Arranca en Astaná la novena ronda de negociaciones sobre Siria

El funcionamiento de las zonas de distensión y el intercambio de prisioneros son los dos asuntos que se abordan en la novena ronda de negociaciones sobre el alto el fuego en Siria que comenzó hoy en Astaná.

“Han empezado las negociaciones bilaterales y trilaterales en el marco del proceso de Astaná sobre Siria”, dijo a los periodistas el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Anuar Zhainakov.

Representantes del Gobierno sirio y de los grupos armados negocian en el proceso de Astaná con la intermediación de los tres países garantes del alto el fuego —Rusia, Turquía e Irán— que rige desde hace casi un año y medio en el país árabe.

En la agenda están “la situación en las zonas de distensión y los preparativos para el grupo de trabajo sobre (los intercambios de) prisioneros”, explicó Aydarbek Tumatov, director para Asia y África de la cancillería kazaja.

Las delegaciones del Gobierno sirio y de los tres países garantes ya están en la capital kazaja, mientras que los representantes de los grupos armados llegarán esta noche para participar en la reunión plenaria de mañana, de la que saldrá una declaración final firmada por Rusia, Turquía e Irán.

Al frente de la delegación de los grupos armados estará Ahmad Toma, presidente del llamado “Gobierno temporal” de Siria, precisó Tumatov.

También estarán presentes en las negociaciones en calidad de observadores una delegación de Jordania y el representante especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, que llegará esta tarde a Astaná.

Estados Unidos ha declinado la invitación para participar en las negociaciones, una decisión criticada por Moscú.

“Es una pena. Esto demuestra que ellos intentan seguir su propio camino y no respaldan a toda la comunidad internacional en la búsqueda de una solución para el conflicto sirio”, dijo el jefe de la delegación rusa, Alexandr Lavrentiev.

La anterior ronda de negociaciones en la capital de Kazajistán tuvo lugar en diciembre del pasado año.

El principal logro del proceso de Astaná ha sido la creación de cuatro zonas de distensión en Siria -en las provincias de Idlib, Homs, Guta y en la frontera con Jordania- territorios en los que está prohibida cualquier actividad militar, incluso vuelos de aviones.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s