El Parlamento sirio elige a un diputado cristiano como su presidente

(SOS).- El Parlamento sirio eligió este jueves al diputado cristiano Hamouda al-Sabbagh como presidente de la asamblea unicameral, que por primera vez en décadas tendrá a un fiel de esta confesión como máximo responsable.

La prensa local señaló que Sabbagh —de 58 años y miembro del partido Baaz— fue elegido por mayoría absoluta con 193 votos de los 250 del Parlamento, frente a otros candidatos como Nidal Hmaidi, Ahmad Maari y Uada Murad.

El pasado 20 de julio, la asamblea decidió destituir a Hadiya al-Abbas del puesto de presidente del Parlamento sirio.

En su día, se informó de que esta decisión se adoptó después de que Abbas impidiera a algunos diputados intervenir en la sesión de ese día e hiciera caso omiso de su voluntad de discutir algunos artículos de acuerdo a las reglas constitucionales.

En consecuencia, 164 parlamentarios presentaron una solicitud para destituir a Abbas que acabó prosperando.

Hadiya al-Abbas había sido la primera mujer en ser elegida —por aclamación— presidente de la Asamblea del Pueblo, en junio del 2016.

El nuevo jefe del Parlamento —que pertenece a la comunidad asiria— es originario de la provincia nororiental de Hassake y es licenciado en Derecho.

Hamouda al-Sabbagh logró un escaño por primera vez en la Asamblea del Pueblo tras las elecciones de 2012. Anteriormente, ocupó el cargo de vicegobernador de la provincia de Hassake.

El último cristiano que lideró el Parlamento sirio fue Fares al-Khoury, que ocupó ese cargo en dos ocasiones durante el mandato francés, de 1920 a 1946, y una tercera vez tras la independencia del país.

Los cristianos no son forasteros en la tierra siria, no han sido importados. En realidad, son sus fundadores y habitantes originales. El nombre Siria surge de las denominaciones cristianas asiria y siríaca, que constituían el 80 por ciento de la población del país antes de la llegada del islam, en el siglo VII.

Se calcula que antes del inicio del conflicto en Siria —en marzo de 2011— entre el 8 y el 10 por ciento de sus habitantes eran cristianos, lo que se traduce entre 1,7 y 2,2 millones de personas.

Según el obispo caldeo de Alepo, monseñor Antoine Audo, la mitad de los fieles han abandonado el país.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s