El “último adiós” desde Alepo: ¿grito desesperado o campaña coordinada?

(Agencias).- Las redes sociales se vieron inundadas de mensajes de despedida escritos en un perfecto inglés por habitantes de Alepo, mientras el Ejército sirio avanzaba para liberar la ciudad de los grupos armados rebeldes y los yihadistas. El hecho de que estas voces de alerta se difundieran simultáneamente el 12 de diciembre en diferentes perfiles verificados, que cuentan con miles de seguidores, despertó la sospecha de que pudiera tratarse de una campaña de propaganda coordinada.

“Este puede ser mi último vídeo”, “es la última vez que les hablo”, “bombas, bombas por todas las partes” o “estamos viviendo un genocidio, literalmente” son algunos de los mensajes publicados ese día. Aparentemente, los firmantes eran civiles inocentes, ajenos a cualquier estrategia política y que lo único que hacían era luchar por salvar sus vidas.

Sin embargo, algunas de estas personas resultaron ser conocidos activistas que apoyan a los insurgentes. Así, un día se despedían del mundo en las redes sociales, y al día siguiente concedían entrevistas en prime time a la BBC o Al Jazeera.

Uno de los dramáticos vídeos fue publicado en la página de Facebook de PlayGround. La grabación recoge el testimonio desgarrador de una joven llamada Lina Shamy. La mujer está casada con Yusuf Mousa, un peligroso terrorista y combatiente del Frente Al Nusra.

16371

El autor de otro de esos mensajes de despedida fue el periodista estadounidense Bilal Abdul Kareem. Posteriormente, la CNN difundió imágenes de Kareem junto a un terrorista suicida, haciendo hincapié en el chaleco bomba del extremista.

La citada cadena norteamericana también confirmó que todos los protagonistas de estas grabaciones lacrimógenas se encuentran en buen estado.

Ciertamente, resulta muy difícil comprobar la autenticidad de los mensajes publicados en las redes sociales. Aún así, los principales medios de comunicación occidentales decidieron hacerse eco de lo que estaba ocurriendo en Alepo, a través del testimonio de personas que supuestamente estaban viviendo los últimos momentos de la batalla en la segunda ciudad de Siria. Todas, sin excepción, mostraban su temor e incertidumbre ante el avance del Ejército regular sirio y las tropas rusas.

Pero la realidad parece ser otra. Tras cuatro años de infierno, los alepinos salieron a las calles para celebrar la liberación de la martiriada metrópolis, en la que ya no quedan terroristas. Resulta que los ciudadanos anónimos que tuiteaban y colgaban vídeos de la batalla por Alepo eran periodistas y activistas, cualquier cosa menos gente corriente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s