Rusia destruye con un misil inteligente la base desde la que fue atacada por drones en Siria

(SOS).- Las fuerzas rusas han localizado y destruido el almacén en el que se guardaban los trece drones que atacaron hace una semana sus dos bases militares en Siria, informó hoy el Ministerio de Defensa ruso.

El almacén de los drones, localizado en la provincia siria de Idlib, “ha sido destruido con un misil inteligente de artillería Krasnopol”, apunta un comunicado difundido por Defensa.

En la madrugada del pasado viernes trece aviones no pilotados intentaron lanzar ataques con bombas caseras a la base aérea rusa de Khmeimim y el puerto de Tartus, ambos en la provincia siria de Latakia.

Siete de esos drones fueron destruidos por los sistemas de defensa antiaérea, mientras que el mando de otros seis fue intervenido por los militares rusos, que lograron hacer aterrizar a tres de ellos y estrellar al resto contra el suelo en una zona segura lejos de las bases.

Tras analizar los aparatos en su poder, el Estado Mayor ruso afirmó que los drones estaban dotados de sistemas de tecnología punta y fueron suministrados a los terroristas por un tercer país.

El presidente ruso, Vladimir Putin, insinuó ayer que esa potencia es Estados Unidos, en un encuentro con los directores de los principales medios de comunicación escritos y agencia de información del país.

“No hay duda de que esos ataques fueron bien preparados. Sabemos dónde y cuándo fueron transferidos esos drones, camuflados como aparatos de fabricación doméstica. Estoy de acuerdo con los expertos del Estado Mayor en que los elementos tecnológicos (encontrados en los aviones) no pueden fabricarse de forma casera”, dijo Putin.

El exjefe del Estado mayor de Rusia, Viktor Bondarev, acusó hace tres días a Estados Unidos de haber proporcionado a los terroristas esos drones.

Por su parte, el Pentágono rechazó hoy de manera tajante la participación de las Fuerzas Armadas estadounidenses en el ataque de trece aviones no pilotados contra las bases rusas en la provincia siria de Latakia.

“Puedo decir inequívocamente que Estados Unidos no ha estado implicado de manera alguna en el ataque de drones contra las bases rusas en ningún momento”, señaló el director del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Kenneth McKenzie, durante una rueda de prensa celebrada en el Pentágono.

McKenzie quiso zanjar así las informaciones divulgadas en los últimos días que apuntaban a que el Ejército estadounidense podría haber estado detrás de esta agresión.

El general norteamericano también quiso quitar hierro a la situación y aseguró que, en general, el Pentágono está “satisfecho” con el papel que está desempeñando Rusia en su lucha para expulsar a los combatientes del Estado Islámico de Siria.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Las autoridades sirias encuentran en Deir ez-Zor un escondite del Estado Islámico con armas

(SOS).- Las autoridades sirias han encontrado armas, varias municiones y materiales explosivos en un escondite en la ciudad de Deir ez-Zor, en el este del país, entre las que habría varios lanzamisiles fabricados en Estados Unidos.

Durante el registro, se han descubierto dos coches bomba con una tonelada de explosivos cada uno, granadas de mortero de varios tamaños, ametralladoras, proyectiles y lanzamisiles de hombro, cinturones explosivos y detonadores, han informado fuentes oficiales.

El pasado 3 de noviembre, las tropas gubernamentales retomaron la ciudad de Deir ez-Zor. El Ejército sirio y sus fuerzas aliadas han reforzado en las últimas semanas sus operaciones en la provincia homónima.

Según el Ministerio de Defensa ruso, ya ha sido liberado más del 90 por ciento del territorio sirio y las zonas controladas por el Estado Islámico están reducidas al mínimo en todo el país.

El presidente del Comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación de Rusia, Victor Bondarev, ha confirmado su intención de que las bases rusas permanezcan en Siria después de que termine el conflicto armado, una decisión pendiente de aprobación por parte del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Por otra parte, el Departamento de Defensa de Estados Unidos planea hacer un anuncio público en los próximos días reconociendo que tiene más de 2.000 efectivos desplegados en Siria, una cifra mucho mayor de la estimada, según han avanzado fuentes del Pentágono.

Hasta ahora, el Gobierno estadounidense solo había admitido la presencia de 503 militares en Siria, como parte de su estrategia de apoyo financiero y material a las FDS, una alianza de milicias árabes y kurdas que estarían luchando contra los yihadistas en el norte del país.

Sin embargo, esas mismas fuentes del Pentágono han asegurado que en realidad hay más de 2.000 militares estadounidenses en Siria, la mayoría pertenecientes a las fuerzas especiales que se dedican a asesorar y entrenar a los milicianos rebeldes.

(Fuente: Agencias)