Cumbre en Helsinki: Rusia y EEUU colaborarán para garantizar la seguridad de Israel en Siria

Iván de Vargas (SOS).- Los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin proclamaron este lunes en la capital de Finlandia su buena sintonía, en una cumbre bilateral que ha servido para escenificar su intención de propiciar un acercamiento entre Estados Unidos y Rusia pese al deterioro de las actuales relaciones diplomáticas.

“Los desacuerdos entre nuestros dos países son muy conocidos, y el presidente Putin y yo hablamos de ello extensamente hoy”, recalcó el mandatario estadounidense durante la rueda de prensa conjunta en el palacio presidencial de Helsinki.

Trump hizo un alegato a favor del diálogo con Rusia, al asegurar que es “bueno para el mundo”, y recordó que “incluso durante las tensiones de la Guerra Fría, cuando el mundo era muy diferente, Rusia y Estados Unidos pudieron mantener un buen diálogo”.

“Tenemos que encontrar vías para cooperar y compartir problemas comunes. La diplomacia, el compromiso, es preferible al conflicto y la hostilidad”, subrayó el jefe de la Casa Blanca.

Como estaba previsto, Siria e Israel ocuparon buena parte de las cuatro horas que duró la reunión. En concreto, los principales líderes mundiales discutieron sobre la necesidad de trabajar juntos para garantizar la seguridad de Israel en el país árabe en guerra.

“Ambos hemos hablado con Bibi (apodo del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu) y les gustaría (a los israelíes) hacer ciertas cosas en Siria relacionadas con la seguridad en Israel”, explicó Trump. “Rusia y Estados Unidos trabajarán juntos” en este asunto, señaló el presidente estadounidense, quien remarcó que es un deseo de ambos “crear seguridad para Israel”.

Respecto a Siria, el máximo dirigente ruso dijo que “la tarea de establecer la paz y la reconciliación en este país podría ser el primer ejemplo del éxito del trabajo conjunto”.

En esta misma línea, Putin instó a Israel y a Siria a cumplir el acuerdo de alto el fuego de 1974 sobre los Altos del Golán, ocupados por el Ejército israelí durante la guerra de los Seis Días (1967).

Israel y Siria están técnicamente en guerra, y la zona del Golán ha sido escenario de numerosos incidentes desde el comienzo del conflicto en el país árabe en el 2011.

El mandatario ruso también encontró una manera creativa de sacarse de encima la necesidad de mover ficha sobre Siria. “En lo que se refiere a que la pelota de Siria está en nuestro tejado… Señor Presidente, usted acaba de decir que hemos organizado exitosamente el Mundial de Fútbol. Así que quiero entregarle esta pelota. Ahora, la pelota está de su lado”, aseveró el jefe del Kremlin.

Putin concluyó su intervención ante la prensa alabando la colaboración de ambos países en la lucha contra el terrorismo. “Estamos a favor de prolongar nuestra cooperación en el ámbito de la lucha contra el terrorismo y en el ámbito del cibercrimen. Nuestros servicios especiales trabajan con mucho éxito”, detalló.

Anuncios