Comienza una operación militar a gran escala en la provincia siria de Idlib

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha acabado con semanas de rumores dando el pistoletazo de salida a una operación militar en el noroeste de Siria este sábado por la mañana. Durante un encuentro del partido AKP, el mandatario ha dicho que hay en curso “una seria operación en Idlib”, por el momento sin participación directa de soldados turcos. El anuncio llega tras un acuerdo entre Turquía, Rusia e Irán de establecer en esta provincia una zona de distensión entre el Gobierno sirio y los rebeldes.

“Siguiendo la operación Escudo del Éufrates, lanzada hace un año para alejar al Estado Islámico de la frontera e impedir la expansión kurda por el norte de Siria, damos un paso adelante para proporcionar seguridad a Idlib”, ha expuesto Erdogan, quien ha matizado que las Fuerzas Armadas Turcas (TSK), desplegadas por la frontera, no pisarán suelo sirio por ahora. Sí lo harán unos 800 milicianos del ESL, a quienes el ejército turco cubrirá desde la retaguardia.

Desde primera hora de la mañana, varios medios locales han mostrado imágenes de trabajos de derribo de un pedazo del muro de hormigón que Turquía construyó, tiempo atrás, ya durante el conflicto sirio, para impedir el cruce ilegal de la frontera con la provincia turca de Hatay. Al mismo tiempo, unos altavoces colocados en el paso fronterizo de Cilvegözu han emitido la marcha de Istiklal, el himno nacional turco, y otras marchas militares y poemas épicos a fin de envalentonar a las tropas.

Al otro lado aguardan los combatientes de Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, logró apoderarse de gran parte de Idlib el pasado mes de agosto, tras vencer a otras milicias del ESL junto a las que había luchado anteriormente contra el Gobierno sirio. La organización HTS queda al margen de los acuerdos sobre la reducción de hostilidades en Idlib, pactados por Ankara, Moscú y Teherán en la mesa de negociaciones de Astaná.

Erdogan ha dicho que la aviación rusa respaldará al ESL contra el antiguo Frente al-Nusra. En una segunda fase, cuando los yihadistas hayan sido derrotados, Irán, Rusia y Turquía desplegarán unidades dedicadas a garantizar el fin de las hostilidades en la zona.

Idlib y Hama conforman una de las franjas de territorio fuera del control gubernamental sirio. La población se ha disparado hasta los dos millones debido a la llegada de miles de desplazados internos, que viven en campos en condiciones muy difíciles. La irrupción de la filial de Al Qaeda fue vista inicialmente con buenos ojos dada su beligerancia contra el Gobierno sirio. Pero sus imposiciones normativas y sus ataques a otros grupos rebeldes han acabado convirtiéndoles en el enemigo.

Erdogan ha asegurado que “se han hecho los preparativos necesarios en caso de flujo de refugiados de Idlib a Turquía”, sin ahondar en detalles. En cuanto a su relación con el ejecutivo de Bashar al-Assad, cuya salida del poder empezó exigiendo hace seis años y medio, pero al que últimamente no menciona, Erdogan ha dicho que es “algo de lo que se encarga Rusia, y nosotros hemos adoptado medidas en otras áreas”.

Al cierre de esta edición, el Ejército turco se está enfrentando contra el grupo yihadista cerca de la localidad de Kafr Lusin, en la frontera siria, después de que el presidente turco anunciara ayer el comienzo de una gran ofensiva en la zona. En la retaguardia turca, esperaban órdenes unos 20 tanques y medio millar de soldados llegados recientemente.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

El Ejército sirio expulsa al Estado Islámico de su último reducto al este de Homs

(SOS).- Las fuerzas sirias han anunciado el final de las operaciones militares en las zonas rurales situadas al este de la ciudad de Homs, después de conquistar el último reducto que aún mantenía bajo su control el Estado Islámico.

Un portavoz militar sirio ha estimado que, con estos nuevos avances, las zonas “liberadas” suman ya 1.800 kilómetros cuadrados.

Esta ofensiva coincide con otra lanzada el viernes en la vecina región de Deir ez-Zor, donde al menos 80 milicianos vestidos de negro han muerto en un ataque efectuado por las fuerzas aéreas rusas contra un puesto de mando de la organización radical suní en la ciudad de Al Mayadin.

El Ejército sirio habrían logrado entrar en la parte occidental de esta localidad estratégica, donde se han registrado fuertes enfrentamientos en las últimas horas.

Entre los fallecidos, según el Ministerio de Defensa ruso, se encuentran nueve personas procedentes del Cáucaso Norte, así como “importantes comandantes del Estado Islámico” que habían conseguido ocultarse durante un largo periodo de tiempo en Irak.

“Han sido eliminados tres comandantes influyentes, que se ocultaron durante un largo tiempo en Irak, procedentes del Cáucaso Norte: Abu Omar al-Shishani, Alyauddin al-Shishani y Salahuddin al-Shishani”, ha declarado el portavoz del Ministerio, el general Igor Konashenkov.

La presencia rusa en la zona consiste principalmente en una misión de apoyo aéreo centrada en la búsqueda y destrucción de posiciones del grupo terrorista en la ciudad, bajo control de los yihadistas y de mercenarios extranjeros procedentes de Irak y, en particular, de la localidad de Abu Kemal, en la frontera con Siria.

Según el militar ruso, los servicios de Inteligencia han conseguido descubrir estas posiciones en menos de una semana y han comunicado la información al Ejército sirio como prolegómeno a una ofensiva destinada a recuperar la ciudad así como la zona sur de las afueras que conecta con Deir ez-Zor.

En el ataque han sido destruidos además 18 todoterrenos y tres depósitos de munición de los extremistas.

En los últimos días, el Estado Islámico ha lanzado varios ataques en el centro del país en represalia por los avances de las tropas gubernamentales leales a Damasco.

(Fuente: Agencias)

La aviación rusa ha eliminado a casi 2.400 yihadistas en Siria durante los últimos diez días

(SOS).- Las fuerzas aéreas rusas, aliadas del Gobierno sirio, han anunciado este sábado que 2.359 yihadistas han muerto y otros 2.700 resultaron heridos en las operaciones desarrolladas entre el 19 y el 29 de septiembre, según ha hecho saber este sábado el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, el general Igor Konashenkov.

“Como resultado de los ataques aéreos de precisión de la Fuerza Aeroespacial de Rusia llevados a cabo del 19 al 29 de septiembre, las bajas confirmadas de los terroristas son de 2.359 muertos y unos 2.700 heridos”, ha destacado el militar ruso.

Entre los yihadistas muertos, ha añadido, “hay 16 comandantes de distintos rangos y más de 400 extremistas originarios de Rusia y de los países de la Comunidad de Estados Independientes”.

El general Konashenkov ha precisado además que la mayor parte de las bajas se han concentrado “en las filas de Estado Islámico y el antiguo Frente al Nusra”.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso ha asegurado que “está a punto de concluir la operación en el este de la provincia de Deir ez-Zor para rodear y liquidar al gran grupo de milicianos del Estado Islámico (más de 1.500) que irrumpió desde el territorio de Irak”.

Por su parte, la coalición liderada por Estados Unidos que combate en Siria e Irak contra el Estado Islámico ha admitido que en agosto sus operaciones se cobraron la vida de unos 50 civiles, con lo que ya suman 735 el número de personas ajenas al conflicto que han sido abatidas desde 2014.

La coalición internacional ha informado del balance en un comunicado en el que recoge un total de 14 incidentes, después de analizar 185 informes sobre posibles víctimas civiles en el marco de las operaciones. El bloque ha defendido que hace todo lo posible para evitar los daños colaterales.

El recuento oficial dista mucho del que recogen organizaciones como Airwars, un grupo de seguimiento que ha elevado por encima de 5.400 el número de civiles que han fallecido como consecuencia de los ataques aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos.

(Fuente: Agencias)

La aviación rusa elimina en dos semanas a más de 1.200 yihadistas en Siria

(SOS).- La aviación rusa intensificó sus acciones en Siria durante las últimas dos semanas con más de 1.400 vuelos con el objetivo de destruir al Estado Islámico en la zona de Deir ez-Zor y eliminó a 1.200 yihadistas.

Las fuerzas sirias tomaron ayer el control de esa zona que había estado en manos de la organización radical suní.

“Los aviones de guerra rusos realizaron más de 1.400 salidas, mataron a 1.200 terroristas y destruyeron gran cantidad de infraestructura del Estado Islámico en el área de Deir ez-Zor”, dijo el general Serguei Surovikin, comandante de las fuerzas rusas en Siria.

Los aviones rusos Su-34 y Su-35 están destruyendo objetivos recientemente identificados, principalmente medios de transporte equipados con armas de gran calibre, restringiendo así las acciones de los combatientes del Califato e impidiéndoles reagruparse.

En las operaciones, se han destruido 83 vehículos blindados y más de 200 automóviles pertenecientes a los extremistas.

Por su parte, el jefe de la Dirección operativa del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, el general Serguei Rudskoi, destacó que la operación para liberar la ciudad, rodeada desde hace más de tres años por los milicianos vestidos de negro, “fue una victoria superior a las anteriores por su envergadura e importancia”.

Recordó que la fragata rusa Admiral Essen lanzó ayer desde aguas del Mediterráneo varios misiles de crucero Kalibr contra posiciones de los yihadistas, horas antes de que las tropas sirias se hicieran con el control de la ciudad.

“Detrás de las unidades del Ejército sirio entraron en la ciudad columnas con ayuda humanitaria. Hoy se dirigen a Deir ez-Zor columnas con alimentos, medicinas y agua potable”, señaló Rudskoi.

Por videoconferencia, el general Surovikin aclaró que la operación de las fuerzas sirias continúa en la actualidad en los alrededores de Deir ez-Zur, donde las unidades terroristas están siendo rodeadas por las tropas gubernamentales.

“De esta manera, las fuerzas principales del Estado Islámico replegadas a este punto desde Mosul (Irak), Al Raqa (Siria) y otras zonas están atenazadas. Está concluyendo la operación para liquidar el último gran baluarte de los terroristas en territorio de Siria”, aseguró.

(Fuente: Agencias)