Las condiciones de vida en Alepo son aterradoras.

Conflicto sirio, ONU: un millón de personas sitiadas en Alepo, las condiciones son aterradoras

Damasco (AsiaNews/Agencias).- El número de personas que viven bajo el asedio en Siria se duplicó en el último año, pasando de 486.700 a 974.080 en los últimos seis meses. Es cuanto afirmó el coordinador de las operaciones humanitarias de la ONU en Siria, Stephen O´Brien, durante su intervención de este lunes en el Consejo de seguridad de las Naciones Unidas. El alto diplomático habló de personas “aisladas, hambrientas, bombardeadas y privadas de curas médicas y de asistencia humanitaria, para obligarlos a rendirse o a escapar”. Todo se suma a la gravísima crisis humanitaria a causa de la falta de comida y la interrupción -prolongada- de la provisión de ayudas.

En la ciudad de Alepo, se registran actos de violencia contra el sector occidental, controlado por el gobierno y habitado por la gran mayoría de la población (más o menos 1,2 millones de personas). Sólo en noviembre, se produjeron más de 350 ataques con morteros y cayeron cohetes lanzados por los rebeldes de modo indiscriminado, proyectiles que alcanzaron en la mayor parte de los casos objetivos civiles.

En la últimas tres semanas, serían al menos 60 las personas muertas en la zona oeste y unas 350 las heridas. Entre los varios objetivos civiles en el punto de mira de los cohetes lanzados por los rebeldes se encontraba también una escuela pública, ya atacada el pasado 20 de noviembre. Según fuentes gubernamentales, en este ataque habrían muerto al menos 8 niños.

Además de en la capital, la situación más crítica -según el alto funcionario de la ONU- se registra justamente en Alepo, sobre todo en el sector oriental, donde las condiciones humanitarias pasaron “de terribles a terroríficas” y ahora “es difícil sobrevivir”. En concreto, O´Brien no ahorró críticas ni siquiera al mismo Consejo de seguridad de las Naciones Unidas, desde su punto de vista “aparentemente incapaz o reticente” en el intento de poner fin a la guerra.

Por otro lado, el veto puesto por Rusia bloqueó hasta ahora todas las iniciativas inherentes a la cuestión siria, elevando la tensión entre las varias potencias. A su vez, la administración estadounidense se muestra cada vez más débil en el tablero sirio, donde el presidente saliente Barack Obama no quiso nunca comprometerse realmente a fondo en una campaña militar. Esto favoreció la resistencia del gobierno de Damasco, reforzado en el último año por la intervención del aliado ruso y el intervencionismo del presidente Vladimir Putin. En este contexto, la conquista de Alepo parece ser -según los expertos- “cuestión de semanas” y se podría lograr antes de la asunción de la nueva administración de los EEUU, el 20 de enero próximo.

En el trasfondo, el presidente electo de EEUU, Donald Trump, que parece intencionado en sanar las relaciones con el Kremlin después de años de hielo. La victoria en las primarias del centro derecha francés de François Fillon, candidato de los republicanos al Elíseo en las próximas presidenciales, parece ser otro elemento a favor del gobierno sirio. En estas semanas, Fillon repitió varias veces que frente “al totalitarismo islámico” se necesita reunir “todas las fuerzas posibles, todos los Estados posibles, que sean ellos democráticos o menos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s