12364524_xl

Festejos en Alepo: segunda parte

Hoy me he comunicado con una de las familias de Alepo. Con tímido entusiasmo –como quien no quiere ilusionarse todavía- me contaron lo ocurrido estos últimos días. El ejército sirio ha logrado liberar zonas estratégicas que estaban en manos de los rebeldes y que eran ruta de suministro de armamento para los demás barrios tomados. Y esto podría significar el debilitamiento definitivo de estos grupos terroristas.

 

 

Una de estas zonas, que fue liberada ayer, es Bani Zaid, desde donde diariamente salía la “lluvia” de proyectiles y misiles hacia los civiles y en especial hacia los barrios cristianos.

Otro de los barrios liberados, Al-Lairamoun, es muy cercano a nuestra parroquia (zona industrial al noroeste de Alepo). Allí muchos de nuestros parroquianos tenían sus empresas e industrias, que fueron tomadas, saqueadas e incendiadas por los grupos rebeldes en el 2012 “por pertenecer a cristianos” –como ellos mismos declaraban- y desde entonces estaban en sus manos.

La gente salió a las calles a celebrar esta victoria y la alegría volvió a brillar en esos rostros agotados de tanto sufrimiento.

No es que la guerra haya terminado, no es que Alepo esté ya totalmente liberada, pero son avances que avivan en sus corazones la llama de la esperanza.

¡No los abandonemos! ¡Sigamos rezando por este pueblo mártir!

Hna. Guadalupe

4 pensamientos en “Festejos en Alepo: segunda parte

  1. Una gran noticia,q nos demuestra el poder de la oración!!!seguimos rezando por ellos y por tantos más!

  2. Queridos Hermanos y hermanas: El testimonio de vida y fe que ustedes dan en estos momentos tan dificiles de persecusión es un gran ejemplo de valor y de admiración. Ustedes queridos amigos cristianos, amantes de la fe y de la paz, estan en mis oraciones. Ruego con mucha fe por todos ustedes quiero de todo corazón que vuelva la paz en todas estas regiones que sufren tanto dolor. Desde Chile reconozco su lucha diaria por demostrar esa fe en Cristo que me anima y me causa tanta admiración, la libertad de su alma se refleja en cada instante de sus vidas y nunca podrá ser quitada por nadie, pues su vida está en Cristo y con El toda la esperanza. Dios no los abandona porque los ama. Ese amor nunca se acaba.

  3. Ánimo somos muchos los que rezamos por vosotros. Soys Cristo crucificado, dando la vida por amigos y enemigos, para que ambos despertemos, a la realidad, de que todos somos hermanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s