La Hermana Guadalupe nos sigue contando sobre Alepo – Siria

En estos días de visita en Alepo hemos caminado mucho por la ciudad. Los barrios más destruidos son aquellos que estaban en manos de los rebeldes…

Desde el primer año de asedio -en el que sitiaron completamente la ciudad- lograron tomar la parte oriental. Allí se había asentado antiguamente la primera comunidad cristiana y se encontraban por lo tanto los monumentos históricos y religiosos más importantes de Siria. Y en consecuencia, era la parte más turística y embellecida de la ciudad… 

Por ser la zona más antigua, provista de túneles subterráneos que desde todos los puntos convergían en la imponente Ciudadela (fortaleza amurallada), se les hizo muy fácil invadirla. Y una vez dentro dinamitaban desde los túneles los edificios más importantes… Ciertamente hubo algunos cómplices que abrieron las puertas de sus casas. Pero en general, al ser tomado un barrio, sus habitantes huían inmediatamente y quienes no lograban hacerlo quedaban prisioneros, sin alimentos ni medicinas, y sometidos al régimen brutal de los rebeldes, que los maltrataban y asesinaban si no cooperaban con sus planes.

Desde estas zonas tomadas disparaban hacia el resto de la ciudad, combatiendo contra el ejército, y aterrorizando y diezmando a la población civil con los continuos atentados.

Y así en 5 años fue arrasada la floreciente ciudad de Alepo… que antes de la guerra albergaba unos 5 millones de habitantes, y hoy apenas un cuarto de ese total. Por los muertos en los ataques y por los que huyeron a otras ciudades.

Hoy Alepo es libre. Cesaron los golpes pero quedó herida mortalmente, devastada, desnuda y desolada…

Así acabaron con esta ciudad quienes -según la prensa internacional- buscaban la libertad y el bien del pueblo… ¡Menuda mentira la de la primavera árabe, que acarreará para Siria el invierno más largo de su historia! ¿Quién sabe cuántos años le llevará ponerse en pie? ¿Quién sabe si alguna vez lo logrará? La vecina Irak sigue intentándolo en vano…

Aun quedan muchas otras zonas tomadas por los terroristas en Siria, como Edleb y Raqa…. Pero Alepo es la hermana mayor. ¡Lacerada y apaleada sigue erguida! Su victoria promete paz y su libertad es punta de flecha para otras ciudades que recobran la esperanza de verse también ellas aliviadas de este cáncer.

Hermana Guadalupe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s