La conquista del valle del Éufrates

(SOS).- Tras el derribo, por parte de un F-18 Super Hornet de los Estados Unidos, de un caza SU-22 perteneciente a las fuerzas sirias en la región de Al Raqa el domingo pasado, la respuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso no se hizo esperar. La diplomacia de Moscú dio a conocer que no serán tolerados otros actos de este tipo. De hecho, ya no se tolera la violación de la zona de exclusión aérea existente en el territorio sirio. Por tanto, todos los objetos voladores que sean identificados al oeste del río Éufrates, y que no pertenezcan a las fuerzas que luchan junto a Rusia y al presidente Bashar al-Assad, serán interceptados por la aviación rusa y tratados como objetivos.

Más tarde, el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa anunció el cese de los contactos con Washington en el marco del memorándum suscrito en 2015, un acuerdo firmado para evitar incidentes y garantizar la seguridad de los vuelos durante las operaciones en Siria. Los altos mandos del Ejército estadounidense se movilizaron inmediatamente, manifestando su disponibilidad para la reapertura de este canal de comunicación preferencial, intentando evitar una escalada del conflicto entre los dos líderes de las principales coaliciones presentes en el campo de batalla. Además, esta guerra parece que ya ha asumido las características de un conflicto por delegación, que muestra sobre el terreno un resurgimiento de la Guerra Fría entre Rusia y los Estados Unidos, así como un enfrentamiento entre Irán y el nuevo tándem compuesto por Arabia Saudita e Israel, países a los que el Gobierno de Teherán sigue señalando como los principales enemigos, con demostraciones en el escenario sirio.

Por tanto, la disputa en Oriente Medio parece haberse centrado en la región que serpentea a lo largo del río Éufrates, que podría suponer un punto de ruptura para las diferentes fuerzas presentes en el escenario bélico. Se está llevando a cabo la batalla por la liberación de Al Raqa, donde las milicias kurdas en concierto con las FDS están luchando desde hace semanas contra el que se considera uno de los principales centros del Estado Islámico en Siria. El verdadero enfrentamiento se producirá en la batalla por la reconquista de Deir ez-Zor, donde están en juego los intereses más relevantes para los Estados Unidos, Rusia, Siria e Irán.

La confrontación que se está consumando, esencialmente, además de suponer un factor estrictamente estratégico, también tiene un valor puramente político. La posición de Deir ez-Zor, en la orilla del río Éufrates y cerca de la frontera con Irak, es uno de los principales centros de conexión entre las bases del Estado Islámico en Siria y sus destacamentos iraquíes en Mosul. Los Estados Unidos bombardearon el área hasta 360 veces desde marzo, y no son pocas las dificultades para lograr erradicar al grupo yihadista, dada la fuerte presencia sunita en las aldeas de la zona.

Desde un punto de vista político, se observa una batalla que se libra en las mesas decisionales, que servirá para cobrar importancia en el plano internacional y acaparar el papel de potencia líder en la lucha contra el terrorismo. Las reivindicaciones realizadas la semana pasada por el Ministerio de Defensa de Rusia sobre la muerte de Abu Bakr al-Baghdadi, sedicente líder del Estado Islámico, durante los bombardeos de los barrios de Al Raqa controlados por los terroristas, hay que entenderlas como la posibilidad de lograr un mayor peso específico en las negociaciones. En esta línea, el pulso por la conquista del valle del Éufrates y la reunificación con los que luchan contra el Estado Islámico en Mosul conduce a demostraciones como la llevada a cabo contra el caza sirio, a la que sin embargo se han añadido unos gestos que pretenden poner un parche en la rozadura ocasionada.

Un tira y afloja de pequeñas reivindicaciones a las que inmediatamente se pone remedio, probablemente porque a nadie le interesa que se consume una escalada del conflicto. Mientras Trump es juzgado por su deseo de mejorar las relaciones entre Washington y Moscú, la solución a las discordias parece que se complica cada vez más en el terreno militar.

(Fuente: Gli Occhi Della Guerra)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s