Dos soldados turcos fallecen al caer su helicóptero en el enclave sirio de Afrin

(SOS).- Dos soldados turcos fallecieron al caer un helicóptero de las Fuerzas Armadas de Turquía en la operación en Afrin, el enclave en el extremo noroccidental de Siria, ha informado el primer ministro turco, Binali Yildirim.

“No disponemos en este momento de ninguna prueba de que haya caído por intervención externa”, dijo el jefe del Gobierno, en declaraciones recogidas por la prensa turca.

Yildirim aclaró, en un discurso en la ciudad de Mugla, en Anatolia occidental, que se trata de un helicóptero Atak, un modelo de aeronave de ataque desarrollado y fabricado en Turquía, que sobrevolaba la región siria de Afrin en un vuelo de patrulla junto a otro helicóptero del mismo tipo.

No obstante, el ataque fue reivindicado por las FDS, una alianza de combatientes kurdos y árabes liderada por las Unidades de Protección Popular (YPG), según el Partido de la Unión Democrática (PYD), la principal fuerza política kurdosiria. El PYD, en un breve comunicado, señaló que “las FDS derribaron un helicóptero del tipo Sikorski del ejército de ocupación turco cuando bombardeaba viviendas civiles en una población de la comarca de Rayu”.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, mencionó el derribo al evaluar la operación militar turca en Afrin. “Lo pagarán muy caro”, advirtió el presidente sin aportar más detalles sobre el suceso, que sería una de las pérdidas más graves de las Fuerzas Armadas turcas desde que lanzaron el 20 de enero pasado la operación Rama de Olivo para expulsar a las YPG de Afrin.

El mandatario añadió que desde el inicio de la operación, las tropas turcas han “neutralizado (abatido, herido o capturado) a 1.141 terroristas (militantes kurdosirios)”, una cifra avanzada horas antes por un comunicado de la cúpula militar.

El sábado pasado murieron 8 soldados turcos en lo que fue hasta ahora la jornada más desastrosa para las Fuerzas Armadas de Turquía, seis de ellos al ser destruido su tanque.

Hasta el momento, unos 20 militares turcos han muerto en la operación, junto a un número probablemente superior, pero no declarado, de combatientes sirios aliados con Ankara, traídos desde otras zonas de Siria.

Las tropas turcas intentan avanzar hacia Afrin desde varios puntos de la frontera turca en el norte y oeste, en una operación respaldada con incursiones diarias de cazas para bombardear las posiciones de las YPG desde el aire.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Las fuerzas turcas lanzan una ofensiva terrestre en el enclave sirio de Afrin

(SOS).- Los soldados turcos entraron este domingo en el enclave sirio de Afrin para apoyar el avance de las últimas horas sobre el terreno de facciones rebeldes aliadas de Ankara, mientras las milicias kurdas aseguraron que han repelido los intentos de las tropas de Turquía de entrar en la zona.

Las fuerzas turcas y sus aliados tomaron hoy el control del pueblo de Shenkal, la primera localidad que arrebatan a las milicias kurdas en Afrin, en el noroeste de Siria, según fuentes locales.

Los enfrentamientos continúan en Shenkal, en el norte del enclave, donde las FDS, una alianza armada encabezada por milicias kurdas y respaldada por Estados Unidos, intentan recuperar el terreno perdido.

El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, había anunciado unas horas antes que los primeros soldados turcos entraron en Afrin a las 11:05 hora local y que la operación continuaría en cuatro fases para establecer una zona de seguridad de 30 kilómetros de ancho.

Las milicias apoyadas por Ankara, conocidas como las ELS, “han entrado en Afrin junto a nuestras unidades. Nuestro objetivo son vehículos, equipo y refugios (de las milicias kurdosirias)”, dijo, al destacar que la lucha “se dirige al mismo tiempo contra el Estado Islámico”, pese a que el grupo yihadista no tiene presencia en esa zona.

Según Yildirim, la entrada se realizó desde el municipio de Gülbaba, en la provincia de Kilis, el punto más al norte de la zona bajo control kurdo, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Afrin.

Sin embargo, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), unas milicias kurdas apoyadas por Estados Unidos, negaron poco después que los soldados turcos hayan logrado penetrar en Afrin y precisaron que los intentos en ese sentido habían sido repelidos.

“No ha habido ningún avance de las fuerzas turcas”, aseveró el director de la Oficina de Información de las FDS, la alianza liderada por las YPG, Mustafa Bali.

Bali explicó que “hay intentos por parte del Ejército turco y el Frente al Nusra de penetrar en Afrin desde Yindiris” y también desde el norte por el área de Bibile, pero “las FDS han frenado el ataque”.

Al cierre de esta edición, hay combates entre las fuerzas turcas y las FDS en Bilbile y en Yindiris. Los efectivos turcos han abierto doce pasos en la frontera entre su país y Afrin para facilitar el cruce de civiles que quieran abandonar ese enclave.

En las últimas 24 horas, al menos siete civiles han fallecido por los ataques aéreos y de artillería de Turquía contra Afrin.

Por su parte, el Gobierno sirio instó a la comunidad internacional a detener “de inmediato” la ofensiva de Turquía.

“Siria pide a la comunidad internacional que condene la agresión turca y adopte medidas para detenerla de inmediato”, pues Afrín “es una parte que no se puede separar del territorio sirio”, manifestó el Ministerio sirio de Exteriores.

La operación “Rama de olivo” de Turquía comenzó ayer por la tarde con masivos bombardeos aéreos y durante toda la noche ha continuado el fuego de artillería desde la frontera turca, así como el traslado de un gran número de tanques y blindados.

La cúpula militar turca, en un comunicado, informó hoy de que la operación “continúa de la forma planificada” y que se han bombardeado 153 posiciones enemigas, entre ellas refugios y depósitos de municiones.

El primer ministro turco había anunciado anoche que la operación terrestre, con la participación de tanques, podría comenzar el domingo.

(Fuente: Agencias)