwa aseveró: “Con el Sacramento de la Confirmación dejen que el mundo sepa que somos cristianos, conozca nuestro modo de vivir. Nuestro comportamiento debe revelar que pertenecemos a Dios”.

(Fuente: AsiaNews)