Entrevista al P. David Fernández, misionerio en Siria

Dos tucumanos misionan en Siria y ayudan a las víctimas

Heroica entrega de los sacerdotes David Fernández y Rodrigo Rojas, del Instituto del Verbo Encarnado. Vivir en riesgo de muerte.

Fue a Egipto a estudiar árabe porque su siguiente destino como sacerdote era Irak. Pero se quedó en Siria para acompañar por un año a otro sacerdote del Instituto del Verbo Encarnado donde pertenece. En ese momento se inició la guerra y el padre David Fernández (tucumano, de 48 años) se quedó con los pasajes en la mano. Se cerraron el aeropuerto y los caminos. Y él comenzó a entender los planes que Dios le tenía preparado.

tmb1_649732_201508142137470000002El padre Fernández está en Tucumán de visita, tras vivir seis años en Alepo, segunda ciudad siria en importancia después de Damasco, la capital. Está a 400 kilómetros de Damasco, cerca de la frontera con Turquía. Tiene cinco millones de habitantes y antes de la guerra era la capital económica del país. Pero ahora las industrias están destruidas.

– ¿Cómo logró escapar?

– Hace un año el ejército nacional abrió un camino hacia Damasco, más largo que el anterior pero que da la posibilidad de salir por el Líbano al exterior. Es un camino inseguro que a veces lo cierran por los ataques.

– ¿Cómo es la vida en Alepo?

– Vivimos sin luz ni agua en forma permanente. Sólo hay pozos en las iglesias y en las mezquitas, pero están contaminados y por eso hay muchos enfermos. Para colmo todo se hace difícil en verano, sin agua y con una temperatura de 45 grados. Los hospitales están llenos de gente accidentada por la guerra. Los medicamentos escasean. Llega ayuda de Cáritas y la ONU pero es limitada. Los caminos principales están sitiados y el aeropuerto ya no se usa porque está destinado a las actividades militares.

DSC04817– ¿Qué hacen los sacerdotes del Verbo Encarnado en Alepo?

– En Alepo somos dos tucumanos, el padre Rodrigo Rojas, que es de Banda del Río Salí, y yo. Allá tenemos una casa donde se atiende como pensionados a los chicos universitarios. Además tenemos confiada la atención de la Catedral que es de rito latino. Pero no sólo estamos allá los sacerdotes, también las hermanas del instituto, que se denominan Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará. Tenemos una casa muy precaria donde alojamos 16 chicos, y las hermanas a unas 20. También hay muchas familias refugiadas que salen con lo puesto de sus casas y viven en carpas, nosotros las ayudamos en la medida que podemos. Pero además colaboramos con aquellas familias que no quieren dejar lo poco que tienen y se quedan. Tenemos preparados los salones de la iglesia para albergar a los refugiados y pensionados.

– ¿Con qué se los podría ayudar a ustedes desde aquí?

– Hacen falta alimentos y remedios pero es difícil el traslado. Por eso nos conviene recibir dinero, porque a veces se necesita ayudar a huir a las familias. Abrimos una cuenta en: Blom Bank, Beirut – Lebanon. Blomlbbx (swift); a nombre de Gerardo David Fernández, n° 1179668; Iban n°: LB34001400000804308117966817. También pueden informarse a través de nuestro blog soscristianosensiria.

– ¿Cómo hacen los chicos para seguir estudiando?

– El gobierno abrió las escuelas y universidades hace tres años, pero estuvieron sin funcionar durante dos años. Aún a pesar de la guerra vienen muchos chicos de otras ciudades a estudiar. Hay más de 10.000 estudiantes en la Universidad, que tiene todas las carreras. Pero claro, hay muchas familias que no mandan a sus hijos a la escuela porque es muy peligroso, uno sale y no sabe si vuelve.

– ¿Cómo se lleva la iglesia católica con el pueblo musulmán?

tmb1_649732_201508142137470000001– Hay una buena convivencia entre musulmanes y cristianos. Quiero aclarar que no hay persecución del gobierno hacia el pueblo musulmán como muchos piensan, sino desde los grupos terroristas. El pueblo quiere a su presidente, que se mostró más moderado y abierto a occidente (que los grupos fundamentalistas) y que favorece a las minorías. El pueblo es de mayoría musulmán y es sunita. Los católicos, ortodoxos y protestantes son minorías.

– ¿Cuál es la situación?

Alepo es una ciudad cercada por los grupos terroristas desde hace tres años. Están tomados los barrios periféricos. Soportamos entre 30 y 40 misiles por día y más de un centenar en las fiestas religiosas, con ondas expansivas que destruyen y matan. Hospitales y escuelas son los blancos preferidos. Pero aún así, crece la heroica fe de los cristianos, a pesar de que son martirizados.

3 pensamientos en “Entrevista al P. David Fernández, misionerio en Siria

  1. Viendo los sucesos que ocurren en Siria, me gustaría misionar allá, soy simplemente un católico que vive en Buenos Aires.

  2. quiero ir a ayudar por esas latitudes ..soy prof. de Ingles en el sur de Chile ..y quisiera ir a ayudar a Siria a los hermanos cristianos, a los que necesiten una palabra , a los que me necesiten, tengo 51 años , y trabajo en el colegio Germania del Verbo Divino en Puerto Varas, CHILE

  3. Gracias por sacerdotes héroes es que se mantiene la fe en jesus, oremos por nuestros sacerdotes para que la sombra del Senior sea su fortaleza!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s