Nabih Berri: Las fuerzas iraníes y Hezbolá seguirán en Siria hasta derrotar el terrorismo

(SOS).- El presidente del Parlamento de Líbano, Nabih Berri, ha afirmado este miércoles que el partido-milicia chií libanés Hezbolá y las fuerzas iraníes no se retirarán de Siria mientras continúen las operaciones contra el terrorismo.

Estados Unidos exige la retirada de esas fuerzas pese a que tiene tropas en el territorio sirio sin permiso del Gobierno legítimo del país, ha recordado el político libanés.

“(No se retirarán) mientras no se libere a Siria y se recupere su integridad territorial”, ha indicado, en una entrevista.

Así, ha resaltado que las fuerzas iraníes se encuentran desplegadas en Siria a petición de las autoridades de Damasco y ha manifestado que, “de no ser por Hezbolá, el Estado Islámico ya estaría” en Líbano.

Berri, miembro de la comunidad chií y recientemente elegido para un sexto mandato consecutivo como presidente del Parlamento, ha apuntado además que Líbano y Siria son “como hermanos gemelos”. “Todo lo que sucede en Siria incide en Líbano”, ha añadido.

En este sentido, se ha pronunciado contra una división territorial de Siria y ha argumentado que ello implicaría un cambio a nivel regional y un reparto de las zonas de influencia en Oriente Medio.

“Será imposible lograr una solución política de la crisis en Siria sin negociaciones en las que participen Rusia, Estados Unidos, Turquía, Irán, Arabia Saudí, Egipto y algún país de la Unión Europea”, ha aseverado.

Según el octogenario dirigente chií, las posibles negociaciones se podrían organizar en un formato parecido al del Grupo 5+1, que logró el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) sobre el programa nuclear de Irán.

Por otra parte, ha asegurado que la cooperación entre Beirut y Teherán no ha sufrido cambios por las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos contra Irán. “Tenemos excelentes relaciones con Teherán, no es nada nuevo”, ha sostenido.

El presidente del Parlamento libanés ha criticado además la decisión de Washington de trasladar a Jerusalén su Embajada en Israel y la ha descrito como “un abuso de un poder que no tiene”.

A su vez, el Gobierno de Estados Unidos ha anunciado que pondrá en libertad en Siria a un ciudadano norteamericano acusado de ser miembro del Estado Islámico.

El hombre, con doble nacionalidad estadounidense y saudí, fue capturado en Siria y estuvo retenido en Irak sin representación legal hasta que la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) intervino en su nombre ante el tribunal federal de Estados Unidos en octubre de 2017.

“El Gobierno ha admitido por fin que no tiene motivos para continuar reteniendo a nuestro cliente”, ha manifestado el abogado Jonathan Hafetz, de la ACLU, en un comunicado.

El detenido fue capturado en septiembre de 2017 por las FDS, una coalición de milicias respaldadas por Washington, antes de ser entregado a Estados Unidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s