Siria – EEUU reconoce en una grabación que la intervención rusa truncó sus planes de derrocar al presidente Bashar al-Assad

Iván de Vargas (SOS).- La Administración del presidente Barack Obama conocía la amenaza creciente que representaba en Siria el Estado Islámico (EI o Daesh, por su acrónimo en árabe) y confiaba en que sus avances supusieran el fin del Gobierno del presidente Bashar al-Assad, según un audio filtrado a los medios de comunicación. Pero Rusia intervino en el conflicto sirio, ayudando al mandatario alauita, con la intención de detener el avance del grupo terrorista. Entonces, las tornas cambiaron.

El New York Times publicó, el pasado 30 de septiembre, varios fragmentos de la grabación de una conversación entre el secretario de Estado John Kerry y miembros de la mal llamada oposición siria, en un encuentro que sostuvieron en la Misión de los Países Bajos el 22 de septiembre de 2016, al margen de la Asamblea General de la ONU.

En la mesa se sentaron unas 20 personas: representantes de cuatro grupos rebeldes sirios, incluidos los llamados Cascos Blancos; diplomáticos de tres o cuatro países; el enviado especial para Siria de Kerry; y el propio jefe del Departamento de Estado, encargado de las relaciones internacionales de Estados Unidos.

En esa grabación, el jefe de la diplomacia norteamericana deploraba que el Congreso de Estados Unidos se negara a enviar hombres para derrocar al presidente de la República Árabe Siria y aconsejaba a los rebeldes que buscaran a otra potencia militar que los pusiera en el poder.

En enero de 2017, The Last Refuge divulgó la conversación completa del jefe del Departamento de Estado con los insurgentes que se prolongó por 36 minutos. La grabación fue realizada por uno de los participantes y varios de los presentes en la reunión confirmaron su autenticidad.

Esta versión íntegra modifica el sentido de la conversación y demuestra que, con su selección de los fragmentos publicados, el New York Times no buscaba informar de la noticia sino proteger al Gobierno de Obama.

En el audio se oye a Kerry confirmar que el objetivo estratégico de la guerra que la Administración estadounidense inició en 2011 contra la República Árabe Siria era el derrocamiento del Gobierno de Damasco; que Estados Unidos esperaba que Daesh terminara el trabajo iniciado por Washington derrocando al presidente Al Assad.

“Los rusos han intervenido porque no quieren ver un Gobierno del Daesh. (…) Desgraciadamente, los rusos han cambiado la situación. Han cambiado la ecuación”, se lamenta el secretario de Estado en el audio.

“Rusia llegó [a Siria] porque el EI se volvía cada vez más fuerte (…) y representaba una amenaza ante la posibilidad de llegar a Damasco”, recalca el político estadounidense.

Kerry también confiesa que Washington estaba observando desde la distancia cómo Daesh crecía en Siria. Eso, según creían en Estados Unidos, podría finalmente contribuir a que el presidente sirio se sintiera “amenazado y negociara con ellos”.

“Pensábamos, posiblemente, lograr que Assad empezara a negociar. Pero en lugar de eso, Assad recibió el apoyo de Putin”, dice el jefe de la diplomacia estadounidense.

Así, esta grabación desmiente el mito de la “revolución” siria y también el relato de la lucha de Occidente contra el grupo terrorista liderado por Abu Bakr al-Baghdadi.

Además, permite comprender mejor las tensiones en el seno de la Administración Obama y la dimisión del general Michael Flynn, el entonces director de la agencia de inteligencia del Pentágono.

(Fuente: New York Times / The Last Refuge / Gli Occhi Della Guerra)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s