Siria – Las sanciones de Occidente afectan a los niños con cáncer

(SOS).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de que las sanciones impuestas por los países de Occidente han afectado a los niños sirios que padecen cáncer.

“Las sanciones económicas impuestas a Siria han perturbado gravemente la adquisición de algunos medicamentos específicos, incluidos medicamentos contra el cáncer”, ha denunciado Elizabeth Hoff, representante de la OMS en Siria.

Según ha explicado Hoff, las sanciones económicas han impedido a muchas compañías farmacéuticas internacionales tratar con las autoridades sirias, además de crear obstáculos para los pagos de los medicamentos importados a través de los bancos extranjeros.

Seis años de conflicto han llevado a los servicios de salud sirios, que llegaron a estar entre los mejores de Oriente Medio, a una situación de casi colapso. Menos de la mitad de los hospitales del país funcionan a pleno rendimiento y el número de médicos ha caído en picado.

Antes del comienzo de la crisis, Siria producía el 90 por ciento de los medicamentos que necesitaba, pero los fármacos contra el cáncer estaban entre los que tradicionalmente dependían de las importaciones.

Además, una caída drástica de la moneda siria está agravando el sufrimiento de los pacientes que necesitan medicinas elaboradas en el extranjero, ha añadido la representante de la OMS.

El colapso general de la asistencia médica siria ha contribuido a una bajada de algo más de dos décadas en la esperanza de vida de la población, al pasar de 79,5 años en 2010 a 55,7 años en 2014. Solo el 44 por ciento de los hospitales funcionan a pleno rendimiento y más de un cuarto de ellos no funcionan en absoluto, ha dicho Hoff.

En medio de este deterioro, el Hospital Pediátrico de Damasco sufre también una presión creciente. Las unidades de cáncer de las capitales provinciales de Alepo y Latakia están fuera de servicio por las mismas causas. Ahora, cerca de 200 niños visitan el hospital de Damasco cada semana, ha señalado su jefe, Maher Haddad, quien estima que las medicinas que necesitan los pequeños tardan del orden de entre 15 y 20 días más del tiempo máximo establecido para generar en ellos una correcta respuesta al tratamiento.

Haddad también ha hecho especial hincapié en la situación que atraviesa la farmacéutica estatal siria, Pharmex, que actualmente solo puede proporcionar entre un 5 y un 10 por ciento de las medicinas contra el cáncer.

(Fuente: Agencias)

Anuncios