EEUU entregará 6,6 millones de dólares a los Cascos Blancos y el IIIM de la ONU en Siria

(SOS).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha autorizado la entrega de 6,6 millones de dólares a los Cascos Blancos y el Mecanismo Internacional, Independiente e Imparcial (IIIM) de Naciones Unidas, según ha confirmado el Departamento de Estado.

La portavoz del Departamento, Heather Nauert, ha detallado este jueves que los fondos serán entregados por la Agencia para el Desarrollo Internacional “para la continuación de las vitales operaciones” del supuesto grupo de rescatistas.

“El Gobierno de Estados Unidos apoya firmemente a los Cascos Blancos”, ha asegurado.

Así, Nauert ha resaltado que los “heroicos” miembros de este organismo “tienen uno de los trabajos más peligrosos en el mundo”.

“Desde 2013, más de 230 de estos valientes voluntarios han muerto cuando trabajaban para salvar a civiles inocentes”, ha manifestado.

Por otra parte, la portavoz del Departamento de Estado ha explicado que el trabajo del IIIM es “vital” para “ayudar en las investigaciones y procesos judiciales contra personas responsables de los crímenes más graves bajo el Derecho Internacional cometidos en Siria desde marzo de 2011”.

“Su mandato, recopilar y analizar pruebas de las violaciones del Derecho Humanitario y los Derechos Humanos, ayudará a garantizar que los responsables de estos crímenes finalmente rinden cuentas”, ha concluido.

¿Quiénes son los Cascos Blancos?

Los Cascos Blancos se fundaron en marzo de 2013, en Estambul, Turquía, y están dirigidos por James Le Mesurier, un británico especialista en temas de seguridad y ex oficial de la inteligencia militar de su país con una notable trayectoria participando en algunos de los escenarios en los que ha intervenido la OTAN, incluyendo Bosnia y Kosovo, así como Irak, Líbano y Palestina.

Le Mesurier salió de la Real Academia Militar británica de élite de Sandhurst, y también ha participado en puestos de alto nivel en las Naciones Unidas, la Unión Europea, y en el Ministerio de Exteriores del Reino Unido.

Le Mesurier creó la fundación Mayday Rescue, a través de la cual los Cascos Blancos reciben una parte significativa de su financiación (cientos de millones de dólares). Entre sus sus donantes principales figura la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), que afirma que les asistió con más de 23 millones de dólares.

El propio Ministerio británico de Exteriores reconoció que había prestado una cuantiosa ayuda económica a la organización, al igual que Estados Unidos, Dinamarca y Japón.

Investigaciones periodísticas mencionan también otras fuentes de financiación del grupo, entre ellas las provenientes de Arabia Saudí, Qatar y la Unión Europea.

Los Cascos Blancos son una organización elevada a un estatus casi mítico por periodistas y políticos occidentales en los últimos años. Sin embargo, varias fuentes señalan que el grupo actúa, sobre todo, en los territorios controladas por el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda.

El reconocido músico británico Roger Waters, uno de los fundadores de Pink Floyd, ha calificado recientemente a los Cascos Blancos como “una organización falsa que produce propaganda para los terroristas dentro de Siria”.

La página web de los Cascos Blancos pertenece al grupo de abogados The Syria Campaing, registrada en el Reino Unido, que ha expresado en reiteradas oportunidades su activa oposición al Gobierno del presidente Bashar al Assad.

Este grupo de jurisconsultos señala en su sitio de Internet que cuentan con dos líneas principales de acción: la creación de campañas por todo el mundo y la creación de reportes, infografías y vídeos.

Según esta información, por tanto, los Cascos Blancos son una empresa audiovisual, conformada por actores, diseñadores y otras especialidades vinculadas al mundo del espectáculo.

Esto ha sacado a la luz no solo el estrecho vínculo de la organización con determinados grupos, sino también el hecho de que muchos de los vídeos de sus rescates serían construcciones manipuladas o verdaderas puestas en escena para el consumo del mainstream occidental.

Actualmente, hay una cantidad impresionante de imágenes que demuestran como muchos de los voluntarios de los Cascos Blancos son también militantes de los grupos yihadistas más crueles y despiadados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s