Shahbaz Masih y Shama Bibi.

Cinco condenas a muerte por el homicidio de los esposos cristianos quemados vivos en Pakistán

Lahore (Agencia Fides).- Un tribunal anti-terrorista de Lahore ha emitido una sentencia con cinco condenas a muerte para los autores del linchamiento de dos cónyuges cristianos, Shahbaz Masih, de 26 años, y Shama Bibi, de 24 años, asesinados en Kot Radha Kishan, en el distrito de Kasur (provincia de Punjab) el 4 de noviembre de 2014, tras la acusación de haber cometido supuesta blasfemia. Entre los cinco condenados a muerte, uno es un religioso musulmán. El juez también ha ordenado una multa de 200 mil rupias para cada uno de los condenados y ha impuesto una condena de dos años de prisión a otros ocho acusados involucrados.

Los cónyuges, que trabajaban en una fábrica de ladrillos, fueron secuestrados, torturados y luego asesinados quemándolos vivos en el horno de cocción de la arcilla. El linchamiento tuvo una resonancia internacional y enormes reacciones de indignación en Pakistán y en el extranjero. El matrimonio dejó a tres niños que ahora viven con su abuelo materno.

La activista católica Michelle Chaudhry, presidente de la “Cecil Chaudhry & Iris Foundation”, organización que ahora se ocupa de la protección legal y la educación de los tres hijos huérfanos de la pareja, dijo a Fides: “Se ha hecho justicia. A pesar de que como católicos no compartimos la pena de muerte, creemos que es importante que un tribunal se haya pronunciado de forma rápida, en sólo dos años, castigando a los culpables. Es un signo de madurez del sistema judicial de Pakistán que respeta los derechos y peticiones de justicia para todos, incluidas las minorías religiosas, que a menudo sufren la violencia que queda sin castigo. El gobierno de Pakistán debe garantizar la seguridad de todos los ciudadanos de Pakistán, independientemente de su fe, tal como está consagrado en la Constitución”.

“Shama y Shahzad son dos personas inocentes que murieron a causa del odio y la intolerancia. En ese horno se quemó la humanidad, las enseñanzas del Islam y el Pakistán democrático de Ali Jinnah”, concluyó Chaudhry.

A pesar de que continuaban defendiendo su inocencia, los cónyuges fueron asesinados por una multitud de más de 600 musulmanes instigados por los líderes religiosos de la región. Unos 40 sospechosos, entre ellos el dueño del horno, fueron detenidos al día siguiente del asesinato. Según la información recogida por la Agencia Fides, esta acción legal rápida ha sido bien recibida en el ámbito de las minorías religiosas, puesto que la ley sobre la blasfemia en Pakistán es explotada con frecuencia en disputas privadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s