Pakistán – Talibanes atacan un mercado chií como “venganza contra Assad”

(SOS).- Una explosión en un mercado en la localidad de mayoría chií de Parachinar, en Pakistán, ciudad fronteriza con Afganistán, dejó este sábado al menos 24 muertos y provocó más de 30 heridos.

El atentado fue reivindicado por la facción Hakimulá Mehsud de los talibanes paquistaníes Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP), el principal grupo terrorista del país, y la organización de vocación sectaria Lashkar-e-Jhangvi (LeJ).

Un portavoz de los talibanes paquistaníes, Qari Saifulá, afirmó que el objetivo de este ataque “es vengar la muerte de los nuestros, muertos por las fuerzas de seguridad, y dar una lección a los chiitas por su apoyo a Bashar al-Assad“, el presidente sirio que pertenece a la minoría alauita, una rama del islam chiita.

El atentado se registró a primera hora de la mañana en el mercado de Eidgah, que se encontraba muy concurrido de clientes que compraban frutas y hortalizas. Ikramulá Jan, un responsable del Gobierno pakistaní, confirmó que la explosión fue causada por un artefacto artesanal escondido en una caja de verduras.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, expresó en un comunicado su “profundo dolor” por el suceso y ordenó que los heridos reciban asistencia médica de manera urgente.

Por su parte, el obispo anglicano de Peshawar, Earnest Jacob, condenó el acto de violencia e invitó a todos a “rezar por los heridos”. “Sólo la paz en Afganistán podrá mejorar la situación en Pakistán. Una bomba en un país es seguida por otra bomba en el país vecino. Y mientras tanto ninguna de las autoridades de ambos países adoptan acciones serias contra los talibanes responsables de los ataques terroristas”, añadió.

El P. Nasir William, director del centro para las comunicaciones sociales de la diócesis de Rawalpindi, expresó su preocupación por el hecho que “los atentados bomba se convirtieron en un fenómeno común”. El Gobierno, sugirió, “debe controlar de cerca los lugares donde son fabricados estos artefactos rudimentarios”.

La ciudad de Parachinar se encuentra en el valle de Kurram, en una zona fronteriza con Afganistán en la denominada Línea Durand que en 1893 diseñó las fronteras modernas de ambos países. Este distrito ha sido el escenario de enfrentamientos entre musulmanes sunitas y chiitas. Estos últimos constituyen alrededor del 20% de los 200 millones de habitantes de Pakistán.

Kurram es uno de los siete distritos tribales semiautónomos de Pakistán que se rigen por leyes y costumbres locales. Las zonas tribales semiautónomas del noroeste del país asiático registran una importante presencia de terroristas talibanes afganos y paquistaníes, y de otros grupos extremistas vinculados a Al-Qaeda.

Pakistán lanzó en junio de 2014 una operación militar en las zonas tribales que ha ayudado a reducir significativamente las acciones insurgentes, en un operativo que ha causado la muerte de 3.500 supuestos terroristas y desplazado a un millón de personas.

1605021

(Fuente: AsiaNews / Agencias)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s