China – El Obispo de Wenzhou lleva unos 20 días desaparecido, tras ser secuestrado por la Policía

(SOS).- Hace ya más de 20 días que no se tienen noticias de Mons. Pedro Shao Zhumin, obispo ordinario de Wenzhou (Zhejiang). Los fieles de la diócesis están muy preocupados y también la madre del obispo, una mujer de más de 90 años que se encuentra enferma, y que ha pedido reiteradamente poder ver a su hijo.

Mons. Shao, de 54 años, desapareció el pasado 18 de mayo, después de ser invitado a acudir a las 9 de la noche a la oficina de asuntos religiosos de la ciudad. Desde entonces, no se tienen noticias suyas. El 22 de mayo, hizo llegar a sus colaboradores una petición para poder disponer del vino para celebrar la Misa, y desde entonces ya no se supo más nada de él.

Los sacerdotes y fieles afirman no saber dónde se encuentra, y las autoridades no dicen nada al respecto.

En un mensaje enviado a AsiaNews por un representante de los fieles, estos piden “rezar a Dios para que lo guíe, para que tenga una fe fuerte y para que su testimonio sea claro”.

Mons. Shao ya había sido secuestrado anteriormente en el mes de abril, unos días antes de la Pascua, quizás para impedirle celebrar los ritos de la Semana Santa junto a sus fieles y sacerdotes.

Mons. Shao es miembro de la comunidad no oficial, y no es reconocido por el Gobierno como obispo. Sin embargo, la Santa Sede lo confirmó como obispo ordinario de la diócesis, tras la muerte de su predecesor, Mons. Vicente Zhu Weifang, ocurrida el pasado 7 de septiembre.

Es muy probable que su desaparición forzada tenga como objetivo convencer al prelado para que se inscriba en la Asociación Patriótica (AP), el órgano del Partido Comunista que quiere construir una Iglesia independiente, lo cual es “inconciliable con la doctrina católica”, como afirmó Benedicto XVI en su Carta a los católicos de China de 2007, una posición que fue confirmada por el Papa Francisco.

En las conversaciones entre China y la Santa Sede, para llegar a un acuerdo sobre los nombramientos episcopales, los miembros de la AP exigen de manera continua que todos los obispos se inscriban en la AP, y que los obispos subterráneos, que se niegan a inscribirse, sean excluidos porque son considerados “poco fiables”.

En los últimos años, los obispos oficiales, tras haber sido secuestrados por la policía, fueron devueltos a sus familiares como cadáveres, después de las torturas sufridas. Entre ellos, se recuerda a Mons. José Fan Xueyan de Baoding (asesinado en 1992); Mons. Juan Gao Kexian de Yantai (fallecido en el 2004); Mons. Juan Han Dingxian (fallecido en el 2007).

Mons. Pedro Shao Zhumin, es obispo desde 2007. La diócesis de Wenzhou tiene un pasado de fuerte división entre la comunidad cristiana oficial y la subterránea. Se calcula que hay alrededor de 120 mil fieles en la comunidad oficial, y más de 80 mil en la no oficial; los sacerdotes se distribuyen equitativamente entre las dos ramas y suman unos 50 en total. En los últimos años, la Santa Sede ha tratado de reconciliar a las comunidades nombrando a Mons. Zhu (ya difunto) como obispo ordinario, y a Mons. Shao como obispo con derecho a sucesión. Pero, según dicen los fieles, que también aman y respetan a Mons. Shao, “el gobierno local hace de todo para mantenernos divididos”. Mons. Shao ha sido a menudo encarcelado a causa de su fe. Incluso con motivo del funeral de su predecesor, fue secuestrado y se le impidió presidir la celebración.

(Fuente: AsiaNews)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s